Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!
Viernes 27 de Mayo de 2016
A- A A+

Se entiende que en situaciones político sociales no siempre hay coincidencias, lo que para unos es bueno para otros es malo; unos ven las cosas de color rojo, otros pueden verlo negro; en pocas palabras, se dice que todo depende del cristal con que se mire… y que uno haya deseado o le convenga mirar.

Esto viene a colación porque es innegable que el país está viviendo una agitación social muy grande, más grande de lo que realmente los medios informativos tradicionales nos reflejan. No se trata sólo del magisterio, que es noticia permanente, sino también del Sector Salud, del agropecuario, de los mineros, de transportistas que ya no ven la puerta con los cobros de peaje en autopistas, de comerciantes que desean colocar su producto y están expuestos al coyotaje, los trabajadores de Pemex y de la CFE que están con el Jesús en la boca por la apertura a la iniciativa privada, de los desplazados por cuestiones de narcotráfico, de pobreza, de desempleados, de empleados de comercio por nulas prestaciones laborales. En fin, la lista es interminable y mucho tienen que ver las estrategias gubernamentales, con todo y los factores externos que nos ponen de pretexto. Seamos claros, la situación en México evoca una ebullición que en cualquier momento, como olla de presión, puede explotar.

Por supuesto que las determinaciones del gobierno federal se ven sustentadas por determinaciones que toma un grupo mayoritario de legisladores que velan más por intereses personales o de grupo que del bien común; como queramos describirlo pero , insistimos, las determinaciones tienen que ver con la gente que está o ha estado en el poder.

El régimen de Peña Nieto es muy curioso: cuando las cosas se perciben o las disfrazan bien, se posicionan como los aptos reformadores, proyectistas o funcionarios competentes, pero cuando les brinca la liebre o las situaciones macrosociales se descontrolan, tienen elementos en su gabinete que buscan y encuentran pretextos idóneos para lavarse las manos.

Al gobierno de Peña Nieto, con matices más totalitarios que democráticos, le hace falta ser más humilde, más sensible, más popular.
Al gobierno de Peña Nieto, con matices más totalitarios que democráticos, le hace falta ser más humilde, más sensible, más popular.
(Foto: Cuartoscuro)

Todos sabemos que una característica especial, para aquellos que viven pero que no abusan de la política, es o debiera ser, la sensibilidad, elemento vital que con la tolerancia y la capacidad son tarjetas de presentación de gobiernos que se jacten de ser democráticos y participativos; pero en la República Mexicana, ¡puras habas!, ya que no se tiene la humildad, la sensatez, sapiencia para modificar acciones que a todas luces perjudican diferentes estratos de la sociedad, no existe capacidad de autocrítica, que aparece cuando el gobernante se ha estado sometido a permanente evaluación y tiene la valentía para cambiar el rumbo de la nave cuando existen señales de un posible naufragio.

No es justo que la trayectoria de una nación siga únicamente lo diseñado por un grupo de tecnócratas que desde un escritorio o desde una posición privilegiada se conviertan en mesías de todo un pueblo; con mayor razón cuando las visiones y los enfoques van en una misma dirección porque nadie quiere salirse del guacal ya que responden a un mismo lineamiento que puntualizan los líderes más representativos y que por lo general ocupan los espacios de mayor jerarquía; cuando los grandes temas ni siquiera son delineados por mexicanos ya que están a expensas de orientaciones que organismos internacionales marcan a conveniencia de los poderosos, de tal manera que los máximos planificadores de la política local son comparsas de redes económicas e ideológicas que mueven al mundo a su antojo; por lo tanto, es complicado hablar de una política mexicana pura y auténtica.

Eso de que México es libre y soberano es tan falso como decir que la Reforma Educativa es en beneficio de la educación y de los niños, es tan falso como decir que las distintas reformas en este sexenio son en favor de los trabajadores, es tan falso como decir que en México existe la verdadera democracia, tan falso como decir que el nefasto de Aurelio Nuño no tiene anhelos presidenciales.

No todos los problemas de un país tienen soluciones inmediatas, máxime cuando los recursos económicos no son suficientes, bien porque no se tienen, bien porque los han saqueado. Mucha de la problemática existente se pudiese resolver con una actitud más abierta, más humana y más dispuesta al diálogo. ¿Qué caso tiene contar con un gobierno que hace oídos sordos a las demandas de uno de los grupos más valiosos de la sociedad como lo son los maestros, a quienes pueden satisfacer si sólo se hacen a un lado los temas de la Reforma Educativa que trastocan sus conquistas laborales, así como su tranquilidad para desempeñar su labor sin sobresalto alguno? ¿Qué tan bondadoso o maquiavélico puede ser un gobierno que orilla a que la sociedad festeje que le quiten su tranquilidad laboral a un profesor o lo sometan a contratos tendenciosos para no asumir responsabilidades que en un futuro puedan darle al trabajador la tranquilidad de una pensión digna y humanitaria? ¿Hasta dónde llega la manipulación de un gobierno que en lugar de que el grueso de la sociedad obtenga beneficios similares a los que tienen los maestros lucha por arrancárselos, peor aún, que la propia colectividad, en lugar de esforzarse por lograr mejores condiciones de vida, aplauda que se los arrebaten a quienes cuentan con ello?

Nos están llevando a un mundo donde cada quien pelee por lo suyo, de manera aislada y personalizada; el gobierno de Peña Nieto, con matices más totalitarios que democráticos, le hace falta ser más humilde, más sensible, más popular. Es muy cierto que tiene los distintos ejércitos para imponer condiciones bajo pretexto de las leyes establecidas a modo para imponer su poder, pero la imposición, la represión, el odio creado hacia los mismos gobernados y la sinrazón, no son augurios de gobierno fuerte y aceptado; son síntomas de un marcado debilitamiento, debilitamiento que se va reflejando en las instituciones, en organizaciones diversas, donde basta una pequeña chispa para provocar lo que nadie anhela: un estallido social… lo sucedido en varias entidades , son focos rojos que deben valorarse.

Vicente Fox externó: “Mucha gente confunde debilidad en la Presidencia de la República, con ejercerla democráticamente. Esa gente tiene todavía resabios del pasado, añora el autoritarismo como una fórmula de gobierno”. En tanto, Christopher Eric Hitchen exclamó: “El principio esencial del totalitarismo consiste en promulgar leyes que sean imposibles de obedecer”. ¡Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas