José María Carmona
¿ A dónde va Venezuela ?
Miércoles 6 de Febrero de 2019
A- A A+

La situación política de Venezuela es de una crisis profunda por el gobierno dictatorial de Nicolás Maduro y su política que ha masacrado a cientos de activistas políticos y opositores a su gobierno, teniendo como contexto la peor crisis económica y financiera que lleva a una economía destruida en su aparato productivo y a la pérdida absoluta del poder adquisitivo de los salarios.

Nicolás Maduro es el continuador del socialismo del siglo XXI del ex presidente Hugo Chávez, cuyo modelo económico se presento como una alternativa al principio del presente siglo al modelo neoliberal.

El gobierno dictatorial de Nicolás Maduro
El gobierno dictatorial de Nicolás Maduro
(Foto: Especial)

A pesar, que el gobierno chavista expropio los principales sectores estratégicos de la economía e impulso más de cinco mil cooperativas a partir de los recursos financieros derivados de la venta del petróleo en el mercado internacional, y tomando en cuenta que Venezuela posee la primera reserva de petróleo en el mundo, eso no fue suficiente para garantizar el crecimiento económico porque a pesar de su “socialismo” mantuvo la sociedad comercial con los grandes consorcios petroleros, además de venderle a los Estados Unidos el 40 por ciento de esta producción.

Hoy el aparato productivo venezolano que está hecho pedazos y con una inflación de un millón por ciento es decir que la moneda nacional no vale nada.

Son estos factores lo que ha llevado a la crisis política causada por el repudio popular hasta hoy capitalizada por los partidos opositores de la patronal venezolana.

Los factores económicos antes apuntados y el deterioro de las condiciones de vida y la escasez de los productos de primera necesidad para la población y la banca rota del sistema de salud son los factores determinantes de la movilización social en contra del régimen dictatorial de Maduro. La población durante más de dos años se enfrentan casi sistemáticamente en las calles contras las fuerzas represivas del dictador en las calles dejando un saldo de más de trescientos muertos en los enfrentamientos más violentos. La represión contra el pueblo trabajador por parte de Maduro no tiene límites, pero la población, compuesta en su mayoría por trabajadores, resiste heroicamente.

La movilización de repudio contra el gobierno de Maduro es capitalizado hasta hoy por los partidos opositores de la patronal y las cúpulas financieras bajo la bandera de la celebración de elecciones libres que resta brescan “el orden” constitucional en Venezuela.

Como se sabe Nicolás Maduro en el 2016 perdió la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional donde la oposición obtuvo el 75 por ciento de la representación parlamentaria, cuyo representante es Juan Guaidó que ante la crisis política por la movilización popular se auto proclamo presidente encargado de Venezuela; es necesario señalar que después del fraude electoral donde fue elegido Nicolás Maduro en Mayo del 2018 la lucha fue más violenta.
Hoy se demanda a elecciones libres y democráticas en Venezuela, pero no existen las condiciones necesarias para realizarlas.

Ante la intervención de las potencias imperialistas el gobierno de Maduro se vio obligado a romper relaciones diplomáticas con el gobierno de Donald Trump, pero a su vez éste ha tomado la decisión de intervenir directamente en el proceso político para el derrocamiento del gobierno de Maduro apoyando incondicionalmente a Juan Guaidó en la demanda de la celebración de elecciones libres y democráticas su reconocimiento como presidente encargado a Guaidó.

Por otra parte, el grupo de Lima como se sabe desconoció al gobierno de Nicolás maduro y esta por la salida del dictador.

Por su parte los gobiernos de México y Uruguay se han pronunciado por una salida negociada al conflicto, donde todo mundo tiene puesta la mirada. Por su parte el gobierno de López Obrador esta por la salida negociada y la no intervención de algún gobierno extranjero en el conflicto ante el temor de que la movilización del pueblo venezolano eché el poder a Nicolás Maduro.

Pero en el fondo de las cosas los intereses de los gobiernos del mundo incluyendo a Rusia y China están por el control estratégico de la reservas internacionales del petróleo de Venezuela, pero a su vez para que no se consuma el derrocamiento de Maduro por la vía revolucionaria, es decir que la movilización lo haga caer del poder y los partidos patronales venezolanos no puedan controlar el proceso.

Es por ello, que el parlamento de la Unión Europea ya voto el apoyo al presidente encargado de Juan Guaidó y se está llamando a una conferencia internacional en Montevideo Uruguay para encontrar la salida negociada al conflicto.

A pesar de las movilizaciones del pueblo venezolano, Nicolás Maduro resiste con el apoyo de la elite militar y que los sectores de la “izquierda” de América Latina argumentan que existen dos cosas, la primera un golpe de Estado contra el gobierno de Maduro, y la segunda la posible intervención militar del gobierno estadunidense para restablecer el orden democrático, ambas cosas son falsas porque ningún sector militar a tomado el poder en Venezuela y no hay toque de queda y por el otro lado la intervención militar yanqui es una posibilidad lejana que beneficia al discurso anti imperialista de Maduro.

Hoy el pueblo venezolano necesita la más amplia solidaridad, principalmente de los trabajadores de América Latina para derrocar al gobierno dictatorial de Nicolás Maduro no solo por medio de la movilización, sino también de ser necesario el armamento y la formación de milicias con el apoyo de todos los trabajadores del mundo y de ser posible el envió de armamento.

La crisis política Venezolana necesita una salida a favor del pueblo trabajador mediante un frente independiente de los partidos y los sectores patronales y financieros para construir un verdadero gobierno democrático de los trabajadores y para los trabajadores, pero necesariamente eso pasa por el derrocamiento del gobierno de Maduro y no la salida negociada.

Ante la probable intervención militar del gobierno de los Estados Unidos es necesaria la movilización de los trabajadores del mundo y de esta manera evitar otras formas de intervención; esta es la única salida a la crisis política y humanitaria de Venezuela.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

América Latina vive una situación revolucionaria

La economía social es pura “ideología populista de izquierda”

El economista Carlos Torres Manzo y la Fevaq

AMLO vs Universidades públicas y la crisis del SPUM

Perdones fiscales

El cambio climático y el destructivo capital global

Las tijeras para el Paquete Económico 2020

Espacio Emprendedor, un ejemplo de buena política pública

Carta abierta a la comunidad de la Fevaq

La austeridad republicana mata al Coneval

Pecados presidenciales en días santos

100 días del gobierno de AMLO en cifras

Crisis michoacana

Solidaridad con la huelga y paros maquiladores

¿ A dónde va Venezuela ?

La economía política del huachicol

Mireles vs EZLN

Designación antidemocrática del rector

El espíritu antiuniversitario de AMLO y la UMSNH

Nostalgia por el “milagro” mexicano

Inicia el gobierno de la 4T

Good bye Enrique Peña Nieto

Elección en el SPUM

A cincuenta años del 2 de octubre que no se olvida

No a la imposición del nuevo rector nicolaíta

A punto de fallecer TLCAN

Los métodos cuantitativos en el análisis económico

La viabilidad del sistema estatal anticorrupción

La crisis turca golpea al peso

Salario mínimo al próximo presidente

La coyuntura económica y financiera

Los clarobscuros del programa económico de AMLO

El estructuralismo o la teoría de la dependencia

100 años de dependencia de la economía mexicana

Propuestas de desarrollo regional para la agenda municipal

Debate presidencial, muchos ataques y pocas propuestas

Stephen Hawking, la Universidad Michocana y yo

La tasa de interés, ancla de la estabilidad

El discurso antimexicano de Trump

Situación económica y financiera de México

Derrumbe bursátil

La dinámica de la economía estadounidense y Trump

Los sindicatos

No al golpe de la autoridad universitaria al SPUM y SUEUM

No a la contrarreforma del régimen de pensiones y jubilaciones

El ciudadano Meade

La crisis universitaria desde la teoría organizacional

Por la defensa de la universidad pública ante la insolvencia

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán