Estrellita M. Fuentes Nava
Buenavista no es tierra de nadie: Gordiano Zepeda
Viernes 22 de Febrero de 2019
A- A A+

Gordiano Zepeda Chávez es el joven alcalde que asumió las riendas del municipio de Buenavista desde finales del año pasado, a pesar de que el lugar que ha sido azotado en los últimos años por los embates del crimen organizado.

En días recientes las notas de prensa relacionadas con la inseguridad en su municipio lo han vuelto a colocar en la mira: narcobloqueos y enfrentamientos, así como una balacera que fue documentada en video por los asustados estudiantes de un Colegio de Bachilleres.

El presidente concedió una entrevista a su servidora, y me permitió platicar sobre la situación que impera en su territorio…

Presidente: en los últimos días se han estado generando enfrentamientos, balaceras y narcobloqueos en Buenavista, ¿qué es lo que está ocurriendo?

Gordiano Zepeda Chávez, alcalde del municipio de Buenavista
Gordiano Zepeda Chávez, alcalde del municipio de Buenavista
(Foto: Especial)

“La situación de municipio no es exclusiva de Buenavista, sino que está presentándose en toda la región de Tierra Caliente y en gran parte del territorio de Michoacán. Desafortunadamente la situación que estamos viviendo en el caso particular de Buenavista es el enfrentamiento de dos grupos del crimen organizado que están en disputa en el municipio, y es por eso que se han recrudecido los enfrentamientos, las balaceras, los bloqueos a las carreteras”.

¿Continúan los operativos por parte del Ejército y la Policía Michoacán?


“Efectivamente, de hecho desde que yo inicié la actual administración hemos tenido muy buen respaldo del Gobierno del estado, hemos tenido presencia de la Policía Michoacán, de la policía ministerial. A partir de Diciembre ha habido también respaldo del gobierno federal; hemos tenido muy buena presencia incluso de elementos del ejército, policía militar y de la Marina, quienes están realizando operativos permanentes”.

Me gustaría clarificar con usted, ¿está despachando ahí en Buenavista?


“Sí. Frecuentemente nos toca salir fuera por temas de gestión. Ahorita como apenas se están escribiendo las reglas de operación para este año por parte del gobierno federal y estatal, pues nos toca estar haciendo recorridos a otros niveles de gobierno, con diferentes instancias, para poder concretar proyectos y obras para el municipio, pero estamos despachando en Buenavista”.

¿Cómo va el nombramiento de la vacante de Síndico en el Ayuntamiento


“Como ya es sabido desafortunadamente la Síndico titular electa y la suplente desistieron desde un principio cuando entramos la actual administración. De acuerdo a lo que marca la Ley Orgánica había que esperar 90 días una vez instalado el Cabildo para poder declarar desierto el puesto de la Sindicatura. Nosotros hemos tenido un trabajo constante con el Cabildo, bien coordinado. El día 6 de diciembre, una vez que se completaron esos 90 días que marca la ley presentamos tal cual lo marca la Ley Orgánica de Michoacán la propuesta de Síndico al Congreso del Estado. Como lo marca la ley, el Cabildo propone y el Congreso ratifica. Respetamos los requisitos, sin embargo hasta la fecha no hemos recibido respuesta, y el puesto sigue sin ocuparse. Seguimos esperando la ratificación por parte del Congreso.

¿Buenavista es tierra de nadie?


“Definitivamente no. No consideramos que haya un estado de ingobernabilidad. La presencia de los diferentes órdenes de gobierno e instituciones que participan en la seguridad pública tienen presencia en todo el municipio. Y sí, es una situación complicada pero no se considera una tierra de nadie”.

¿Se siente usted amenazado de alguna manera?


“Afortunadamente no he recibido amenazas de manera personal. Me siento amenazado como cualquier otro ciudadano de la región por la situación de violencia que vivimos hoy en día, pero fuera de ahí, en ninguna circunstancia. Estamos trabajando y seguimos haciendo las acciones que nos corresponden como municipio para poder controlar esta situación”.

Entre estas acciones para poder generar las condiciones de certeza y seguridad que demandan los ciudadanos, ¿qué están haciendo como ayuntamiento al respecto?


“Estamos realizando obviamente la participación de la policía municipal que está muy en coordinación con las otras instituciones de seguridad para poder realizar las acciones que nos corresponden. Hemos estado gestionando los medios para poder equipar y sostener una policía bien y mejor equipada y poder cubrir la demanda que tiene la ciudadanía hoy en día. Además, estamos implementando proyectos en materia de cultura, deporte; estamos trabajando en buenos proyectos de infraestructura para garantizar y mejorar las fuentes de empleo en el municipio y que en el mediano y largo plazo pues cambie la dinámica social que hay hoy en día”.

¿Se ha sentido en algún momento abandonado por sus correligionarios o por su partido político?


“He recibido muy buen respaldo desde un principio de mi partido. Desafortunadamente por parte de los diputados del Congreso del estado de mi propio partido no ha habido muy buena respuesta ni respaldo para el municipio, como lo ha sido el caso del Diputado Sergio Báez, quien a pesar de ser vecino del municipio de Buenavista se ha mostrado indiferente a la situación actual”.

¿Por qué cree que esté sucediendo eso?


“Creo que la proyección de la situación que se está viviendo en el municipio y que se habla de que ha habido amenazas y otro tipo de situaciones pues ha repercutido precisamente en los compañeros diputados que de cierta manera han reflejado tener temor o incertidumbre para poder meterse de lleno en Buenavista. Sin embargo consideramos que debe ser algo prioritario, que nos toca a todos los niveles de gobierno velar por los intereses de la ciudadanía que estamos representando”.

¿Y cómo va su relación con el Gobernador Silvano Aureoles?


“Ha sido una relación cordial. Mantenemos comunicación directa con él. En su momento, situaciones particulares que se han requerido, me ha apoyado. La verdad sí me ha brindado un buen respaldo”.

¿Se puede entonces visitar Buenavista?


“Las principales comunidades del municipio siguen trabajando y operando sin ningún contratiempo, sin ningún problema. Obviamente hay que tomar algunas precauciones, pero sin problema alguno”.

¿Qué le comentan los ciudadanos?


“Sobre todo en la región sur del municipio, pues sí hay incertidumbre, sí hay cierto grado de desesperación por la situación que se está viviendo de violencia. Sin embargo pienso que con las acciones y el trabajo que hemos estado implementando nos hemos ido ganando la confianza y regresando la tranquilidad de la ciudadanía. Hasta el momento hemos tenido buena respuesta y parece que hay un bien concepto de la actual administración”.

Con la figura de la Guardia Nacional ¿considera que mejorarán las cosas en Buenavista?


“Claro que sí. De hecho tenemos todas las esperanzas puestas en la llegada y en la integración como tal ya de la Guardia Nacional ara que exista una coordinación más específica y regrese la paz y la tranquilidad al municipio”.

Y para finalizar señaló: “Pese a las condiciones que se viven en la región. Estamos en espera de que se publiquen las reglas de operación para poder concretar ya proyectos para el municipio, con la confianza y la seguridad de que estamos teniendo muy buen respaldo por parte del gobierno estatal y del gobierno federal y estamos convencidos que durante el transcurso de esta administración a mediano y corto plazo la situación social del municipio va a cambiar para mejorar en gran medida”…

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Lenguaje y misoginia

De la política a la práctica transversal de los Derechos Humanos en Michoacán

Líderes de papel

La dimensión social de la Iglesia según el Papa Francisco

Los valores en México, ¿cuáles? y ¿por quienes?

Mi mascota, mi maestra

Nuestros niños

El arca del gusto en Michoacán

El baile de Peña

5 de agosto: Día Mundial del Agua Potable

La famosa Lola

Mineras al acecho

¿Necesitamos nuevos partidos?

Generación Alpha

El ocaso de la clase media en México

La factura pendiente con el medio ambiente

Slow life

No sólo es prohibir las bolsas de plástico…

Escasez

Centennials

El valor de escuchar

Pastelito

Cultura chaira y fifí

Buenavista no es tierra de nadie: Gordiano Zepeda

Afortunadas mascotas

Los días sin coche

Apuntes sobre el PEF 2019

Nuevos tiempos, nuevos actores

Cuarta Transformación y Revolución 4.0

Adiós a peña

Pobreza y riqueza

El éxodo que se avecina

En defensa de la confianza

Bodas fifí

Vergüenza y herencia

Gestionar los desastres

Austeridad republicana y política exterior

El agua nos hermana

Cultura de revista

El amor en tiempos de internet

Viajando sola

De la misoginia en el ejercicio periodístico

La burbuja de la ilusión

El mito de la privatización por las reservas del agua en México

Votar como un acto de valentía

¿Gobernadores a reelección?

El mercadeo de los debates

Mar de información

Regresar a la violencia

De subjetivos y tristes nómadas el debate presidencial

La velocidad de la confianza

Adictos tecnológicos

Amarrando tigres

El universo es el límite

Mujeres desechables

No hay ni a quién irle

En México sí se prioriza

¡Chanfle! Y ahora… ¿quién podrá defendernos?

Generación X

Los límites del señor López

Una brújula para 2018

Cristo libertador

De entre los más pobres: Santa María Zaniza, Oaxaca

Un vistazo a los ciudadanos-clientes

Mi nombre es Estrellita

Lecciones desde la Revolución

Los millones del PEF 2018 ¿hacia dónde?

De la muerte y sus ironías

Ecos de Rusia de ayer y hoy

Los cuatro jinetes del Apocalipsis en la agenda ambiental

Del feng shui a los Atlas de Riesgos

Los dos Méxicos

El costo de no invertir en el agua en México

In the name of dog

El otro México

Controlar lo incontrolable: del reino de la TV al Smartphone

La doble cara de la minería en México

Una mirada al agua con ojos de mujer

Viejo PRI, ¿nuevo PRI?

El mito que se desmorona

Adiós a Barbie

Una vida entre perros

El valor de lo simple y ordinario

Fanta elecciones

El Inlakesh del agua

Voces de conciencia por el Lago de Cuitzeo

Movilidad social y discriminación en México

El reto de ser hoy municipio en México

El gran reto del agua desde lo local

Crisis del Estado y gobernanza

Más gorditos para 2030

La discriminación por el agua en México

De juniors, mirreyes y lords

#SiMeMatan

Planear sosteniblemente a México

Mundo millenial

La sonrisa de Duarte

¿Qué tienen en común United y Michoacán?

¿Un nuevo orden internacional?

De la mediumnidad al New Age en la clase política mexicana

¿Por qué desperdiciar agua?

¿Cómo medir la salud mental de los líderes políticos?

La vía de las mujeres en México y el mundo

El paradigma del gobierno del agua en México

El modelo de hidro-diplomacia entre México y Estados Unidos

La seguridad humana en el renglón de la democracia

Comida orgánica, ¿sólo para las élites?

Reset México

¿Reviven la Ley Korenfeld en San Lázaro?

Surfear la ola según Davos

En mis ideas mando yo

Compactémonos

El valor de la confianza

Agarrados por el cuello

Crecimiento de las exportaciones agrícolas en México, sí, pero no sin agua

Calidad democrática y crisis de legalidad en México

¿Aires de esperanza para la agenda ambiental?

Agua, pobreza y agricultura

Día Mundial de la Educación Ambiental

Pensar globalmente y actuar localmente en el agua

¿Quién es quién en el agua?

Agua y pueblos indígenas: una asignatura pendiente

La cooperación por el agua

Desastres naturales y pobreza

Cambio climático: una agenda de seguridad para Michoacán