Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH
Miércoles 12 de Junio de 2019
A- A A+

A. En la relación México-Estados Unidos ningún asunto –comercial, migratorio,seguridad, etcéteraestá cerrado. El acuerdo que se centró en el tema migratorio, cuestión que desde los noventa del siglo XX al XXI, los gobiernos de Clinton, Bush, Obama, y hoy Trump, han manejado como un asunto de seguridad nacional, le imprimió a la relación bilateral presión adicional al convertirlo en un asunto de aranceles.

No es de celebrase un acuerdo que redefine la política migratoria mexicana, pero la inmediata aplicación de aranceles, aunque algunos comentócratas digan que era mejor litigar o declarar guerra comercial, hubiese significado la debacle económica, situación que los enemigos del gobierno hubiesen potenciado para avanzar en su agenda golpista.

En los noventa del siglo XX, Bill Clinton reforzó la política migratoria empujando a la inmigración indocumentada a zonas de riesgo mortal; George Bush, criminalizó a los inmigrantes con su Acta Patriótica después de los atentados terroristas de septiembre de 2001.

Barack Obama deportó a más de tres millones de indocumentados. Donald Trump usa el tema migratorio como asunto de seguridad nacional, electoral y arancelario. La comentocracia y el PAN, olvidan o ignoran que los gobiernos del PRIAN, cedieron a lo que fuera. Con Vicente Fox el "comes y te vas" contra Fidel Castro, y la Iniciativa Mérida, con Felipe Calderón, ilustran bien esa sumisión que hoy alegan.

El gobierno de AMLO acordó eliminar la amenaza de aranceles que pudieron ir del cinco al 25 por ciento, lo que hubiese significado un duro golpe a la economía mexicana, habida cuenta de lo que depredadores, saqueadores y corruptos heredaron, por regular un flujo migratorio que fifís y gente de PRI-PANPRD- MC rechazan sin ambages.

Ante la ratificación política de un gobierno democráticamente electo, acusado de populista y entreguista, derecha y ultraderecha dicen que el acuerdo migratorio es lesivo a Caravanas Migrantes, pero en su momento sus «liderazgos» políticos, intelectuales, comentócratas, activistas, militantes y simpatizantes – marchas fifís- las repelieron.

No es de celebrarse un acuerdo que redefine la política migratoria mexicana.
No es de celebrarse un acuerdo que redefine la política migratoria mexicana.
(Foto: Especial)


La esquizofrenia de derecha y ultraderecha –medios, comentocracia, intelectuales, tuiteros, bots- es proverbial. La amenaza de Trump se trató de aprovechar un acto electorero del presidente de EEUU para encaminar un golpe mediático contra AMLO. A la reacción no le interesa México, solo intentar derrocar a un gobierno. Les volvió a fallar.

B. A nueve años de la tragedia de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, prevalecen impunidad y falta de justicia. 49 niños y niñas murieron quemados, 106 resultaron heridos, muchos con secuelas.El miércoles cinco de junio de 2019, el gobierno de AMLO habló de luto nacional y se supo de una querella iniciada contra los presuntos culpables.

Habría que sacar del poder a los corruptos PAN-PRI para hablar públicamentede una espantosa tragedia, desdeñada, apostada al olvido y desprestigiada por la impunidad y complicidad de los gobiernos de ambos partidos políticos. Incluso, vilipendiada por Vicente Fox como pérdida de tiempo si AMLO ofrecía perdón público.

Pero el horror de los hijos quemados, bebés, niños, niñas, no puede ser olvidado por una sociedad violentada, empobrecida, precarizada, despreciada por las elites políticas y económicas que saquearon el país, celebraron la impunidad y gozaron de la corrupción de PRI-PAN. Por ello, cada año marchan y nos abofetean con la tragedia que es nuestra.

Como quiera, los padres y madres de niñas y niños, exigirán perdón y resarcimiento del Estado mexicano cuando la justicia llegue. El exgobernador Eduardo Bours, el fallecido exdirector del IMSS,
la dueña de la guardería ABC, consanguínea de la reina de las fotocopias, Margarita Zavala, pariente política de Felipe Calderón, siguen impunes.

Dos gobiernos completos, el de Felipe Calderón del PAN, su esposa, parientes, funcionarios públicos, un gobernador, y una justicia corrupta, se coludieron con el PAN y el gobierno de Enrique Peña Nieto, del PRI, para despreciar la tragedia de padres y madres de la Guardería ABC. Hoy la justicia podría alcanzarlos.

La comentocracia afín a PAN-PRI justificará, como lo ha hecho en nueve años, la impunidad de ambos gobiernos y sus partidos políticos, pero complicidades, desprecio, arbitrariedad siguen. Y es a lo que más temen en sus ataques a AMLO, que casos como la Guardería ABC sean transparentados, lo que abre la puerta a otros que menospreciaron.

En la lucha contra la corrupción, impunidad, complicidad, derecha y ultraderecha solo justifican sus arbitrariedades, omisiones y complicidades, nunca aceptan que
algo tengan que ver. Es la rémora judeocristiana. El neoliberalismo saqueador socavó cualquier reflexión e hizo del capitalismo salvaje y depredador pensamiento único.

C. Descalificar al vaivén de reglas que reivindican el capitalismo salvaje, a favor del inversionista cuya ganancia especulativa es lo que cuenta, como el enriquecimiento de las elites económicas y políticas corruptas, la exclusión económica y social, y el asalto golpista a gobiernos democráticamente electos, es el principal papel de las calificadoras.

En los setenta, los medios de comunicación, financiados y afines a Estados Unidos, como ejemplifica el caso de Chile y el asesinato de Salvador Allende por el sátrapa Augusto Pinochet, cumplieron ese papel. Hoy en el caso de México, las calificadoras que antes aplaudieron el endeudamiento del país, descalifican políticas y deudas públicas sin más.

Dirán sus defensores criterios técnicos, pero son cuestionables para calificar positivamente a gobiernos anteriores: endeudamiento al alza, política macroeconómica "estable", salario mínimo precario, baja inflación, mientras saqueo y corrupción se profundizaban. Su descalificación coincidente con amenaza de aranceles, es sospechosa.

D. Suena fuerte, pero algunos políticos de Morena, diputados y diputadas locales en particular, una Senadora de la República, no parecen concordar con las líneas programáticas de Morena. Homofóbicos, antiabortistas, misóginos y machines, destacan. Caben, porque Morena es un movimiento social y ojalá lo siga siendo.

El partido Morena, ante su "diversidad" sólo lanza anatemas contra homofóbicos, antiabortistas, misóginos y machines, por medio de su comisión de honor. Quizás en lo que menos se lo imaginan el movimiento-partido pronto se quede sin tanto adherente que en su momento se sumó a la ola obradorista-morenista.

Pero los anatemas y expulsiones no resuelven el problema de hombres y mujeres que se escudan en su conservadurismo para torcer derechos y hacer de sus opiniones personales posturas políticas e ideológicas que agreden a otros hombres y mujeres que luchan por el cambio. Parece que el ideario morenista no les importa o jamás lo han leído.

E. Intelectuales de derecha y "progresistas", y comentócratas del periodismo chayotero, cuestionan a AMLO por no escuchar la diatriba del presidente de la CNDH con motivo de su informe. La alfombra roja del funcionario y fiel devoto integrante del PRI, cabeza de una burocracia privilegiada, se le cebó. La parafernalia se acabó.

La CNDH, a pesar de sus nobles propósitos, es una costosa estructura burocrática politizada que en los sexenios pasados aplaudió a los gobiernos de PRI y PAN. Ha hecho señalamientos importantes en cuanto a tortura y violaciones a los derechos humanos, pero todo en tono declaratorio, sin consecuencias de ningún tipo.

Dirá su actual presidente que la legislación limita su actuar a mero discurso y florero del poder, pero a la fecha no ha pugnado porque sus indagaciones, muchas sin duda sustentadas, vayan más allá de lo testimonial. Las cabezas de los "órganos autónomos" del Estado mexicano suponen que son moralmente superiores. Ya van dos que renuncian.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses