Samuel Maldonado B.
REPERCUSIONES
¡Mr. Trump...oso!
Martes 18 de Junio de 2019
A- A A+

Muchas son las críticas en los primeros siete meses del ejercicio constitucional de gobierno que recaen sobre Andrés Manuel en sus primeros siete meses de haber tomado protesta como presidente de la República y seguramente que continuarán aún más, generados por esa minoría que votó en contra del tabasqueño. Lejos pues de estos pensamientos negativos, se encuentra la mayoría de la población nacional, misma que eufórica lo esperan y reciben durante sus frecuentes giras en todos los rincones del México que visita.

Genéricamente se sabe que el acto de gobernar no es nada sencillo y sí, por el contrario, complejo receptor de infundios y maledicencias de los enemigos políticos, que ven al “Quijote” derrumbar poco a poco las atrocidades por sexenios liberales cometidas.

Recientemente y ante los ataques verbales y amenazas del poderoso majadero y locuaz vecino del Norte, de subir aranceles, de forrar kilómetros y kilómetros de frontera con bardas de concreto y acero, a efecto de evitar la entrada a miles de hombres, mujeres y niños que nada poseen, a un territorio que muchos años antes era parte de nuestra república Mexicana.

Un provocador constitudinario contra todos: rusos, iraquíes, cubanos, venezolanos... contra moros y cristinanos.
Un provocador constitudinario contra todos: rusos, iraquíes, cubanos, venezolanos... contra moros y cristinanos.
(Foto: Especial)

Mr. Tramposo, (fullero, pícaro), amenaza y se retuerce de coraje e impulsa duras y nefastas consecuencias, no solamente contra nuestro país, sino prácticamente contra todos los países que buscan su libertad e independencia en esta América nuestra.

Es un provocador constitudinario contra todos: rusos, iraquíes, cubanos, venezolanos... contra moros y cristianos, tal como lo hacían en los años de “antes y después” del salvador crucificado.

Trump es un sedicioso innato: grita, amenaza, nalguea a su personal femenino demostrando así su poca cultura, pobrísima educación y nula diplomacia; es decir, es un ente salvaje, no sabe que la Diplomacia es una ciencia que enlaza a los Estados, suma a los pueblos, de tal manera que induce a un profundo diálogo a efecto de mantener la paz y la tranquilidad entre los diferentes sociedades del mundo, mismos que saben que “con diplomacia” se puede logra la eliminación de las guerras, el progreso y la felicidad o la tranquilidad, entre los diferentes pueblos.

El presidente de los Espantados Unidos, no es un Ser politikon, un ente educado y por lo contrario, es un majadero, necio y mentiroso y no conoce lo que es la diplomacia. Juega con naipes marcados y asusta solamente a los pendejos. Le parece natural nalguear a sus secretarias y falsear o negar, sus frecuentes metidas de pata.

De America del Sur, llegan sus habitantes hasta la frontera con los Espantados Unidos, vienen caminando miles de kilómetros buscando la sobrevivencia. Sus pocos recursos económicos son entregados a una mafia que les promete llegarlos hasta la frontera con nuestros “güeros” vecinos. No caminan para hacer ejercicio y lograr una condición física excelente. Los lleva la necesidad., la pobreza, las de conseguir un mejor destino tanto para ellos como para sus pequeños hijo. No lo hacen malvadamente, lo hacen obligados por su pobreza y por salir de un entorno de violencia generalizada.

¡No lo digo yo! ¡Lo dice el Informe Mundial de Human Rights!

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

Mi Dios… ¡si eres un sueño!

Inicia la carrera

¡No son 19, son un chin...!

¡Hay pájaros en el viento¡

''En palacio... acto fúnebre''

¡Cuando los perros ladran, vamos avanzando, Sancho!

Adolf Hitler y Trump, dos tipos de cuidado

Morelia, capital peligrosa

¡Mr. Trump...oso!

¡La locura del pelirojo!

¡Al que madruga, Dios lo ayuda!

Cresceré o decresceré

En días no laborables

Fin de una etapa

México ensangrentado, la guerra del petróleo

Que no saben de gobierno

¿Miedo en los expresidentes?

¡Perdón sí, pero castigo también!

El PAN, en el desfiladero

Morelia, ciudad sucia

México y las drogas

La Fiscalía carnal

Críticos falsarios y el beneficio de la duda

¡ Deseducación del estado !

¡ México y el misterio del oro perdido !

Un peligroso payaso

¡Muertos y heridos!

¡Guachicoleros y guachiculeros!

2019 ¡ Feliz año, amor mio!

¡Despacio Andrés Manuel... que vas de prisa¡

¡AMLO NO TIENE DERECHO…

En la antesala del poder

“Reconstrucción o refundición” ¡El perdere¡

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico