Rogelio Macías Sánchez
ALGO DE MÚSICA
De la veleidad humana y algunas de sus razones/2
Martes 12 de Febrero de 2019
A- A A+

Sigo en ayuno riguroso de música clásica en vivo. Primero, porque no ha habido gran cosa en el año en la ciudad, pero principalmente por problemas míos de salud que me han mantenido en casa. Para cumplir con esta columna, he acudido a mis recuerdos mejores de la música y hace ocho días analizando la veleidad humana de gustar y dejar de gustar la música. Hoy abundaré en este segundo tema. Para ello, voy a revivir una entrega antigua que no necesita más explicaciones que las que tiene de origen.

Data de enero del 2013 y el título es ¿Cambia el mundo o cambiamos los mundanos? y la hice a raíz de la revisión de dos entregas previas que se refirieron a interpretaciones de obras sinfónicas de Beethoven, que a pesar de ser buenas no me gustaron y hasta incómodo me sentí ante ellas. La primera fue la del Concierto para violín y orquesta que abrió el XXIV Festival de Música de Morelia (2012), de la que terminé mi opinión con las siguientes frases: "Toda la obra sonó bien, no le faltó nada y no hay quejas de la ejecución desde el punto de vista de la técnica, pero no sonó a Beethoven. Fue demasiado suave, tímida y débil, sin energía ni romanticismo heroico. Beethoven fue el gran ausente de ese concierto."

Filarmónica de México
Filarmónica de México
(Foto: Cuartoscuro)

El 14 de diciembre de 2012 se dio un concierto de la Orquesta Sinfónica de Michoacán. De entonces dije: "tuvimos una muy buena versión de la Fantasía para piano, voces solistas y coro de Beethoven. El pianista hizo muy bien su parte, pero la tomó con más suavidad y lirismo y menor sentimiento heroico del que preferimos; pero ése es su modo de sentir la obra".

Pues resulta que no me gustó Beethoven en la interpretación de dos obras, bien ejecutadas y hasta con virtuosismo, pero con una dinámica y un sentimiento que no fueron lo que yo esperaba. En los dos casos se privilegió el lirismo sobre el ritmo algo más rápido y enérgico. Eso no me gustó, pues no fueron de acuerdo con el concepto de "mi" Beethoven de esa época compositiva.

Eso no me había sucedido. Al reconocer este hecho, salta de inmediato la pregunta: ¿Ha cambiado el concepto de la personalidad de Beethoven entre los intérpretes modernos o ha cambiado mi percepción y ahora escucho de modo diferente? Puede ser una o la otra o las dos.

Los de mi generación, los que nacimos y crecimos alrededor de los años de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), tuvimos otro concepto de las dificultades del mundo y durante nuestra juventud tuvimos modelos heroicos en personajes, instituciones o estados que sabíamos que habían luchado o seguían luchando, cada uno desde su plataforma, por una sociedad humana más equitativa. Uno de nuestros héroes legendarios era Beethoven y siempre lo imaginamos sabio, romántico, fuerte y heroico y así nos sonaba su música, porque así la interpretaban.

El mundo sigue dificultoso, no sé si más o menos que hace sesenta años, pero de un dificultoso diferente. El riesgo de un derrumbe o cataclismo es alto pero menos inmediato y ya no hay instituciones o estados modelo para los jóvenes románticos. No hay ejemplos heroicos o son blandos y ligeros. Esto también afecta a los jóvenes artistas de la música, que nos ofrecen su propia idea de las obras de Beethoven y no nos cuadra del todo a los viejos.

Pero también puede ser que yo guarde memoria mítica de versiones antiguas de esas obras de Beethoven y cuando escucho ahora nuevas, no cuadran con los recuerdos mitificados que conservo y las juzgo flojas, blandas y ligeras, aunque acepto su perfección técnica.

Finalmente, creo que en este fenómeno subjetivo que ahora empiezo a vivir, intervienen los dos mecanismos que he tratado de explicar. Las nuevas generaciones de intérpretes tocan distinto a Beethoven porque lo entienden y sienten distinto, y yo ahora percibo y proceso en forma diferente la música.
Hasta la próxima.

Sobre el autor
Rogelio Macías Sánchez Médico cirujano por la UNAM, Especialidades de Neurología y Neurocirugía. Con ellas, ha ejercido en instituciones oficiales y en la práctica privada. Catedrático de la Universidad Michoacana Amante de la música clásica desde sus primeros años por inducción familiar, se desarrolló como melómano cultivado por iniciativa propia. Por confluencia de circunstancias se ha desarrollado como periodista aficionado en el ámbito cultural en la crónica y crítica de música clásica. También, y auténticamente por amor al arte, ha sido promotor de eventos magníficos de música clásica en Morelia.
Comentarios
Columnas recientes

La OCUM estrena obra de Manuel Cuevas

La Sonata Hammerklavier y el Cuarteto Opus 130 de Beethoven

De mis mejores recuerdos de la música/6

Ilusión, frustración y gusto con la OCUM

Todos los jueves en el Conservatorio de las Rosas

De lo mejor de mis recuerdos en la música/5

De la veleidad humana y algunas de sus razones/2

De la veleidad humana y algunas de sus razones

De lo mejor de mis recuerdos en la música/4

De lo mejor de mis recuerdos en la música /3

De la música clásica en el 2018

Artículo 1000: Cerró el XXX Festival de Música de Morelia

Concierto de la Camerata Morelia

El mito de don Juan

Promesa cumplida: De Tonantzin Ortega con la OCUM

Medicina, música y neurología con la OCUM

Tapabocas de la OCUM

Dmitri Shostakovich en el Conservatorio de las Rosas

Domingo Ortega y la OCUM

Del teatro lírico

El trovador de Giuseppe Verdi en León

Algo de música

Regresó la música a Morelia.

De algunas mujeres músicas (compositoras de música)

De las mujeres de los músicos/6

ALGO DE MÚSICA

Concierto histórico de la OCUM

¡Ser poco el amor y desperdiciarlo en celos!

Parece ser que regresamos a la normalidad

De los directores de la Osidem

Volver a recordar

Como chango sin mecate

Algunas reflexiones sobre sociología de la música

Música, arte, cultura y sociedad

22 años sin Eduardo Mata

De la música clásica en 2017

La Creación de Haydn

El Coro de la Transformación en el Sanatorio La Luz

Ensamble Contemporáneo de Morelia

XXIX Festival de Música de Morelia. Tercer fin de semana

XXIX Festival de Música de Morelia. Segundo fin de semana

“Cuicayólotl” o “Canto del corazón”

Habemus XXIX Festival de Música de Morelia

Música y béisbol

De la música en las bodas

La Universidad Michoacana festeja su Centenario

Magnífico concierto con fines benéficos

Un poco de historia de mi pasión por la música clásica

La música y los terremotos de México

Rafael Méndez en “Todos los jueves”

De nueva cuenta con la OCUM

Un poco de historia de mi pasión por la ópera

Carmen de Bizet en León

Vuelve la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana

A seguir inventando

Con Bola Suriana, de protesta

Si no hay para pan, buenas son tortillas

Para seguir hablando de música

Se canceló el concierto de la Osidem

Del orden de las obras en los programas de música clásica

Erika Dobosiewicz y la Osidem

De la abundancia a la filosofía

Del Festival Internacional de Guitarra de Morelia

Hermosa Schubertiada, la tercera

Segunda Schubertiada en el Conservatorio de las Rosas

Schubertiadas con Alexandr Pashkov

En el centenario natal de Juan Rulfo: 16 de mayo de 1917

Desconcierto mata música

De la Quinta sinfonía de Beethoven

De los conciertos para piano de Mozart

Verdad y belleza de la pirekua con Nana Rocío Próspero

Música y religión

El Stabat Mater de Dvorák en Coatepec, Veracruz

En verdad, ¿sabré yo qué es la música?

Buen concierto de la OCUM

¡Muy buen concierto de la Osidem!

Una vez más, de la Osidem en su primera temporada del año

Entrega sin título

En una velada de Todos los Jueves del Conservatorio

La Osidem en su primera temporada del año

Almas gemelas: Monarcas Morelia y la Osidem

¿Puede intentarse una sociología de la música?

¡Mal comienza la semana para los que ahorcan en domingo!

De la obligación de compartir

De la música en las crisis sociales

Las estaciones de Vivaldi o el colmo de la música programática

De la música clásica en 2016

Cumpleaños de Beethoven

Artículo 900. De entregas y mucha música en Morelia

Melodía y armonía, vocales y consonantes

Siguió y terminó el Festival de Música de Morelia

Memorable jornada con The Orchestra of the Swan

Abrió el XXVIII Festival de Música de Morelia

XXVIII Festival de Música de Morelia

El Conservatorio de las Rosas en la UNAM

Las Variaciones Goldberg de Bach

Hoy haré un artículo sobre mí

El elixir de amor de Donizetti

De la música ambiental

De la música clásica mexicana

Reapareció la OCUM

En septiembre, de la música clásica mexicana

En septiembre, de la música clásica mexicana

Con la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata

A propósito de nuestra Osidem, ¿qué hace un director de orquesta?

De la música en las Olimpiadas

Música para una intervención quirúrgica

Mis experiencias con las Carmina Burana

Las Carmina Burana con la Osidem

De nueva cuenta, en miércoles de la OCUM

La crítica y el comentario musical

Concierto-festival novedoso e interesante de la OCUM

Buen concierto con la Orquesta Sinfónica de Michoacán

Opiniones personales de la cultura y el arte

Franco Rivero y Ernesto Lecuona en Morelia

El Conservatorio de las Rosas en la UNAM

Futbol mata música

En ausencia de un presente, recordar

De nueva cuenta con la OCUM

¿Soy yo o es la orquesta?

¿Es el hombre un animal musical?

Una vez más, de la música viva

Del tema y variaciones

De los programas de mano en los conciertos sinfónicos

Luces y sombras en el concierto de la Osidem

La OCUM adelanta la Semana Santa

De la música litúrgica de Michoacán

Alexander Pashkov y los estados de ánimo de un artista

Con la OCUM, en plena temporada

Concierto de Año Nuevo de la Osidem

Más de la música clásica

¿De qué trata Algo de Música?

In memoriam Pierre Boulez

De la música clásica en 2015 (segunda parte)

De la música clásica en el 2015 (primera parte)

Beethoven cumplió años la semana pasada

De la Banda La Asunción de Comachuén

Del \"bajo continuo\" en la música barroca. A propósito de un concierto reciente

Lindo concierto para cerrar el Festival de Música de Morelia

Magna función del FMM: Máscara Vs. cabellera

Abrió el XXVII Festival de Música de Morelia

Homenaje a Ana María Martínez Estrada

Bienvenido, XXVII Festival de Música de Morelia

Sentimientos encontrados en el concierto de la Osidem

Ahora sí, de nuevo con la Osidem

Los Mets derrotan a los Dodgers 3-1

De la OCUM en concierto extraordinario

De nueva cuenta con la Orquesta Sinfónica de Xalapa

De Gonzalo Curiel y la música mexicana

De vuelta en el Campus Morelia de la UNAM