Salvador Molina Navarro
DERECHO A QUÉ...
En la opacidad de la transparencia
Martes 12 de Febrero de 2019

“Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral”

Sir Francis Bacon

A- A A+

Los espacios ciudadanos siguen dando tintes más de intereses políticos y personales que ciudadanos.

Es altamente reprochable que quienes por alguna circunstancia se benefician con espacios ciudadanos, hagan gala de sus más bajas costumbres o modus viviendi El Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales –IMAIP-, es, sin duda, un botón de muestra.

El saliente Consejero Daniel Chávez, ha dado la nota por su conducta opaca el presidir el más loable instituto de transparencia y honestidad del Estado, en primer lugar se le ha señalado como el beneficiado de un contrato de arrendamiento, en donde el IMAIP rentaba el vehículo propiedad del Consejero; es decir el entonces Consejero arrendó su propio auto para su propio uso, en este tenor, recibía puntualmente un pago de seis mil pesos mensuales por el arrendamiento, además el IMAIP, pagaba servicios, gasolina, composturas, etcétera.

Es urgente que IMAIP tenga transparencia
Es urgente que IMAIP tenga transparencia
(Foto: Especial)

La actual Consejera Presidenta fue quien redactó el contrato de arrendamiento cuando fungía como encargada del área jurídica del IMAIP, aun cuando la transparencia es el fin y motivo de creación del IMAIP, en su versión web se advierte que dicho contrato fue bajado de la red, es decir, se ocultó haciendo gala de la opacidad en la transparencia.

La transparencia no puede ser solamente el nombre de un instituto, debe ser una forma de conducirse en los cargos públicos, los ciudadanos necesitamos que nuestros espacios sean verdaderas trincheras en donde se utilice la congruencia, la honestidad, la ética y el profesionalismo para poder ser factores de cambio en beneficio social, no es permisible que en dichos espacios se tengan las mismas prácticas que se pretenden señalar, evidencias, hacer públicas y erradicar, no puede pasar inadvertido que dentro del IMAIP se privilegia la opacidad, que se ordenan comprar automóviles de lujo para uso exclusivo de los consejeros y ocultarlo; no podemos tener funcionarios opacos en un espacio dedicado y erigido en pro de la transparencia.

La legalidad es una característica del actuar ciudadano, sabemos que las autoridades se han alejado de la legalidad y la transparencia, de ahí la importancia que dentro de un espacio dedicado y creado por y para los ciudadanos, las cosas se hagan desde una óptica diferente, que dejemos los intereses personales por fuera y encumbremos a aquellos quienes representan los intereses sociales, aquellos quienes tienen solvencia moral para poder señalar los actos opacos, que se garantice y defiende el derecho de acceder a la información, que sean garantes de la protección de los datos del ciudadano, no deben existir dichas cualidades en el discurso, sino en los hechos, no pueden ser menor el impacto social y político cuando se habla de ilegalidades y cochupos al interior del IMAIP, pues se ha referido de forma preocupante que la actual cabeza del IMAIP ha arribado en contravención a la Ley de Transparencia, sin embargo, no se ha aclarado dicho señalamiento, la actual Presidenta del IMAIP debe hacer un acto de congruencia moral y ética y transparentar el proceso de su nombramiento, debe explicar a los ciudadanos la forma en que se dio su arribo a la presidencia del IMAIP.

Es urgente que IMAIP tenga transparencia, que sea congruente, que la ciudadanía tenga espacios fortalecidos y funcionando, hoy por hoy seguimos siendo testigo de la dificultad que entraña hacer compatibles la política y la moral, hoy por hoy seguimos viendo cómo se adueñan de los espacios ciudadanos, para impregnarlos de las mismas prácticas que se supone deben ser señaladas, combatidas y erradicadas, hoy por hoy vemos como todas las instituciones ciudadanas siguen siendo bastiones políticos, hoy por hoy los ciudadanos debemos seguir siendo vigías y jueces de las malas prácticas de quienes están encumbrados, pues nuestros espacios nos han quedado a deber, hoy no toca señalar, hacer público y transparentar los malos manejos, los convenios firmados en la opacidad, los procesos llevados al margen de la ley, la corrupción, la incongruencia, el beneficio personal y económico por encima de los intereses sociales, hoy somos los ciudadanos quienes debemos hacer la tarea y conquistar a las instituciones para poder generar una nueva de realidad social y política, hoy nos toca y no debemos ni podemos renunciar a tan alta encomienda.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

En la opacidad de la transparencia

El salario, un derecho pisoteado

El Ramal Camelinas

"Hoy los mexicanos gritamos"

El silencio del Congreso

Hoy exigimos respeto a nuestros derechos

“Nuestro congreso preocupado”

“Una clase política preocupada”

“Los Ministros y la austeridad”

“La esperanza de México”

"Propuestas y más propuestas"

Aumentar las penas una propuesta en boca de todos

Arranque de campañas, promesas y realidades

El agua, un problema incipiente

La familia

Los beneficios de la Reforma Energética

Una batalla, un logro y un beneficio para todos

El derecho a recibir el salario en tiempo y forma

La cuesta de enero más larga

México en el banquillo de los acusados

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa