Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Migración mexicana, acuerdo posible, redadas
Miércoles 17 de Julio de 2019
A- A A+

Según el Pew Research Center, la población de origen latino o hispana en Estados Unidos, datos de la Oficina del Censo de ese país (Census Bureau), alcanzó la cifra histórica de 59.9 millones de personas en 2018, pero su crecimiento fue lento por la caída en la tasa de natalidad de los latinos y descenso de la inmigración indocumentada mexicana.

En los últimos doce años, la migración mexicana a Estados Unidos declinó de manera contundente. Después de más de un siglo, ¿los mexicanos dejaron de ir a ese país? No, pero la minoría de origen mexicano se convirtió en la mayor respecto a otras, pero los inmigrantes de la misma procedencia ya no son quienes predominan.

Con todo, la inmigración de origen hispano es actualmente la más numerosa, superando a la de origen afroamericano y otras. En ese contexto, los inmigrantes de origen mexicano representan un porcentaje importante respecto al WASP. ¿Los amenazan? No. Pero son buen tema electorero para la reelección del neofascista Donald Trump.

La amenaza arancelaria tiene que dimensionarse en ese marco. Aunque algunos economistas serios lo descarten, el país tenía pocas alternativas ante las amenazas del energúmeno de Estados Unidos. Su visión cortoplacista no evalúa el corto y mediano plazo, además de un panorama político adverso y perverso contra la 4T.

En la última década del siglo pasado y la primera del XXI, la inmigración mexicana en ese país creció de manera importante, pero su asentamiento permanente fue aminorando su flujo. La IRCA (1986) y su impacto en la nueva masificación en los noventa, la reunificación familiar y las restricciones (1994, 1996), favorecieron la permanencia.

Por supuesto, las redes sociales, consolidadas en los setenta y ochenta, permitieron el aumento del flujo y la permanencia. En la primera década del siglo XXI muchos mexicanos indocumentados tenían entre 15 y 20 años en ese país, rompiendo así décadas de migración circular y de retorno. Un nuevo patrón migratorio se consolidó.

En este contexto, crece la emigración legal por medio de visas de turista y de trabajo, pero también a su vencimiento los inmigrantes permanecen en ese país. Asimismo, la política migratoria más restrictiva de los noventa del siglo XX, es reforzada después de los atentados terroristas de 2001. Las deportaciones alcanzaron su cenit con Obama.

A partir del 2007 la inmigración mexicana tendió a reducirse. Nada que ver con el uso político de ciertos académicos y el gobierno de Felipe Calderón (PAN), pues los factores señalados incidieron en el cambio. Crece también la migración legal con visas H2A y H2B, pero el programa aún no es respuesta a la migración indocumentada.

La inmigración de origen hispano es actualmente la más numerosa, superando a la de origen afroamericano y otras.
La inmigración de origen hispano es actualmente la más numerosa, superando a la de origen afroamericano y otras.
(Foto: Especial)

Paralelamente, la inmigración asiática y centroamericana aumenta. La inmigración centroamericana llega a su cenit en 2018 y crece en 2019. El problema es un presidente racista y sociedades como las centroamericanas saqueadas y golpeadas por Estados Unidos. Centroamérica es la región saqueada y violentada por el capitalismo salvaje.

En esta perspectiva ¿había otro acuerdo posible? Pragmatismo y realismo deben prevalecer en la relación bilateral México-EU. Contigüidad geográfica, vecindad y amistad resultan eufemismos en una relación asimétrica y de poder. Por si la derecha y sus amistades no se han dado cuenta, poder y asimetría dominan históricamente.

La diatriba derechista, encabezada por empresarios como Claudio X. González y sus ignorantes becarios, que no pasarán de becarios a quienes les dictan agenda, incluidas ciertas figuras que derrapan como intelectualoides de la derecha, ignora la relación histórica México-EU y sus implicaciones.

El becariato de las OSC financiadas por empresarios golpistas ignora las simples reglas de la democracia. Durante saqueo, corrupción y depredación de PAN-PRI, nada dijeron. Y las evidencias de corrupción fueron evidenciadas. En los últimos tres sexenios corrupción y saqueo prevalecieron. ¿Diez billones de pesos, no fue suficiente?

Las redadas ordenadas por Trump y las nuevas reglas para el asilo que, de hecho, si no son impugnadas ante las cortes en Estados Unidos, convierten de facto a México en tercer país seguro, evidencian una administración cuyo actuar e intereses están más allá del gobierno mexicano, a pesar de la diatriba del diputado Porfirio Muñoz Ledo.

Es en este contexto que la política migratoria mexicana ha dado un vuelco, pues de las puertas abiertas ha pasado a los severos controles fronterizos. Las deportaciones de centroamericanos han crecido, el flujo de transmigrantes ha disminuido y su retención en la frontera sur va en aumento. El acuerdo posible, criticable, está en marcha.

La relación México-EU nunca ha sido simétrica. La frontera común, el comercio, la contigüidad geográfica, la histórica dinámica socioeconómica y cultural fronteriza, el mercado laboral, regulado o no (Programa Bracero 1942-1964, Visas H, migración indocumentada), son fundamentales, pero se impone la relación de poder asimétrica.

La última y nos vamos: 1. Sobre los derechos humanos de los migrantes, prevalece la apropiación poco crítica del discurso, además de faltar herramientas y reflexiones para que gobierno y sociedad asuman una postura menos subordinada, crítica, informada y, menos xenofóbica de parte de los mexicanos. 2. En el caso de la concesión de una frecuencia de radio a un grupo evangélico, a pesar del cuestionamiento a AMLO sobre su cercanía a ciertas corrientes religiosas, lo que vulnera la separación Iglesia-Estado, un órgano autónomo la otorgó, a partir de conceptos jurídicos amañados. 3. Los amparos del Poder Judicial contra las decisiones del gobierno federal, supuestamente guardan el interés jurídico ciudadano, pero los otorgantes incurren también en responsabilidad. 4. Al PRD michoacano, en la debacle y organizando grupúsculos con sus propios miembros y políticos de otros partidos y orígenes, partícipes del saqueo y la corrupción en los tres últimos sexenios, no le conviene un Auditor Superior de Michoacán que no se avenga a los intereses de su gobierno y camarillas políticas, pues podría revelar saqueo y corrupción. Por ello, un cuestionado integrante del PAN, además del PRD, acusan a Morena, PRI y PAN de confabularse, mientras el PRD orquestó con sus maiceados periodistas un montaje mediático, para exigir reposición del proceso cuando sus testaferros reprobaron una simple prueba filtrada a medios contrarios. 5. La derecha y sus grandilocuencias: “Cosas que la derecha recién descubrió: El IMSS tiene carencias. Existen migrantes. Existe Centroamérica. El canal Once no era de Televisa. Obama deportó a más. El ITAM no es universidad. Las subastas de Pemex no producen nada. Tampoco las mineras. Las ONG las patrocinan empresarios”. @vampablo. 6. Ejecuciones, feminicidios, suicidios, crecen en Michoacán. Las autoridades estatales dudan de la presencia del crimen organizado en Morelia, pero prácticamente todos los días balean a hombres, parejas y mujeres en espacios públicos y privados. 7. PRD boquiflojo: ante el aumento en mayo de las remesas, una diputada de ese partido, alude que a pesar del “abandono del estado mexicano” la “contribución” de los migrantes crece, pero las remesas ni son contribución ni son dinero público. Son parte de los ingresos que los migrantes mexicanos, independientemente de su estatus migratorio, envían a sus familias en México. Obvio que sin ese dinero el bienestar familiar y las economías locales y familiares no tendrían el dinamismo que tienen. 8. Macri y la derecha mexicana celebraron el acuerdo simbólico del Mercosur con la UE, pero nada dijeron de que la economía argentina continúa cayendo. En abril fue el duodécimo mes de caída consecutiva. O sea, se gastó una lana para ir a una cumbre con acuerdos simbólicos.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate