Samuel Maldonado B.
REPERCUSIONES
El PAN, en el desfiladero
Martes 26 de Marzo de 2019
A- A A+

En noticias nacionales recientes se infoma que los panistas incrustados en varios gobiernos de los Estados, han dejado solo al joven dirigente de Acción Nacional Marko Cortés, a quien le han solicitado, sugerido, mandatado o presionado con mayor fuerza, para que actué en contra del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador; mientras otros le exigen moderación a efecto de tener una mejor relación con el actual mandatario nacional, pero desde mi particular punto de vista, ejercitar la Política, sería la mejor respuesta, pues ésta, la Política como ciencia que es, mandata el diálogo, la prudencia y la paciencia sobre todo

Actuar de los panistas que con tanta desesperación no dan una
Actuar de los panistas que con tanta desesperación no dan una
(Foto: TAVO)

AMLO apenas va iniciando su sexenio y tiene todo a su favor, principalmente a la opinión mayoritaria y, en contra parte, desafortunadamente el doloroso (para ellos mismos) actuar de los panistas que con tanta desesperación no dan una. Esa conducta los podría llevar irremediablemente a un pozo más profundo, sin fondo, pues ya de por sí, casi están como el jabonero, cuando no resbalas…

Desde luego, lo que queda de priistas y panistas, éstos están felices por el recibimiento que los fifis (o fifies), le dieron al Presidente de la República en la inauguración del parque de Beisbol de los Diablos Rojos de México, en su casa. Su respuesta ante esta actitud fue corta: ”aquí hay algunos ”fifís”, les dijo, pero la mayoría esta a favor del cambio y de los beisboleros Diablos Rojos; sus conferencias mañanera llegan a todos los rincones del país, que no deja de caminar por todo el territorio..

Beisbolistícamente hablando, Andrés Manuel está en el primer inning presidencial y ha bateado adecuadamente. No sabremos cuantos innings ocurran de la fecha actual, hasta la terminación de su mandato oficial, pero su necedad lo impulsa a mantener el contacto con la muchedumbre.

Indudablemente que el camino estará lleno de obstáculos y ponches, trataran de golpearlo en la cara los pitchers contrarios, ayudados por alguna imprudencia de sus auxiliares. Desde luego por el desconocimiento o por la imprudencia de algunos colaboradores, aunado a la maldad, envidia y obsesión de sus grandes opositores.

Pero mientras no pierda su condición beisbolista, recuerde el lector que este deporte depende mucho de la inteligencia y fortaleza del bateador, AMLO seguirá avanzando en su empeño por servir adecuadamente a nuestro país.

Una gran ventaja del Presidente beisbolero es la fuerza con la que batea, buscando imparables, de tal suerte que su conducta le permite mantenerse en forma, para poder mañanear e informar diariamente a la población de sus actividades rutinarias, de su agenda de trabajo.

Es el único de los presidentes que yo recuerde y conozca, que públicamente permita que la prensa en lo general lo cuestione sobre cualquier tópico. Da respuesta a todo lo que se le pregunta y, como el General Cárdenas, puede caminar por donde se le pegue la gana sin los pesados guaruras”.

Por las mañanas se le ve y se le escucha diariamente a las siete horas a.m. de lunes a viernes. Las respuestas a cuestionamientos diversos de diferentes reporteros, son adecuadas y respetuosas. Ya por las tardes, anda “callejeando” por municipios y capitales de los Estados.

Desde las seis de la mañana se reúne con sus principales ayudantes y asesores y seguramente que éstos, no sabiendo de los horarios de trabajo, aceptaron la invitación a colaboraron con él.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

Adolf Hitler y Trump, dos tipos de cuidado

Morelia, capital peligrosa

¡Mr. Trump...oso!

¡La locura del pelirojo!

¡Al que madruga, Dios lo ayuda!

Cresceré o decresceré

En días no laborables

Fin de una etapa

México ensangrentado, la guerra del petróleo

Que no saben de gobierno

¿Miedo en los expresidentes?

¡Perdón sí, pero castigo también!

El PAN, en el desfiladero

Morelia, ciudad sucia

México y las drogas

La Fiscalía carnal

Críticos falsarios y el beneficio de la duda

¡ Deseducación del estado !

¡ México y el misterio del oro perdido !

Un peligroso payaso

¡Muertos y heridos!

¡Guachicoleros y guachiculeros!

2019 ¡ Feliz año, amor mio!

¡Despacio Andrés Manuel... que vas de prisa¡

¡AMLO NO TIENE DERECHO…

En la antesala del poder

“Reconstrucción o refundición” ¡El perdere¡

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!