Samuel Ponce Morales
La Conspiración
AMLO, una sola mención de Michoacán
Miércoles 3 de Julio de 2019
A- A A+

En su informe sietemesino, efectuado este lunes en el "corazón" de la capital del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador no dio siquiera un guiño de su compromiso de federalizar. Y es que ese tema tiene que ver, en lo particular, con las finanzas públicas del estado.

Más allá de eso, el mandatario solo se refirió a Michoacán en una sola ocasión, pero muy en lo general, junto con otros sitios de cuando menos cinco estados, en un paquete referente a acciones a realizar en el rubro hidráulico, veamos lo que dijo de manera textual:

"Están en proceso de reconstrucción o por reiniciar las presas Pilares, en Sonora; la Picachos y Santa María, en Sinaloa; la Libertad, en Nuevo León; Chihuero, en Michoacán, y Zapotillo, en Jalisco, entre otras…". Así, sin más, seco.

Hay que recordar que la localidad de Chihuero se sitúa en el municipio michoacano de Huetamo, en donde con una disminuida población hay más mujeres que hombres, teniendo casi un 25 por ciento de analfabetismo y un grado de escolaridad de aproximadamente de 5, así como un 35 por ciento trabajadores, mayores de 12 años.

Alejandro Carrillo Olea
Alejandro Carrillo Olea
(Foto: ACG)

Además, según últimos reportes oficiales disponibles, en Chihuero hay 60 viviendas, de ellas, el 97.92 por ciento cuentan con electricidad -ninguna sin agua entubada-, el 85,42 por ciento tiene excusado o sanitario, el 79.17 por ciento radio, el 56,25 por ciento televisión, el 81.25 por ciento refrigerador, el 47.92 por ciento lavadora, el 33.33 por ciento automóvil, el 6.25 por ciento una computadora personal, el 4.17 por ciento teléfono fijo, el 54.17 por ciento teléfono celular, y el 0.00 por ciento internet.

Y, bueno, en mayo del 2016, el gobierno federal, a través del entonces director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, anunció que ese mismo año quedaría concluida la presa de El Chihuero que impulsaría la actividad agrícola, ganadera, pesquera e incluso cultural de esta parte de la Tierra Caliente.

A la vez, hasta se visualizaron los trabajos para los primeros meses del siguiente año, el 2017: "respaldar al estado en la construcción de los sistemas de riego, todo ello en beneficio directo de 700 hectáreas de cultivo y más de mil 100 productores", los cuales nunca se han realizado.

Hay que apuntar que esta presa que ya había recibido una primera parte de recursos en 2014 para su arranque, derivado de las gestiones del gobernador Silvano Aureoles Conejo y del entonces legislador federal Antonio García Conejo, y su inversión total estimada era, en aquel entonces de 273.4 millones de pesos.
Finalmente, hay que apuntar que la región en que se ubica la propia comunidad de Chihuero tiene más de cuatro décadas de esperar la construcción y equipamiento de la presa que lleva su nombre.

Michoacán: diagnóstico financiero



Las finanzas públicas estatales pasaron de estar en terapia intensiva hace cuatro años, a un proceso actual de estabilización que, sin embargo, demanda cuidados intensivos para evitar una recaída grave.

En eso podría resumirse el diagnóstico que dio el gobernador Silvano Aureoles, en su tercera rueda de prensa consecutiva de los lunes –las cuales, si se institucionalizan, traerán también una interesante cobertura informativa-.
El resumen de estos tres años y medio del gobierno silvanista, puede sintetizarse en tres partes: cómo se recibieron las finanzas, qué recetas se han aplicado y qué signos han arrojado esas medidas.

1. ¿Cómo se recibió?
En este apartado, destaca el déficit estructural de más de 5 mil millones de pesos en el sector educativo, producto de la creación de plazas magisteriales estatales sin que existiera un fondo presupuestal para pagarlas.

La deuda pública con bancos llegaba a los 18 mil millones de pesos, "contratados en condiciones muy desfavorables".

La deuda a proveedores y contratistas llegaba casi a los 14 mil millones de pesos, es decir, casi la cuarta parte del presupuesto estatal en ese momento.
La suma de la deuda con la banca, a contratistas y a proveedores, alcanzaba los 32 mil millones de pesos, más de la mitad del presupuesto anual del gobierno estatal.

2. ¿Qué recetas se aplicaron?
Fue necesario refinanciar y reestructurar la deuda con bancos, mejorando las condiciones y términos contractuales de la deuda adquirida por las administraciones anteriores, y reduciendo en más de la mitad la sobretasa de interés.

Se liquidó la bursatilización del impuesto sobre nómina y se inició el pago a proveedores y contratistas (de 14 mil millones, se han pagado 8 mil millones, equivalentes al 60 por ciento de la deuda).

Se implementaron medidas de austeridad para disminuir el gasto público, se bajaron salarios de altos funcionarios y se eliminaron gratificaciones, compensaciones y viáticos.

Se aumentó la recaudación de ingresos estatales, de 4 mil millones a 7 mil 600 millones de pesos, y se contuvo el gasto público por un monto de 2 mil millones de pesos.

3. Secuelas de esas medidas
Mejoró la calidad crediticia del estado, revirtiéndose la tendencia de calificaciones negativas de una década; se obtuvo el mejor resultado del Sistema de Alertas de la SHCP (semáforo verde) y se calificó a Michoacán con un "nivel sostenible", la cual se le otorga a los gobiernos que logran estabilidad financiera, endeudamiento responsable y solvencia para pagar obligaciones.

La situación, sin embargo, no está aún salvada, hay focos casi rojos. Si no se federaliza la nómina o se transfieren recursos extraordinarios para el pago de maestros, el riesgo de una recaída es latente, y peligrosa. Ya veremos.

Nada es lo que parece



"La principal incidencia delictiva en Michoacán que se ha denunciado en nuestra institución son la negación del servicio público, el peculado y el abuso de autoridad": Alejandro Carrillo Olea, fiscal anticorrupción del estado.

Conjuro



"Se terminó la guerra de exterminio contra la llamada delincuencia organizada": Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!