Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Una historia que no contar
Viernes 12 de Abril de 2019
A- A A+

Ahora que los gobiernos federal y estatal iniciaron los encuentros rumbo a la federalización de la educación básica en Michoacán no está por demás echar un vistazo hacia atrás para entender estos momentos, desde una perspectiva más institucional que nada:

• El 27 de noviembre pasado, el gobierno de Michoacán decidió notificar a la Federación su decisión de devolver los servicios educativos.

• Esto, debido a que el esquema firmado en 1992 y actualizado en 2014 provocó severos daños al sistema educativo y a las finanzas públicas del estado.

• De aportar el 10 por ciento del pago de la nómina magisterial, la carga financiera para Michoacán se fue incrementando hasta llegar al 40 por ciento. En contraste, la aportación federal se fue reduciendo del 90 al 60 por ciento.

• Eso provocó un déficit anual de hasta 5 mil millones de pesos, que obligaron a los gobiernos en turno a contraer deuda, lo que -aunado a otras factores- generó fuertes presiones a las finanzas estatales.

• La firma de minutas con la CNTE hoy le cuestan a los michoacanos mil 200 millones de pesos al año, por concepto de 22 bonos adicionales al salario y prestaciones de los maestros.

• El incumplimiento de pagos ha provocado protestas de maestros prácticamente en cada ciclo escolar, durante las últimas décadas.

• Mexicanos Primero contabilizó, en seis años, 184 días de paros por parte de la CNTE. Eso equivale a prácticamente un ciclo escolar.

• La más reciente movilización provocó un bloqueo de 28 días al sistema ferroviario por parte de la CNTE, con graves consecuencias en la economía y la vida de los michoacanos y mexicanos.

• El Banco de México redujo sus expectativas de crecimiento económico para el país en este 2019, debido -entre otros factores- al bloqueo a las vías del tren.

• De ahí la importancia que el gobierno Federal, responsable de la educación -como lo refiere el artículo tercero constitucional-, construya junto con el gobierno del estado y el sindicato magisterial un nuevo esquema de concurrencia en materia educativa.

• Dicho esquema debe considerar las capacidades financieras del Estado, y garantizar la estabilidad en el sector educativo para evitar más interrupciones en los ciclos escolares.

• No es justo que los maestros con plaza estatal reciban un trato discriminatorio o diferenciado, con respecto de los que tienen plaza federal.

• Pero más injusto es permitir que niñas y niños sigan viendo vulnerado su derecho a la educación.

Patricia Rosalinda Trujillo
Patricia Rosalinda Trujillo
(Foto: Especial)

A la Guardia Nacional con 12 doctorados



No solo llama la atención el que sea un michoacano el comandante de la Guardia Nacional, figura que recae en Luis Rodríguez Bucio, sino que uno de sus asesores sea una mujer que cuenta con brillantes antecedentes:

Se trata de la originaria del Puerto de Veracruz, Comisaria Patricia Rosalinda Trujillo, quien ingresó a la Policía Federal el 16 de septiembre de 2009, y entre sus estudios cuenta una licenciatura en medicina cirujana y una Maestría en medicina forense.

Sin embargo, lo que más llama la atención es que posee 12 doctorados; tres de ellos cursados en reeducación y reinserción social, investigación forense y ciencia de la conducta humana a nivel filosófico.

Y, qué decir, sus otros nueve doctorados son honoris causa. A su activo académico y más hayá hay que apuntar que ha realizado estudios en 34 diplomados, es autora de 28 libros, y coautora de seis.

Participó en la realización de planes, programas, proyectos y protocolos de actuación; y desarrolló modelos homologados a nivel nacional que han generado la realización de nuevas competencias.

Además, es precursora en el área de certificación y acreditación en el ámbito policial; es la primera mujer en ser distinguida como jefa de división científica, de la cual también es fundadora. Y ha realizado exámenes de promoción de grado; así mismo se convirtió en la primera mujer que obtuvo el grado de Comisaria general.

También tiene reconocimientos nacionales e internacionales, y fue miembro del sistema nacional de investigadores.


Nada es lo que parece



“Con el compromiso del gobierno de México, asumido por el señor presidente, de federalizar la nómina de maestras y maestros, la cosa cambia porque ahora si vamos a tener recurso para invertirle al campo, a los sistemas producto, al desarrollo social en el campo”: Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, en su reciente discurso en honor a Emiliano Zapata.

Conjuro



Y bueno al frente de la Guardia Nacional otro michoacano que se le adecua la frase que nadie es profeta en su tierra…

--- Posdata: Por un breve receso de Semana Santa anunciamos que la columna reaparecerá hasta el próximo martes 16 de este mes.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos