Ismael Acosta García
“De la abundancia del corazón habla la boca”
Sábado 27 de Julio de 2019

“El hombre bueno del buen tesoro de su corazón saca lo bueno, y el malo de su mal saca lo malo: porque de la abundancia del corazón habla su boca”

Lucas 6,45

A- A A+

De nueva cuenta la dirigencia de la Gran Logia Lázaro Cárdenas y sus “oradores” representantes pierden los estribos en la tribuna de un acto público, como lo fue el que conmemoró el Aniversario luctuoso de Benito Juárez en la ciudad de Morelia, el pasado 18 de julio de 2019.

Ya antes, el 6 de enero del presente año, en un desaforado uso de la tribuna, el enviado de esa organización expresó que su Gran Logia se volcaría para contender por cargos de elección popular en el proceso de 2021, confirmando a un exautodefensa como su precandidato al gobierno del estado; y el aludido expresó: “va a sobrar quién nos ofrezca el registro”.

Los severos señalamientos no se hicieron esperar, pues tanto comunicadores como miembros de todas las obediencias saben perfectamente que la institución masónica no está para enfrentar procesos electorales. Una cosa es que el ciudadano en particular, masón o no, tenga el deber y derecho de participar libremente en ellos, y otra es que dicha organización se preste para impulsar candidaturas con desprecio a otras que pudieran surgir de su propio seno. La masonería no es arena de disputas políticas.

Ahora resulta que Rafael Rosales Coria, quien hizo uso de la palabra en el evento del pasado 18 de julio, fue más allá en su dislate verbal pues, contra toda mesura civil y masónica, tornó el acto cívico en parte de su pelea de callejón al expresar representar a una Gran Logia como “la única regular en el estado”, pretendiendo borrar con ello a las demás expresiones que debieran merecerle todo su respeto.

Que lamentable que este personaje que por cierto en ambos momentos de honores a la enseña nacional no se dignó hacer el saludo cívico, y en cuya historia de vida como bufón de los universitarios quedan registrados sus arrebatos fúricos en contra de Juárez y Lázaro Cárdenas, nombre de la Logia a la que ahora se “precia” en representar, haya desperdiciado una oportunidad histórica para tender un manto de armonía y fraternidad entre todas las expresiones masónicas con jurisdicción en el estado de Michoacán ahí presentes. Una de dos, ignora este hombre que en la entidad coexisten más de once obediencias masónicas regulares, de hombres y mujeres de diversos Ritos inclusive de mayor antigüedad a la que él pertenece, reconocidas por potencias masónicas nacionales e internacionales como no lo es la suya o, es tal su cinismo que, aún sabiéndolo, usurpa una tribuna pública para lanzar ofensas a quienes debiera considerar como sus iguales y otorgar un trato fraterno como es el compromiso mínimo de todo masón, pues no hay que olvidar que esa escuela de pensamiento es universal y une sus eslabones con el sentido de amor fraternal con todas las expresiones y todos los masones del mundo. Lejos de ese mínimo sentido de humildad, el pseudo masón de la tribuna batió tambores de guerra. La ofensa no es para quien va dirigida, sino para quien de sucia manera la eructa.

Aniversario luctuoso de Benito Juárez en la ciudad de Morelia, el pasado 18 de julio de 2019. sea una moda». A la sociedad no se le olvida el sucio motivo por el cual fue obligado a renunciar a la titularidad del tribunal de conciliación y arbitraje del e
Aniversario luctuoso de Benito Juárez en la ciudad de Morelia, el pasado 18 de julio de 2019. sea una moda». A la sociedad no se le olvida el sucio motivo por el cual fue obligado a renunciar a la titularidad del tribunal de conciliación y arbitraje del e
(Foto: Especial)

Qué pena es que una institución con historia tan respetable haya caído en representaciones pueriles y licenciosas como las que le han caracterizado en los últimos años. Hacen evidente que sus dirigencias son resultado de procesos inéditos facciosos y fraudulentos que violentan su propio marco normativo y que, resultado de ello, les da lo mismo exhibirse en lo público de la misma y sucia manera que lo han hecho en lo privado. Que quede claro, ni esa Gran Logia como institución ni cada uno de sus miembros en lo particular tienen la culpa de los garrafales desatinos en que se han visto involucrados sus representantes.

Y a propósito de la fecha a conmemorar. Fue una participación insulsa, sin sentido de la historia y los grandes asuntos de la agenda política nacional o estatal vigentes. Ningún pronunciamiento sobre la vida y obra del homenajeado y la presencia de su ideario en un momento tan crucial para México, luego del saqueo de una dictadura de 90 años corrupta, antinacional y neoliberal que dejó al país en la banca rota y de la cual el discursante ha formado parte. Con un tufo trasnochado propio de la central obrera fidelista a la que ha servido, lo único que atinó a recomendar es que la figura de Juárez, presente en la imagen institucional del gobierno federal, “no sea una moda”. A la sociedad no se le olvida el sucio motivo por el cual fue obligado a renunciar a la titularidad del tribunal de conciliación y arbitraje del estado en febrero de 2014. Motivo nada juarista ni masónico, por cierto.

En relación a su arenga contra las otras obediencias masónicas, bueno es recordarle al parlante de ocasión lo que Benito Juárez afirmó: “Cuando los hombres se deciden a cumplir con su deber, deben aceptar ser bloqueados, criticados y enjuiciados por aquellos mediocres que se sienten amenazados”.

O el aforismo siempre valioso del gran maestro José Martí: “Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen”
Lo dijo el maestro de Galilea: “De la abundancia del corazón, habla la boca”.

Cuidado, no se caiga en provocaciones estériles. Que el humor o ánimo mental de otros no afecte la tarea de los que construyen. En todo caso, es impostergable ir por la unidad y el reconocimiento de todas las expresiones liberales con presencia en territorio michoacano.

Es cuánto.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

“De la abundancia del corazón habla la boca”

Cuarenta años de la Asociación Michoacana de Voleibol

La disputa por las dirigencias morenistas con tufo perredista. Mal augurio

A ciento cincuenta y dos años del Cerro de las Campanas

La larga resaca morenista

José Martí, expresión sublime del amor fraterno

La bohemia

País beisbolero y el pueblo sin dinero

Abnegación de madre

Camino al Foro: “El papel de la filosofía en la cuarta transformación”

Sobre los niños de México y el mundo

Emiliano Zapata Salazar, a cien años de su muerte

El suicidio. Una lectura torcida de Nietzsche

La Expropiación Petrolera y el rescate de la nación

Gran Logia Benito Juárez del estado de Michoacán

¿Quién cerrará la puerta?

Noche de lluvia en Morelia

José Martí cabalga de nuevo por Michoacán

El papel de la filosofía en la transformación de México

Perspectiva para la cultura física y el deporte en México

Masonería y política

Melchor Ocampo, legislador

La conciliación como elemento de transformación de la UM

AMLO: Una educación para el humanismo

La ética. Alternativa para el periodismo mexicano

Las delegaciones de programas federales

Ernesto Hernández Doblas: Lugar de muertos

Diputados y ediles de MORENA ponen un paso adelante en la agenda estatal.

Las nimiedades de Medardo Serna

Morelia, un gabinete sin color moreno

Congreso extraordinario en Morena

Las Delegaciones federales de programas integrales de desarrollo, van.

Roberto Pantoja Arzola, coordinador de programas federales para Michoacán.

El tsunami del 2018

Política educativa. Una visión desde la izquierda

Plataforma digital para el empleo

Procuración de justicia en la propuesta de la izquierda.

Blanca Piña, candidata al Senado.

Carlos Slim, al ring del oprobio político

Los graves costos de la corrupción en México

Cristóbal Arias Solís, en plan maestro.

Propuesta educativa de la izquierda para 2018-2024

México, un Estado pretoriano

Las hienas se desatan

Corrupción y austeridad republicana en el proyecto de López Obrador

Los pactos de civilidad y la carabina de Ambrosio

Generosidad, señora María de la Luz, ante todo

Discurso aberrante y ramplón el del 18 de marzo

Relaciones Estado–Iglesia en México

Sus implicaciones en la relación Estado-Iglesia en México

Estado, Iglesia, empresariado

Talía Coria y Raúl Morón

Mario Vázquez Raña

Morena es la opción

Y, ¿qué tal una mujer?

Melchor Ocampo, reformador

Del ciudadano y los valores cívicos

El castillo del virrey Alfredo se derrumba

Adrián Huerta, ¿candidato priista?

¡Que revisen los cuarteles!

PRD, crónica de una muerte anunciada

Peña Nieto y Silvano Aureoles. Vidas paralelas

¡Bah!, la Iglesia católica

El priismo deleznable y el síndrome de Fox

Ya no hay palabras, sólo indignación e impotencia

“Los chuchos”, calamidad para el PRD

Pacto de civilidad, ¿por qué?, ¿para qué?

La sociedad civil en el contexto del México actual

Morena, una perspectiva sociológica desde la teoría general de los partidos políticos

Una conversación del 11 de septiembre

Silvano Aureoles, el principio del fin

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI Segunda parte

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI

Cotidianidades