Samuel Maldonado B.
¡Muertos y heridos!
Martes 22 de Enero de 2019
A- A A+

Mientras los heroicos y nacionalistas partidos del PAN y del PRD (el Revolucionario Institucional guarda hasta el día de hoy un misterioso silencio) comentan sobre la catástrofe ocurrida en el estado de Hidalgo, ocasionado por el robo infinito de combustible tan necesario para el movimiento de la nación, al respecto, piden con carácter de ¡urgente! “investigar, no los orígenes y causas que provocaron esta tragedia nacional debido al incendio de la gasolina hurtada de Pemex, sino la posible negligencia e incompetencia del gobierno federal que preside Andrés Manuel López Obrador”.

Curiosamente olvidan los grandes daños al país ocasionados por las camarilla que han desgobernado al país desde la época de Felipillo guerrillero, pasando por el locuaz guanajuatense y finalmente el oriundo del estado de México, quien recientemente culminara su gestión, la más peor que de los últimos sexenios.

Tamaña afirmación no podía venir más que de la estupidez, el rencor o la desesperación por haber perdido su disminuida porción de poder en la presente legislatura, y su poca presencia a nivel federal.

Hay confianza popular en la honradez del tabasqueño, mismo que se empeña, día a día en informar a México entero de sus actividades políticas
Hay confianza popular en la honradez del tabasqueño, mismo que se empeña, día a día en informar a México entero de sus actividades políticas
(Foto: Cuartoscuro)

Sus declaraciones públicas no sorprenden, a nadie engañan. Esos escuálidos diputados federales (panistas y perredistas, antagónicos antes, fraternizaron en la última elección federal con un pseudocandidato impuesto por el ahora ex presidente de la República y fue ungido con los emblemas del PRD Y del PRI. La respuesta ante tal daño nacional cometido (robo y muertes ) los insignes diputados federales de los partidos señalados fue inmediata, si no lamentable si ridícula.

En meses anteriores, lo han acusado y criticado por su actuar en el asunto del nuevo aeropuerto; de hacer fraude a la ley electoral; lo acusan de doble discursos, de hacer fraude a la ley con spots. ¡Ahora lo acusan por el incendio reciente en el estado de Hidalgo y hasta por los muertos calcinados!

¿Sabrán éstos legisladores la historia del robo de petróleo a Pemex y sus desviaciones como empresa nacional? ¿Conocerán de las trapacerías realizadas por el penúltimo presidente de la República con el único objeto de entregar el petróleo a extranjeros y adelgazar al máximo a Petróleos Mexicanos? ¿Conocerán estos diputados la historia de saqueos y robos que desde el centro de operaciones de Pemex venían ocurriendo? ¡La conducta de estos excelsos legisladores es más que lamentable, que induce e impulsa a tratar de medrar con la tragedia ocurrida la semana anterior!

Hipócritamente, olvidan rápidamente que el actual gobierno tiene escasos dos meses de iniciado; que el guachicoleo se inició prácticamente con los presidentes emanados del PRI y del PAN que cerraron los ojos tratando de ignorar lo que en el centro de operaciones de la paraestatal se realizaba lentamente, dejando millonarias cantidades en manos de funcionarios del gobierno de la República.

Olvidan rápidamente que la pobreza de muchos ha ocasionado la desesperación, y que la suma de sus necesidades los ha inducido al robo de combustible; que grandes cantidades de estos energéticos corrían o fluían hacía los tanques de las ahora subsidiarias de empresas extranjeras o nacionales con pleno conocimiento de los directivos de Pemex.

¿Por qué éstos partidos aparecen ahora como defensores de los intereses nacionales, cuando ellos aprobaron (PAN Y PRD) casi la desaparición de las empresas otrora administradas por el Estado Mexicano?

Muy lamentable es tanto el robo del combustible como la muerte colectiva de niños y adultos. No es el robo de gasolina lo que le duele a México, sino la desaparición de familias completas provocada por la deplorable conducta de los titulares del Poder Ejecutivo anteriores, que han desadministrado y robado al país. ¿Es acaso Andrés Manuel el factor principal de que la pobreza se enseñoree en todo México?

La tragedia no termina, la pobreza no es producto del actual gobierno que se empeña en modificar conductas y realizar actos que lleven a incrementar el desarrollo del país. Hay confianza popular en la honradez del tabasqueño, mismo que se empeña, día a día en informar a México entero de sus actividades políticas. No está escondido, está actuando diariamente y desde tempranas horas.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

México ensangrentado, la guerra del petróleo

Que no saben de gobierno

¿Miedo en los expresidentes?

¡Perdón sí, pero castigo también!

El PAN, en el desfiladero

Morelia, ciudad sucia

México y las drogas

La Fiscalía carnal

Críticos falsarios y el beneficio de la duda

¡ Deseducación del estado !

¡ México y el misterio del oro perdido !

Un peligroso payaso

¡Muertos y heridos!

¡Guachicoleros y guachiculeros!

2019 ¡ Feliz año, amor mio!

¡Despacio Andrés Manuel... que vas de prisa¡

¡AMLO NO TIENE DERECHO…

En la antesala del poder

“Reconstrucción o refundición” ¡El perdere¡

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!