Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Intermediarios, reguladores y negocios
Miércoles 20 de Febrero de 2019
A- A A+

En poco más de dos meses, el gobierno de AMLO no sólo se ha visto favorecido con altos índices de aceptación, un punto porcentual a la semana acorde con Mitofsky, sino que también su base electoral inicial ha tendido a duplicarse con personas que apoyan sus acciones, pero quizás no le dieron su voto. Es el caso del combate a la corrupción.

Más allá de las supuestas dádivas que PRI y PAN “reprueban”, como si sus gobiernos no hubiesen hecho lo mismo, pero potenciado con corrupción e impunidad, el combate al huachicol, exponer la corrupción en Pemex, negocios cuestionables en la CFE y nombres de funcionarios presuntamente implicados, son bien recibidos.

En los tres sexenios anteriores, la corrupción ubicó a México en los peores lugares del mundo, según Transparencia Internacional. Pero quedaba en reportes y comentarios, pues a pesar de los anuncios electoreros y la apertura de organismos supuestamente ad hoc con cargo al erario público, todo se resumía en discursos políticamente correctos.

Hoy, la exposición de estos casos deja al descubierto que, en buena medida, algunas de esas organizaciones de la sociedad civil y los llamados órganos y organismos autónomos, todos financiados con recursos públicos, fueron poblando el espacio público para privatizar el dinero público y justificar el saqueo neoliberal.

Se dice que en Pemex y CFE hubo una acción deliberada de ex funcionarios públicos para realizar contratos leoninos justificados por la competitividad, favorecedores de ciertas compañías privadas para después ser contratados por esas empresas, pero esa conducta va más allá: es parte del actuar de la tecnocracia neoliberal.

Y sí, la tecnocracia neoliberal nunca ha tenido trabas morales o intelectuales. Privatizar, corromper, usar el dinero público para sus fines, son parte de sus objetivos al justificar al supuesto mercado. Basta de subsidios, es necesario que el mercado “decida”. Y así pretendió la tecnocracia mexicana, ocultando el saqueo neoliberal.

En los tres sexenios anteriores, la corrupción ubicó a México en los peores lugares del mundo, según Transparencia Internacional.
En los tres sexenios anteriores, la corrupción ubicó a México en los peores lugares del mundo, según Transparencia Internacional.
(Foto: Especial)

No eran sospechas, exageraciones o pactos en “aras de la competitividad”: simple saqueo neoliberal. Algunas organizaciones de la sociedad civil asumieron ese papel saqueador, sobre todo las ligadas a PAN-PRI-PRD, mientras que las financiadas por los empresarios pasaron, de la crítica a las corruptelas de PRI-PAN a golpear al actual gobierno.

La crítica es fundamental, pero golpear al gobierno federal por exhibir a corruptos y corruptores, es hasta sospechoso. Prensa, comentócratas, intelectuales de derecha y ultraderecha están en una guerra sucia. Con todo, no aquilatan que su guerra fortalece a AMLO por una simple y sencilla razón: cercanía con las mayorías. No entienden.

Recientes descalificaciones tildan a AMLO de marxista (Jorge Castañeda, El Financiero) peronista o neosovietista (Isabel Turrent, Reforma), déspota tipo Pol Pot-Khmer rojo (Alejandro Páez Varela, Sinembargo.mx) y que anda con “atrocidades nazis” (Enrique Cárdenas, El Financiero), pero ni la ultraderecha se pone de acuerdo para denostarlo.

¿Tendrán derecha y ultraderecha argumentos? Es la oposicioncita empeñada en defender a los llamados órganos reguladores hoy, que en realidad responden a los intereses que deberían regular, y a las estancias infantiles que, de prestar un servicio fundamental para niños y niñas, se convirtieron en jugosos negocios. 80 mil niños parte de la simulación.

No todos los intermediarios, caso de las estancias infantiles y organizaciones de la sociedad civil, así como tampoco todos los órganos autónomos, como CNDH, se afanaron en privatizar el dinero público y justificar el saqueo neoliberal, pero varias de estas instancias accedían a recursos públicos para hacer negocios en nombre de buenas causas.

Exhibir las corruptelas del prian refuerza la agenda política de AMLO, pero es un filón que se puede agotar, además de abrir frentes innecesarios para que derecha y ultraderecha profundicen su guerra sucia. Asimismo, es necesario, antes que exponer mediáticamente, poner en marcha los mecanismos jurídicos existentes para desmontar lo denunciado.

Como quiera, el combate contra la corrupción tiene que seguir y profundizarse. Las críticas y la diatriba muestran a quienes refinaron su manera de vivir del presupuesto público, apropiándose de buenas causas y haciéndose pasar en únicas representantes de la sociedad civil, término que no pocas ONG empresariales han pervertido.

La sociedad civil y los órganos autónomos se volvieron en espacios privilegiados para la intermediación, privatización del dinero público y el saqueo neoliberal. Es claro que no se puede generalizar, pero muchas, en lugar de usar los recursos públicos para los fines que fueron creadas, convirtieron en modus vivendi el saqueo.

La última y nos vamos:



1. La Guardia Nacional en la encuesta de El Financiero: para 77 por ciento de los encuestados, ayudará mucho o algo a resolver la inseguridad, para 53 por ciento es necesaria, 80 por ciento está a favor de militarizar el combate a la inseguridad y 68 por ciento prefiere a los militares combatir la inseguridad.

2. El gobernador michoacano debería ponerse de acuerdo consigo mismo alguna vez: afirma que gracias a las fuerzas armadas Michoacán se ha mantenido en pie, pero insiste en que la seguridad pública es responsabilidad de los civiles.

3. Carlos Slim dijo que la burocracia de los órganos autónomos es una traba a la inversión ¿el interés tiene pies?

4. Como la captura de los grandes capos de la droga en México no aniquiló a los carteles, pues se atomizaron y nuevos líderes ocuparon sus posiciones, volviendo más sangrienta la violencia delincuencial, la condena de El Chapo, después un juicio de tres meses, no detendrá el trasiego, consumo de drogas, adicciones y criminalidad asociada en Estados Unidos.

5. Mientras el lidercillo del PAN arremete contra AMLO, la hegemonía de ese partido en Baja California está por llegar a su fin. Acorde con encuestas, el 49.4 por ciento del electorado de ese estado, votaría por Morena en las elecciones por venir.

6. El conflicto entre corrientes en el PRD Michoacán, concluyó como se preveía: la tribu ADN rompió con ese partido, dejando en la orfandad al gobierno, funcionarios y viejos militantes. La debacle anunciada de un partido político que hoy es digno representante de la derecha y el neoliberalismo saqueador.

7. Mientras Donald Trump armaba su diatriba antisocialista, amenazando a Venezuela y Cuba –incluye a Nicaragua, apoyado por la ultraderecha cubanoamericana y antichavista, 16 estados de la Unión Americana en el Día de los presidentes lo demandaron contra la declaratoria de emergencia nacional para construir el muro fronterizo con México: “mal uso del poder presidencial” y “usurpación unilateral de los fondos de los contribuyentes”, los motivos.

8. En 2012-2017, el CONACYT reservó 159 documentos por hasta 12 años sobre uso de fondos públicos e investigaciones relacionadas con seguridad pública, seguridad alimentaria, alimentos genéticamente modificados, entre otros.

9. El reporte La libertad en el Mundo de la organización conservadora Freedom House, con sede en Washington, DC y 80 por ciento de su financiamiento proveniente del gobierno estadounidense, que califica los derechos políticos y libertades civiles de los países, afirma que México es un país parcialmente libre.

10. Recomendación para quienes tienen acceso a Netflix: Extraordinario documental, Los días de Ayotzinapa, dirigido por Matias Gueilburt y Sebastián Martínez Piñeiro, con la colaboración de Paco Ignacio Taibo II. Desmantela la “verdad histórica” de Enrique Peña Nieto y explica en parte porque México es un país parcialmente libre.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente