Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Más allá de la reforma educativa...
Jueves 28 de Marzo de 2019
A- A A+

En el foro “La educación pública en México”, donde convocó a gobernadores y senadores, Silvano Aureoles Conejo sintetizó así la problemática que enfrentan estados y municipios por la carga de responsabilidades constitucionales, cada vez más creciente, y con menos recursos:

“Lo que subyace en el fondo es que hay una profunda inequidad en la distribución de la hacienda pública nacional y un profundo centralismo de los recursos públicos (...). Lo que requerimos es un nuevo federalismo que reconozca lo que a cada quien le corresponde”.

Lo anterior en el evento citado, efectuado en la capital del país, en donde acudieron representantes de la gran mayoría de los estados en que el problema educativo se ha agudizado de tal forma que en parte de ellos las finanzas públicas han empezado literalmente a colapsarse.

El foro La educación pública en México se da en el marco del conflicto entre la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Cámara de Diputados en torno al proyecto de la reforma educativa, en el cual los primeros tratan de evitar el acotamiento de privilegios.

Entre esos privilegios se incluyen el control prácticamente total de nómina magisterial, así como plazas automáticas, sin descuidar prestaciones que fueron logradas a través de acciones de presión, por no establecer que se lograron a mediante chantajes.

Silvano Aureoles Conejo
Silvano Aureoles Conejo
(Foto: Especial)

Puerto LC, al filo de la navaja



Pese a que Michoacán, con todo, junto con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, se encuentra en la franja de los estados del país con menos desarrollo, en todos los sentidos, hasta el momento, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador no ha anunciado ninguna alternativa para zanjear esa situación.

Y si bien es cierto que dicha posible alternativa tendría que socializarse en varios frentes para no solo quedar estancada en una sola región, por lo pronto tiene en su escritorio el avanzado proyecto de siete zonas económicas especiales en territorio mexicano y que en el estado se sitúa en el puerto de Lázaro Cárdenas.

Un proyecto federal, heredado de la pasada administración, que como pocos, pretende impulsar el desarrollo marítimo portuario industrial con el entorno social, en una parte de las franjas costeras de los estados de
Guerrero y de Michoacán, en los municipios de La Unión y de Lázaro Cárdenas, respectivamente.

Sin embargo, todo ello, está en veremos. Para el gobierno de México, considerando expertos en la materia, visualiza que son demasiadas siete zonas económicas especiales en el país, por lo que solo dejaría una, dos, tal vez tres, pero no más, sin delinear hasta el momento cuáles podrían ser.

Esa es la esperanza, que el presidente Andrés Manuel López Obrador acuerde una zona económica especial para el Puerto de Lázaro Cárdenas, en donde se han dado una serie de proyectos de igual envergadura que han fracasado, uno al inicio de sus puesta en marcha y otro no tan lejanamente.

Hay que establecer que decretar al recinto portuario industrial como ese tipo de zona económica no sería para que la Federación invirtiera grandes o millonarias sumas de recursos públicos para sostenerla, aunque sí para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de su entorno.

En contra parte, arribarían a la región, desplegándose hacia el estado y al país, más que importantes inversiones nacionales y extranjeras que conllevarían a la creación y el sostenimiento de miles de fuentes de trabajo y a un mayor circulante económico con las positivas secuelas de desarrollo.

Lo que me queda claro es que el gobierno de México debería revisar con lupa el proyecto de la Zona Económica Especial en Lázaro Cárdenas y hacer las adecuaciones necesarias, más allá de las formas, para que las millonarias inversiones, públicas y privadas, realmente incidan en el desarrollo social.

Nada es lo que parece



Y si mejor los radicales de la CNTE en Michoacán conforman un partido político local, antes de que Morena los margine o los expulse de facto, como los tiene igualmente de facto…

Conjuro



Los eventuales relevos en el gabinete silvanista se darán de un momento a otro, pero no dejan de inquietar el ritmo de trabajo de sus integrantes…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa