Gerardo A. Herrera Pérez
DEBATAMOS MICHOACÁN
Cuenteras internacionales en LC
Miércoles 10 de Julio de 2019
A- A A+

La cuentería es considerada un arte; es decir, es un arte oral de contar, u oralidad narradora artística, que consiste en comunicar y expresar por medio de la palabra, la voz y el gesto vivo, cuentos y otros géneros imaginarios que el cuentero o el cuentista inventa, o bien va reinventando en el aquí y ahora con un público que llega a ser su otredad o interlocutor, pero que a los cuales nunca coloniza.

No obstante no debería de confundirse la cuentería con el arte de la conversación y las anécdotas personales, otro arte oral con el que se entrelaza o confunde en la práctica, ni con el arte de contar historias reales que es el antecedentes de la crónica y de la historia oral, ni tampoco hay que confundirlo con lo que se le denomina cuento teatralizado. La cuentería es eso, un regalo del cuentista traducido en arte para la humanidad.

Algunos cuenteros expresan la importancia, en la práctica, de poner a trabajar una relación entre la otredad y la mismidad, es decir, una relación de comunicar-contar-recibir. Y la verdad es que en estos cuentos y en la construcción de las narrativas, se practica el sentipensamiento, es decir el pensar con emoción, emocionándose al pensar, pero también el sentirse emocionados al contar y que permitan que la otredad sin colonización pueda viajar libremente a través de su mente al escuchar la narrativa.

En Lázaro Cárdenas, la cultura ha adquirido un sentido gracias a grandes hombres y mujeres como Sergio Omar García, que han ido construyendo un modelo específico para acercar las artes a la población.
En Lázaro Cárdenas, la cultura ha adquirido un sentido gracias a grandes hombres y mujeres como Sergio Omar García, que han ido construyendo un modelo específico para acercar las artes a la población.
(Foto: Especial)

Durante el ejercicio de su arte, el cuentero, genera un continua comunicación con el público, este proceso de retroalimentación, y considero que es así como la profesión de cuentero tiene sentido, cuando el público se puede expresar libremente sin opresión y en el ejercicio de encontrar el arte en sus voluntades del que narra del que es libre o emancipado y participa no solo como escucha, sino como parte de aquella narración, entonces solo así se puede concebir que la narración sea viva.

El cuentero debe contar con su voz, debe narrar con su cuerpo, un cuerpo que debe ser estable, seguro, dinámico, expresivo, generoso; su voz y los matices de su voz, su expresión corporal, su gesticulación forma parte de sus recursos para atraer al público, para hacerlo viajar, para hacerlo libre, para emanciparlo, para atraparlo en un proceso que permite establecer la complementariedad en aquella narrativa que ha sido preparada para compartir; y porque no decirlo, en ese ejercicio para liberar a la comunidad.

Tal vez me detengo en la voz porque ésta debe ser expresiva y con ello proyectar el sentido de la narrativa, del cuento, hacer pausas, subir o bajar el volumen de la voz, darle la entonación, genera la proyección de los estados de ánimo de aquellos que narramos y los alineamos en el imaginario haciendo una efecto envolvente con lo cual se vive la narrativa. Yo utilizo mucho la voz, y se la importancia que tiene y los efectos en el manejo de las emociones con lo cual una persona puede conectar o no con el público.

Así, por allá en las costas michoacanas, en ese gran puerto de Lázaro Cárdenas, en donde la cultura ha adquirido un sentido gracias a grandes hombres y mujeres como Sergio Omar García, que han ido construyendo un modelo específico para acercar las artes a la población y que ahora a través de diversos formatos aquella visión local, está creciendo no solo a Michoacán, sino en la América Latina, y en algunas partes del mundo, como es España, en donde Sergio Omar ha tenido que ver con esa emoción y pasión que tiene por el arte y las artes visuales, el teatro, el canto, la música, la cuentería.

De esta manera en un evento inédito, como los muchos que suceden en materia cultural en Lázaro Cárdenas, durante dos días se reunieron las directoras y directores de festivales de cuentería que están dialogando sobre la cuenteria como instrumento de cohesión social. A dicho evento internacional asisten cuenteros y cuentistas de Venezuela y México (Lázaro Cárdenas, Zacatecas y Maravatío).

El propósito que animó a estas tareas fue compartir experiencias, complementar, dialogar y construir; fue “unirnos para conocer y reconocer en los saberes de las y las participantes, sobre las ventajas y desventajas, las innovaciones, el cómo vincularnos para establecer los contactos para continuar creciendo en la dirección como cuentistas, ha sido una gran oportunidad de vida, y una posibilidad de crecimiento no solo profesional, también lo fue humano.

En el marco de la Inauguración toco a la maestra Verónica Reyes, impulsora de grandes talentos artísticos en sus espacios educativos, todo el dirigir un mensaje cálido, de respeto a las y los presentes, manifestando la gran oportunidad que tienen niños, niñas y adolescentes y en general la población de escuchar y disfrutar las narrativas traducidas a través de un cuento con sentido social cuyos contenidos construyen comunidad. Felicitó a las y los presentes.

Por su parte Sergio García, director del Festival Internacional de Cuentacuentos de Lázaro Cárdenas Michoacán, y organizador del primer Encuentro Internacional de Directores y Directoras de Festivales de Cuentería; él, en su disertación, se congratuló de la experiencia que reunía el Primer Encuentro Internacional, al general una visión holística de lo que se realiza en la América Latina en materia de cuentería.

Grandes de la cuentería, mujeres probas, responsables, respetuosas con su arte y en el gusto de la sociedad estuvieron disertando sobre el tema. Ahí estuvo con su gran talento y generosidad Normari Gisel Quintero, Venezuela, quien en su momento ha estado ya en Lázaro Cárdenas en el Festival Internacional de Cuenta Cuentos, una gran mujer con miles de fibras sensibles que hacen de ello un placer escucharla y sentirla desde el corazón. Ella es la cuentista extranjera ya muy mexicana.

También estuvo presente y con un gran recibimiento en el evento Edith Benavides, ella es nuestra paisa, y nos enorgullece el talento que tiene, ella se encuentra desempeñándose en Maravatío; ella es una cuentista que se integra a estos corredores de grandes talentos, ella lo es también. Nos emociona mucho lo que vivirá Maravatío próximamente, es decir, el primer Festival Infantil de Cuento de Tradición Oral Mexicana en Maravatío. Tuve la oportunidad de conversar con ella y de compartir algunas inquietudes sobre algunas acciones para fortalecer esa genial idea que tienen preparada para aquella región y a la cual desde luego que nos sumaremos.

Dejo para el final, a la gran, gran mujer, cuentista, María Eugenia Márquez Sánchez de Zacatecas, una grande de México, la mejor, una mujer empoderada que trabaja para la cultura del mundo, que trabaja en un Festival que reúne a diferentes artistas y experiencias que hacen del Festival Internacional de Zacatecas con apoyo o sin apoyo de las autoridades, el mejor espacio para la narración y tradición oral. Bienvenida siempre a Michoacán amiga, bienvenida siempre a estas tierras que te reciben con los brazos abiertos y con el corazón en la mano, solo una grande como tú, siendo mexicana, nos puede atrapar de esta manera.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Paz y reconciliación

Conocer el conocimiento

Apatzingán y lo transdisciplinario

Seguridad humana con cultura y deporte

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad