Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
La Bandera Nacional
Viernes 22 de Febrero de 2019
A- A A+

Con la determinación de hacer fines de semana largos, con el propósito claro de incentivar el turismo y reactivar la economía, se ha perdido en gran medida la conmemoración de fechas importantes de la historia de México. Hemos constatado que pasajes únicos han pasando a segundo plano porque las celebraciones se hacen antes o después de la fecha específica y en honor a la verdad poco aprecio o poca relevancia han tenido dichos festejos. No es indebido promover mejores condiciones en cuanto al matiz financiero se refiere, pero creemos que es de vital importancia darle presencia y difusión a los eventos que nos marcaron como nación; eso de olvidar la historia o minimizarla puede trastocar la identidad nacional, que en esta época donde se habla de la pérdida de los valores, por la gran influencia de las redes sociales y la permanente aculturación de la que somos objeto, no ayuda en nada a la sociedad, porque la solidaridad , la identidad y el amor a la patria que deben reflejarse en acciones a favor de todos , está muy lejos de lo que, por nuestra historia , merecemos los mexicanos.

En el caso del día de la Bandera este año será en domingo, pero es justo reconocer que en la mayoría de las instituciones del país harán homenajes para ella, o quizá lo hagan hoy mismo, tengamos claro que la situación se les complica a los profesores cuando en escuelas de educación básica retoman temas de valor histórico pero ven que en lo social y en lo político simplemente son ignorados, luego entonces ¿cómo inculcar la admiración a los hechos y situaciones que nos forjaron como nación?

El Día de la Bandera este año será en domingo, pero es justo reconocer que en la mayoría de las instituciones del país harán homenajes para ella, o quizá lo hagan hoy mismo
El Día de la Bandera este año será en domingo, pero es justo reconocer que en la mayoría de las instituciones del país harán homenajes para ella, o quizá lo hagan hoy mismo
(Foto: Especial)

En base al reconocimiento que debemos al lábaro patrio, uno de nuestros máximos símbolos nacionales, tomamos elementos que nos dan un panorama sobre su veneración y que debemos inculcar a la niñez y a la juventud principalmente para que no olviden ni a los héroes ni los pasajes que nos han hecho ser referidos como uno de los pueblos de mayor cultura y con mayor identidad en el mundo , aunque de por medio esté una fama, en cuanto nuestra conducta que no es nada agradable poseer, nos referimos a la corrupción y a los estigmas de flojos y borrachos en la que no estamos de acuerdo en su totalidad, pero es ineludible que cargamos con dichos estigmas por lo que es necesario trabajar para desterrarlos.

En la sitio de Internet llamado Don Quijote (1998), con influencia en casi todo Iberoamérica, encontramos esta descripción que se apega en gran forma a la narración históricamente aceptada, lo haremos a manera de recordatorio y veneración:

Los símbolos de la bandera de México tienen una historia fascinante tras ellos. El águila en la bandera de México alude a la cultura mexicana y el pasado azteca. La leyenda cuenta que uno de sus dioses, Huitzilopochtli, dijo a la población azteca que debían buscar en un lago un águila posada sobre un nopal y con una serpiente en sus garras. Cuando vieron esto se asentaron allí y levantaron su imperio en torno a este lugar. Durante su migración, los aztecas descubrieron esta águila y fundaron la ciudad de Tenochtitlán, que hoy es la actual Ciudad de México. Así, el emblema central es un recordatorio para el pueblo mexicano de sus raíces aztecas.

Los colores de la bandera de México también tienen un origen histórico. A principios del siglo XIX, cuando México estaba luchando por su independencia de España, se formó un ejército de coalición de tropas españolas y los rebeldes, el Ejercito Trigarante. Para representar a este ejército se utilizó una bandera que incorporaba los colores rojo, blanco y verde. Esta bandera se usó hasta el final de la guerra. Preservar estos colores en la bandera de hoy en día es una forma de recordar la lucha por la independencia, así como recordar a la población mexicana los fundamentos sobre los que este país fue creado.

Dado que la actual bandera prácticamente no ha cambiado desde su creación, la historia de la bandera mexicana hasta ahora es relativamente tranquila, con la excepción de la imagen central que cambió siete veces. Las proporciones de la bandera han cambiado muy poco en los últimos años, así como el significado de los colores. Cuando se creó los colores representaban las tres garantías: independencia, religión y unión. Hoy los colores se describen oficialmente como: esperanza, unión y la sangre de los héroes. En cuanto a la imagen central, la bandera que se usó durante el Segundo Imperio Mexicano tenía 5 águilas, con una en cada esquina de la bandera rodeando el escudo central, y también tenía un escudo real que simbolizaba el título de emperador de Maximiliano. La versión actual de la bandera de México se adoptó en 1968 y presenta el escudo nacional en ambos lados de la bandera.

La bandera mexicana es un símbolo muy importante para todos los mexicanos que se ejemplifica el Día de la Bandera; un día dedicado a la celebración de la bandera donde cada mexicano jura lealtad a la bandera de México y al país. Hasta aquí la referencia de Don Quijote.

En esta ocasión, dado que el símbolo patrio tricolor pertenece a todos, sustraeremos dos citas anónimas para puntualizar su relevancia, la primera dice: “Eres el símbolo patrio que nos enorgullece a los mexicanos, y nos identificas en territorio propio o ajeno como hermanos de una sola tierra”, la segunda reza: “Sólo un mexicano sabe lo que se siente al ver ondeando su bandera en una tierra distinta a la que lo ha visto nacer. Los mexicanos podrán irse de su tierra, pero su patria la llevarán por siempre en su corazón”. Siempre tengamos presente estos pensamientos, sobretodo veneremos nuestra patria con acciones que nos enorgullezcan como mexicanos y no nos avergüencen ante el mundo ni ante nosotros mismos y recordemos: La bandera es la encarnación, no del sentimiento, sino de la historia misma.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Escuelas normales rurales

Libre manifestación vs violencia

El chiflido de Silvano

Terremotos… solidaridad y corrupción

Alistemos las monedas

Vandalismo en la UNAM

Cristóbal Arias, ¡va con todo!

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio