Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?
Jueves 7 de Febrero de 2019
A- A A+

Al menos en los primeros lugares del ranking de la violencia en los municipios durante 2018, del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A.C., presidido por José Antonio Ortega, no se sitúan a ningún michoacano.

En el documento correspondiente se indica que en el año pasado el estado de Guanajuato tuvo a seis de los veinte municipios más violentos del territorio mexicano; ahí, establece grupos criminales disputan huachicol y robo de carga.

El órgano colegiado apunta que los subsidios gubernamentales -ni acciones no coercitivas- no bajaron la violencia ni lo harán, que se lo advirtieron al anterior gobierno federal, presidido por el priista Enrique Peña Nieto.

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
(Foto: Especial)

Señala que se predijo el fracaso, porque “no actuaba ni contra la impunidad ni para desmantelar a los grupos criminales y partía de la suposición de que los delincuentes delinquen “por necesidad”.

Sin embargo, acota, el tiempo nos dio la razón. Después de haberse gastado más de 16 mil millones de pesos en los últimos 8 años en “prevención social del delito”, el país es más violento.

Y no solo eso, sino que considera que “podemos pronosticar que la orientación que en el mismo sentido y de manera más radical lleva a cabo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, está condenada al fracaso”.

Pero, prosigue, si a eso se le añaden las negativas a actuar contra los delincuentes en general porque tienen “necesidad” o contra los jefes de los grupos criminales, el resultado será desastroso para el país.

Para ilustrar una parte del estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia Penal se señala lo siguiente:

1.- Por segundo año consecutivo el municipio de Tecomán, Colima, fue el que presentó el Índice de Violencia Municipal más elevado, de 89.45 puntos.

En la segunda posición está Tijuana con 88.66 puntos y Salamanca en la tercera con 79.21.

2.- De las 20 demarcaciones con el Índice de Violencia Municipal más elevado, 10 presentan un nivel de marginación muy bajo, 9 bajo y solo uno presenta nivel medio, esto según el Índice de Marginación del Consejo Nacional de Población, correspondiente a 2015 (ese estudio se realiza cada 5 años).

3.- Cabe destacar el caso de los municipios de Guanajuato. Hasta antes de 2018 ningún municipio de ese estado había figurado entre los 20 más violentos, pero el año pasado ingresaron 6 municipios. Este es el resultado de las pugnas entre grupos criminales, que se disputan el control del robo de combustible de Pemex, de carga en ferrocarriles y de carga en carreteras y ciudades.

Esto confirma que no son las condiciones socioeconómicas las que determinan la incidencia criminal. En los últimos 10 años Guanajuato ha sido de los estados con mayor crecimiento económico y reducción tanto de la pobreza como del rezago educativo. Para 2020 Guanajuato podría reducir a cero el porcentaje de personas en pobreza extrema (a la fecha es de 4.2 por ciento).

4.- En la edición 2018 de en el estudio se incluyeron 234 municipios, de un total de 2458 de los cuales 104 presentaron un nivel de violencia por encima del promedio nacional. Pero estos municipios en su gran mayoría ni son pobres, ni han visto empeorar los niveles de bienestar, sino exactamente lo contario.

De esos 104 municipios en 69 de ellos el nivel de marginación social es “muy bajo” (o sea el nivel de bienestar es muy alto); en 28 el nivel de marginación es “bajo”, en 6 es “medio”, en ninguno es “alto” y sólo en uno, Chilapa de Álvarez, Guerrero el nivel es “muy alto”, según cifras del CONAPO.

5.- En los 234 municipios de nuestro estudio viven 82,350,829 habitantes, quienes constituyeron el 66.02 por ciento de la población del país y en donde tiene lugar también el 82.38 por ciento de los seis delitos considerados en el ranking: homicidio doloso, secuestro, violación, lesiones dolosas, robo con violencia y extorsión.

6.- Específicamente en estos municipios ocurrieron el 71.72 por ciento de los homicidios dolosos en el país; el 66.67 por ciento de los secuestros; el 74.87 por ciento de las violaciones; el 78.04 por ciento de las lesiones dolosas; el 86.59 de los robos con violencia y el 77.66 por ciento de las extorsiones.

Nada es lo que parece



Y exactamente a cuál, al federal o al estatal, porque "la Sección XVIII de la CNTE en Michoacán emite un tajante posicionamiento de rechazo a las actitudes intimidatorias que el gobierno expone ante el magisterio democrático que lucha por el respeto de sus derechos laborales, salariales y sociales”.

Conjuro



En el conflicto magisterial, hay una leve esperanza de justicia al llegar a los juzgados el caso de los bloqueos ferroviarios de los llamados maestros democráticos…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?