Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Colonias populares, privatizadas
Viernes 12 de Julio de 2019
A- A A+

No es nuevo observar que de un día para otro algunas colonias populares amanezcan en su entrada principal con una caseta, con una pluma manual o electrónica, los más sofisticados con puertas automatizadas, cada día está siendo más frecuente este fenómeno, la justificación normalmente es la misma: la creciente inseguridad.

Nadie puede cuestionar que los vecinos de cualquier lugar, sea fraccionamiento, colonia o espacio VIP busquen tener tranquilidad para ellos y sus familias, sabemos los riesgos que en los últimos años puede sufrir cualquier miembro del clan pues, por desgracia, los secuestros efectivos, express o virtuales y robos de todo tipo están a la orden del día, al colmo que están provocando psicosis que a nadie conviene, de por si la vida es angustia continua ¿¡y todavía sumarle más preocupaciones!?

Podemos entender todo tipo de estrategias que la comuna acuerde, lo que no es justo es que unos cuantos habitantes de los asentamientos se tomen la atribución de hacerlo por ellos mismos, sin tomar en cuenta la opinión de la mayoría de los habitantes, porque en primera instancia cabe recordar que en el caso de colonias populares, la denominación la denominación es precisamente esa: colonia popular, no fraccionamiento privado, de tal forma que nadie debe adjudicarse la atribución para limitar o proporcionar el pase a cualquier persona, sea vecino o visitante. Ya dijimos, si hay un acuerdo vecinal, que incluso debe ir avalado por las autoridades del ayuntamiento, pues adelante, de lo contrario es una imposición que, no obstante tener buenas intenciones, se sale de toda norma y contraviene al libre tránsito al que todos tenemos derecho.

Si deseamos enjaularnos, mínimo debemos buscar consensos y ser tolerantes con aquellos que no cooperan.
Si deseamos enjaularnos, mínimo debemos buscar consensos y ser tolerantes con aquellos que no cooperan.
(Foto: Especial)

Lo anterior lo especificamos porque llegaron comentarios directos de algunos habitantes de la colonia Nueva Aldea 1 de la ciudad de Morelia, en el sentido de que ciertos personajes que se sienten o son líderes han cerrado los accesos sin acuerdos pertinentes y es obvio que están molestando a quienes no ven la necesidad de obstruir o custodiar la vía, bien porque no los tomaron en cuenta, bien porque tampoco desean cooperar (como normalmente ocurre en estos casos) o bien porque no ven peligro. Sea como sea, la determinación debe ser consensuada con la base de vecinos que viven en el lugar, incluso debemos puntualizar, que a pesar de que fuera el acuerdo de la mayoría aplastante no puede obligarse al pago para la vigilancia o para las puertas, si fuera el caso, porque eso es voluntario y de conciencia; de modo tal que hasta un conflicto personal de alto riesgo claro puede ocurrir en esa lucha de posiciones.

Además, nos siguen comentando personas de la colonia referida, que los de la mesa directiva son los únicos que venden los controles para la entrada de los vehículos, que ellos son quienes, valga la redundancia, los que tienen el control de todo, un poder que la gran mayoría de los colonos no les entregaron. Cabe señalar que incluso los horarios de llegada están restringidos, esto también causa polémica y encono.

El caso de Nueva Aldea 1 no es el único que ha levantado polémica entre los propios habitantes de la colonia, hace tiempo, por poner un ejemplo, en Las Higueras, cercano al Fraccionamiento Manantiales (quienes, si se organizaron para restringir el acceso, con autorización de las autoridades, aunque le sufrieron) también quisieron bloquear para controlar la entrada y salida de personas, empezaron con poner una caseta y plumas manuales, pero como no había consenso y ante la posibilidad de un enfrentamiento interno tuvo que derrumbarse lo que en su momento estaba construido y adiós a la estrategia vigilante, aunque algunos vecinos siguen cooperando para mantener a los guardias de seguridad, cuidan a todos, pero no todos pagan , también es una realidad.

Pensamos que para tomar una determinación de tal naturaleza es vital obtener los puntos de vista de la totalidad del vecindario (en lo posible porque existen apáticos que ni para bien ni para mal se meten o cooperan) tomar los acuerdos pertinentes y luego entonces conseguir el visto bueno de las autoridades correspondientes, de lo contrario, si no hay unidad o un bloque consolidado cuando tengan que negociar con el Ayuntamiento se verán débiles y no podrán conseguir la autorización respectiva . Todo debe seguir un cause legar, no impositivo.

A propósito del Ayuntamiento, hemos detectado que el gobierno municipal de Raúl Morón últimamente está muy activo en diferentes colonias, como en Lomas de Valle, colocando luminarias y hasta lonas advirtiendo a los malandros que los vecinos están organizados y vigilantes para dar la voz de alarma y para apoyarse en su momento; sabemos que juntas vecinales han estado en contacto con personal del profesor Morón y por lo observado ha respondido a su planteamiento. Hace tiempo Vivilladas criticó la falta de luz eléctrica en ciertos lugares morelianos, hoy decimos que están trabajando al respecto, nadie nos dijo, nosotros lo hemos constatado.

En conclusión, si deseamos enjaularnos, mínimo debemos buscar consensos y ser tolerantes con aquellos que no cooperan, ni cooperarán, pero decimos: ojalá que los habitantes fuéramos independientes para desplazarnos en cualquier lugar, a cualquier hora del día, con tranquilidad y seguridad para evitar que seamos los buenos quienes parecemos los encarcelados, mientras los malos andan totalmente libres.

Jonathan Rhys-Meyers, actor y cantante irlandés sentenció con justicia: “No conoces a tus vecinos hasta que hay una crisis.” y Gilbert Keith Chesterton, crítico y novelista inglés, reflexionó: “A nuestros amigos y enemigos los buscamos nosotros mismos, pero Dios nos da nuestros vecinos.” Por el bien común, todos debemos apostar a la buena vecindad.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias