Rafael Mendoza Castillo
Fiosofía,Lenguaje Y La Cuarta Transformación
Lunes 1 de Abril de 2019
A- A A+

Es claro que la filosofía no se ocupa de lo sensible, sino de un pensamiento determinado, es decir, de ideas deslindadas nítidamente. Se trata de evitar la confusión. Cuando uno se refiere a la palabra determinación significa poner límites, esto es, de un pensar que se puede distinguir claramente de todos los demás. No olvidemos que todos los conceptos son modos de ser del mundo, tanto natural, como social-histórico. No hay conciencia de nada, sino de algo.

Recordar, que el mundo donde vivimos o sobrevivimos se inscribe en tendencias, donde se incluye lo real, la conciencia y la acción. Estos tres componentes se pueden dialectizar, articular, para tener una visión de conjunto, nunca homogénea, sino siempre en contradicción, en conflicto. Sin embargo, existen grupos, clases sociales, individuos, que los separan, por así convenir a sus intereses. De esto último se desprenden posiciones objetivistas, subjetivistas y practicistas, respectivamente. Como vemos la verdad se fragmenta.

Es importante que la Cuarta Transformación haga un alto, en el tiempo y el espacio, para clarificar los conceptos que se utilizan para nombrar los procesos, tendencias, estructuras, que se anidan en lo real, la conciencia y la práctica. Por ejemplo, qué se entiende por posneoliberalismo, mafia del poder, excelencia y calidad en la educación, formación integral, religión y laicidad, capitalismo y transformación, Estado y transformación, conservadores y liberales, revolución y transformación, democracia liberal y democracia directa, pueblo y sociedad civil, reforma y revolución, proyecto de nación y pueblos originarios, poder y explotación, pensamiento conservador y pensamiento crítico, moral y ética, etcétera.

La oligarquía, la burguesía, tiene su discurso fundado en la ley de acumulación de capital y desde este lugar comprenden el mundo y lo usas a su favor
La oligarquía, la burguesía, tiene su discurso fundado en la ley de acumulación de capital y desde este lugar comprenden el mundo y lo usas a su favor
(Foto: Especial)

Si entendemos a la política como una acción que se ejrce sobre el mundo socio-histórico, entonces, es necesario que se construya un discurso que legitime dicho accionar sobre lo real, la conciencia y la práctica. No podemos usar conceptos viejos para interrogar fenómenos nuevos, o fenómenos viejos con conceptos nuevos. Ningún concepto es neutral, todos son intencionales. Por eso decimos que la batalla de Morena y la oligarquía es teórica y política. La oligarquía, la burguesía, tiene su discurso fundado en la ley de acumulación de capital y desde este lugar comprenden el mundo y lo usan a su favor. Su política se funda en la propiedad privada y la defienden. Para ello crean la conciencia individual y producen un sujeto que se adapte a su visión del mundo.

Morena tiene que distinguir los conceptos que usa para comprender, para interpretar, para preguntar acerca del mundo alternativo que deseamos, por atención y respeto, a los 30 millones que votaron el primero de julio de 2018.Por ejemplo, no podemos seguir hablando de Estado laico y, por otro lado, abrir canales de televisión a las iglesias( dogmatismo,fanatismo). No podemos decir muera la mafia del poder y aliarnos con otra nueva. No podemos abrogar una reforma educativa neoliberal y mantener en la nueva reforma educativa conceptos como excelencia, calidad y colocar la relación laboral de los maestros en un lugar que no corresponde.

Morena tiene que dar muestras de lucidez en el manejo del lenguaje, en la forma de narrar los acontecimientos del mundo de hoy, de ayer y del futuro. Es necesario distinguir los conceptos, las categorías, que hemos mencionado más arriba, de lo contrario se produce más confusión en la población. Por ejemplo, hablar de una constitución moral, sin distinguir los campos de la moral, de la ética, de los valores cívicos, es crear más confusión en la gente. Como afirma la filosofía de pensamiento crítico, la cual no se arredra ante el poder, sea de izquierda, de centro o de derecha, que es necesario distinguir las partes o contenidos en el interior del problema en cuestión.

Es importante mantener la lucidez, la distinción, pero más importante es ir al pensamiento de lo fundamental, es decir, los principios, de los cuales se deriva lo demás o aquello que lo sostiene. Como decía Sócrates: “No puede haber realmente un hombre bueno sin un hombre virtuoso”. Por eso, cuando hablamos de transformación, no basta quitar los filos al capitalismo-neoliberalismo, sino erradicar la ley de acumulación de capital que produce la enajenación y explotación en el trabajo y que privatiza lo público. Las cosas no son como aparecen, se esconden y reprimen.

Es necesario tomar distancia de lo real, porque éste se mueve en una objetividad que ha sido nombrada por una narrativa, desde el lenguaje del capitalismo corporativo, militar, social, mediático. En este último la institución llamada Estado se puso al servicio del gran dinero, además vendieron el patrimonio de la nación. Surgen preguntas,¿ qué Estado quiere la Cuarta Transformación? ¿Qué régimen político desea? ¿Qué modelo económico pretende construir? ¿ Qué política educativa propone, deslindada o gatoparda, para formar a los mexicanos? ¿Qué política implementa en ciencia, cultura y tecnología? Hasta este momento predomina, en todo ello, la confusión, falta claridad en los principios, en los fundamentos.

En el campo de la conciencia se han cristalizado o envejecido, muchas representaciones conceptuales, muchas ideas. Tomar distancia de ello, es urgente, con la finalidad de establecer otra relación de conocimiento con el mundo. Porque se requiere la construcción de un sujeto erguido para desafiar todo aquello que provoca dolor y sufrimiento en la población.

Pero también en la práctica se han detenido muchas cosas, ya que se ha caído en un pragmatismo, donde el individuo no se hace responsable de las consecuencias de sus actos. Parece que todo vale, y donde todo vale, nada vale. De ahí la importancia de partir de los principios, de los fundamentos racionales críticos y no de las derivaciones de éstos. Esto da valor a lo que hacemos. Otro mundo es posible y necesario.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Neoliberalismo, educador popular y 4T

Refundar a las escuelas normales públicas del país

La Cuarta Transformación y el proceso de la historia

La Cuarta Transformación y el estado laico

Ciencias sociales para el congreso de normales

Ideas para el próximo congreso nacional de normales

Filosofía, modernidad, educación y colonización

Descolonizar y emancipar a la educación

Fortalecer y transformar a las instituciones públicas formadoras

Aborto, laicidad, vida y vida humana

Pedagogía crítica, ética y moral

El aborto, la vida y la vida humana

El saber universitario y el pensamiento crítico

La escuela no es una empresa

Fiosofía,Lenguaje Y La Cuarta Transformación

En educación no hay neutralidad ideológica

Pensar lo educativo desde la cuarta transformación

El pacto social neoliberal y la cuarta transformación

La libertad, la dicha y lo establecido

La cuarta transformación necesita nuevas instituciones

La cuarta transformación y el problema del sujeto y la identidad

Racionalidad crítica versus positivismo

Dialogar, pensar y preguntar

Pensar el mundo y la acción constituyente

México dividido y polarizado

Crítica a lo instituido en la UMSNH

La IV transformación, el poder y los símbolos.

El homo sapiens y sus creaciones

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión