Samuel Ponce Morales
La Conspiración
¿Dónde está Jesús Reyna?
Martes 12 de Marzo de 2019
A- A A+

En el pasado aniversario del PRI, en el evento partidista en la capital michoacana, el diputado local Eduardo Orihuela Estefan se paseó como si fuera la gran figura del momento.

Sin embargo, hay que decirlo, ese día priista, los chonistas se apoderaron del escenario, ante una débil contención de otros grupos políticos internos, como la escasa o nula presencia de los reynistas.

Y es que en dicha celebración no se vio a los reynistas considerados, entre los que se contabilizan a la legisladora local Adriana Hernández Iñíguez y del abogado nicolaita Jesús Sierra Arias.

En ese tono, la verdad ya no se sabe que rumbo político partidista adoptará el ex gobernante interino y ex dirigente del PRI en Michoacán, Jesús Reyna García.
Lo cierto es que sus seguidores, sus cuadros, siguen sin tener la brújula de antaño. Ante ello, se requiere cuando menos una señal, vamos hasta un guiño, ya sea para reagruparlos o dejarlos al libre albedrío, no exactamente abandonarlos.

Eduardo Orihuela Estefan
Eduardo Orihuela Estefan
(Foto: Especial)

Secuelas de Ario de Rosales



En el acto de Ario de Rosales, fue el primer mano a mano discursivo entre el recién llegado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Héctor Octavio Morales Juárez, y el gobernador Silvano Aureoles Conejo, en donde quedó clara la diferencia: el segundo posee más tablas y el primero prácticamente ninguna.

Y eso es entendible, el mandatario se la pasa emitiendo mensajes a diestra y siniestra todos los días y a cada rato y el magistrado había estado encerrado toda su vida entre expedientes y resoluciones sin hablar más que con su personal, de vez en cuando.

Ahora que ya tendrá que aparecer más en público bien valdría la pena que se le cubriera un curso sobre oratoria y estilo para que sus compañeros de pleno del STJE no traten de esconder la cabeza, como avestruces, cuando no pueda pronunciar septentrional.

Pero más allá de eso, al interior del poder judicial michoacano se espera que más temprano que tarde el nuevo magistrado presidente rebase situaciones incómodas propias de su inexperiencia en cuestiones que van más allá de los tópicos jurisdiccionales, cuestiones políticas.

Por cierto, el evento de Ario de Rosales, en el aniversario del primer Tribunal de Justicia en el país, sigue siendo más deslucido cada año. Escasa presencia gubernamental y de diputados locales, quienes andan más preocupados por cuestiones personales que por cumplir con sus deberes marcados por el calendario oficial.

Quizá lo más relevante fue el asedio al delegado federal Roberto Pantoja Arzola, sobre todo por los medios de comunicación, y la estruendosa forma de comunicarse del legislador Eduardo Orihuela Estefan, quien a imagen y semejanza, abraza a medio mundo y se ríe a carcajadas como si estuviera viendo una película de comedia.

Nada es lo que parece



1.- El hecho de que el pleno del Congreso de Michoacán esté enfocado a la aprobación del dictamen a favor de las reformas constitucionales en materia de prisión preventiva y creación de Guardia Nacional, no quiere decir que tengan la razón ni que sea lo más adecuado en procuración e impartición de justicia, no al menos en el Poder Judicial, en el cual se considera que eso pondera potenciales arbitrariedades.

2.- El Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Coemce) en Michoacan y la Universidad Vasco de Quiroga (Uvaq) signaron un convenio de colaboración que permitirá que 38 estudiantes expandan sus conocimientos de logística y procedimiento de aduana. Por lo pronto, jóvenes de la carrera de Comercio Internacional, viajarán este mes a Panamá para conocer de cerca el trabajo que realizan grandes empresas en una de las zonas más importantes del mundo para el comercio exterior.

3.- El Sistema de Administración Tributaria (SAT) citó a Alejandro Junco de la Vega, presidente de Grupo Reforma, y a su esposa, Rosa Laura Elizondo, como accionistas, por una supuesta diferencia de 12 mil pesos en el ejercicio fiscal de hace cuatro años. La supuesta intimidación fue publicada por el diario capitalino, y fue motivo de pregunta en la conferencia mañanera del pasado viernes. “Se está exagerando”, reviró el presiente, “no perseguimos, no somos como los gobiernos protegidos por Reforma; respetamos las libertades. Es ofensivo”.

Conjuro



De los cien días presidenciales, al menos hasta el momento, no hay todavía un gran guiño para Michoacán…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!