Carlos Enrique Tapia
Migración México-Estados Unidos
Leer
Miércoles 6 de Febrero de 2019
A- A A+

A. Es recordable y risible la corrección de una pequeña al inefable Aurelio Núñez, ex secretario de Educación de Enrique Peña Nieto, encargado de la punitiva Reforma Educativa. La niña le dijo: se dice leer, no ler. Quedó para la posteridad, así como los miles de millones de pesos que gastó para promover la fallida reforma.

Asimismo, hay que consignar las recientes intransigencias de la CNTE, organización copada por radicales y extremistas de derecha e izquierda, que no termina de desactivar su plantón en Michoacán, parte de un conflicto en el que confrontó a los gobiernos federal y estatal, por temas gremiales, económicos y políticos, no educativos.

Los dos asuntos son buen contexto para pensar el programa de lectura del gobierno federal, liderado por Paco Ignacio II, director del Fondo de Cultura Económica; una actividad olvidada, despreciada por los gobiernos neoliberales, que deberá ir más allá del costo de los libros. Lo que, paradoja aparte, “preocupa” a la intelectualidad de derecha.

La niña le dijo: se dice leer, no ler.
La niña le dijo: se dice leer, no ler.
(Foto: Especial)

En la adolescencia la lectura resultó para este escribano una puerta a la imaginación, al disfrute, al mundo de las letras escritas y habladas. Pero leer no fue un súbito soplo, sino aprendizaje cotidiano. Lo más importante fue que en mi familia, a pesar de no tener todos sus miembros educación formal, leer era extraordinario.

Recuerdo bien a mi madre, quien, terminadas sus labores domésticas, se bañaba, perfumaba y se sentaba a devorar –literalmente- el periódico diario. Y en la semana remataba sus lecturas diarias con el libro vaquero, novelas de distintos autores y revistas frívolas. El asunto fue que leer era una gran aventura para la familia.

No crecí en una casa de libros, pero sí entre lectoras que no discriminaban lo que leían. Leer era algo necesario, importante y parte de la existencia familiar. Por supuesto, que los hijos tuviéramos educación formal fue fundamental, pero leer era algo más. Lo que descubrí cuando mi madre me regaló una hermosa edición de El Quijote.

Un pequeño y pesado ladrillo con hojas de arroz –creo- que me transportó a lugares y personajes extraños, extraordinarios. Como parte de mi trabajo académico suelo leer cuatro o cinco libros al año y artículos de revistas especializadas, mientras cotidianamente leo la prensa diaria, literatura, revistas de divulgación científica y contenido político.

También leo lo que tenga enfrente, sobre todo en las antesalas de espera –médica, barbería, dentista. Suelo devorar lo que haya en las mesitas, pero leer no es un asunto de costos: es aprendizaje, amor y belleza. Y quizás sea lo mejor que mi familia me inculcó y en lo que la educación formal y los docentes tienen un papel fundamental.

B. La baja de la calificación de Pemex, por parte de Fitch Ratings, provocó un agrio comentario del presidente de México, pero las reacciones fueron de la burla de supuestos “expertos” financieros en redes sociales a comentarios de la comentocracia financiera escandalizados por la postura del mandatario de no “respetar a los mercados”.

Con todo, analistas serios afirman que la baja está en línea con lo que las calificadoras hacen: promover la codependencia para garantizar la rentabilidad. Aunque no obedecen a reacciones políticas, se esperaba más del saqueo: más endeudamiento para pagar deudas y hundir a la paraestatal para demostrar su inoperancia en los “mercados”.

C. A días de haberse autoproclamado “presidente”, Juan Guaidó ha mostrado muy bien de qué lado está: Donald Trump, quien con su intervencionismo y desprecio del orden internacional busca generar una ola de violencia para invadir Venezuela. El objetivo central no son los derechos humanos, sino los recursos naturales de ese país.

En un documento que denominó “Plan País”, Guaidó fue claro: vender y privatizar al mejor postor Venezuela. Su postura rechazando la mediación de México y Uruguay, países soberanos a los que reclama que su supuesta neutralidad los coloca del lado del “usurpador” Maduro, es clara: violentar Venezuela para que Trump la invada.

Como quiera, es interesante observar que no gobierna para nadie. Vocifera histéricamente por poderosos intereses internos y externos, la derecha y ultraderecha, el golpista y lacayo Almagro (OEA), el sicariato y venezolanos apátridas residentes fuera de su país. No tiene control del territorio, excepto por los recursos que Trump ilegalmente confiscó.

La estrategia Trumpiana no ha prendido, por lo que en la mesa ya no hay más que una opción para derrocar a Maduro: provocar violencia interna de la mano del sicariato y los paramilitares al servicio de la derecha y ultraderecha venezolana, poniendo Venezuela a tono para la invasión y masacre que encabezarán Estados Unidos, Colombia y Brasil.

En horas estos tres países comenzarán el baño de sangre. La oposición venezolana apátrida exige la intervención militar. Es insostenible Maduro, pero su remoción producto de la locura guerrerista de los halcones de Washington para revalorar el capital de la industria militar con el saqueo de ese país, es despreciable.

La última y nos vamos:



1. Durante su campaña electoral, AMLO planteó la anulación de la llamada “reforma educativa”, pero no por coincidir con la CNTE o solo atraer sus votos, sino como reconocimiento de que esa reforma nada tiene de educativo y sí mucho de punitiva. El conflicto actual equivale a una traición de un grupúsculo de radicales y extremistas que buscan apropiarse de la política educativa, mantener sus privilegios, medrar con el dinero público, socavar al gobierno actual.

2. Ante la delegación del gobierno federal, ahora el gobierno estatal impondrá a sus propios superdelegados regionales, significando más burocracia, dispendio, dinero público tirado a la basura e inoperancia en una estructura nada novedosa. Al menos desde los tiempos del exgobernador Víctor Tinoco Rubí se implementó, sin grandes resultados.

3. El presidente de México mencionó la perversa relación de un ex presidente con una empresa que vende electricidad a la CFE, hecho que en su momento fue documentado (SDPnoticias, 07/24/2016, El Universal, 02/05/2019).

4. A pesar de las ocho columnas por la promoción golpista del usurpador Juan Guaidó, en algunos países de la Unión Europea sobresalen las voces críticas a la política intervencionista y el lacayismo europeo a Estados Unidos (El País, 02/04/2019).

5. Con todo y las alertas de género, los feminicidios en México se duplicaron en 2015-2018. De 422 a 861 víctimas. Para la CONAVIM, sin recursos, sin claridad de las acciones, sin preparación, no hay condiciones para responder expedita y apropiadamente. En Michoacán, por ejemplo, se ha pretendido sustituir la inoperancia de las autoridades con costosos talleres que no sirven para mucho.

Última:



En conocida televisora cablera de Morelia, se orquestó una campaña contra Raúl Morón y el ayuntamiento, anunciando un reportaje sobre la supuesta corrupción de un funcionario, mientras se celebra y adula al fracasado presidente municipal “independiente”, dinamitando el camino de una posible candidatura del actual edil en las próximas elecciones. No sorprende; un día elogian a unos, al siguiente denigran a otros. Lo preocupante es la falta de respuesta mediática y operativa del gobierno municipal ante los problemas en la ciudad.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente