José Padilla Alegre
EL DERECHO Y SUS GLOSAS
Los muertos de AMLO
Sábado 29 de Diciembre de 2018
A- A A+

El título de esta colaboración lo tenía reservado para mitad del sexenio considerando que de ninguna manera Andrés Manuel López Obrador presidente de México (2018-2024), iba a lograr revivir a los 43 estudiantes de la Normal “Isidro Burgos” ya que todas las pruebas apuntan a que lamentablemente los jóvenes estudiantes de la Normal de Ayotzinapa como se le conoce a la escuela, los mato la delincuencia organizada.

Sin embargo el accidente bajo sospecha en el que falleció la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso Hidalgo y su esposo el senador por el mismo estado Rafael Moreno Valle Rosas (a las 14:40 horas del 24 de diciembre de 2018), el lunes de esta semana en un viaje aéreo en helicóptero de Puebla a la Ciudad de México, precisamente el día de la Noche Buena -fecha sin duda significativa para la gran mayoría de los habitantes de este país en cuanto que somos un país occidental influenciado por las religiones judeo-cristianas, es decir que es un día de cena y la expectativa que eso implica; siendo la fecha el primer signo de sospecha de este accidente -ya me he referido al simbolismo con el que AMLO realiza sus actividades políticas-, seguramente el brazo operador de tan siniestro acto, pensó que por faltar diez horas para el festejo del nacimiento del niño dios, el magnicidio iba pasar desapercibido, lo que no sucedió y por el contrario la noticia se hizo del conocimiento de una manera viral, y con el correr de las horas era conocida por la mayoría de los mexicanos y en aproximadamente cuatro horas después del accidente fatal, los opositores a AMLO que son más que los treinta millones de personas que votaron por él, ya tenían la duda sobre la intervención de su gobierno o de algún fanático que le quisiera “hacer el favor” extendiéndose la sospecha a Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta, candidato perdedor de MORENA al gobierno de Puebla, en la contienda en que resultó vencedora la malograda Martha Erika, de igual manera esta la sospecha sobre la dirigente nacional del Partido

Regeneración Nacional MORENA Citlali Ibáñez Camacho quien utiliza el alias de Yeidckol Polevnsky Gurwitz y con este último nombre es más conocida que con su nombre de pila, lo anterior por la hostilidad mostrada en la campaña y por nunca reconocer su triunfo a pesar de que las diferentes instancias jurídico legales les acreditaron que ninguno de los tres tenía la razón legal.

Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador
(Foto: Cuartoscuro)

En efecto, el elemento determinante para hacer el señalamiento de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador mando ejecutar a la gobernadora y al senador, es el discurso de odio que el Presidente de México sigue utilizando en el caso Puebla -triunfo de Martha Erika- como que si siguiera en campaña, principalmente en contra de personas que no aceptan sus designios, ejemplo de lo anterior lo encontramos con los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y desde luego la malograda gobernadora ya que al declarar como lo hizo ante la ratificación del triunfo de Martha Erika “El fallo del triunfo sobre puebla fue antidemocrático” esta declaración en boca del presidente de la república es sin duda un linchamiento verbal en contra de la gobernante, ya que además declaro en su momento que no iría a Puebla, porque no estaban dadas las condiciones para aparecer con la gobernadora, lo anterior aunado a las declaraciones de Barbosa quien señalo que Moreno Valle había tenido una gran capacidad para “convencer” a cuatro magistrados para que no votaran en favor de la revocación de la elección y la llamo gobernador legítimo o la declaración de Yeidckol Polevnsky a los presidentes municipales y a los diputados locales de MOREN de boicotear el trabajo de la gobernadora; a esto en el lenguaje jurídico se le llama discurso de odio y aparece cuando se utilizan expresiones absolutamente vejatorias, sobre el particular Alexandra Haas Paciuc, en un artículo -Políticas públicas y discursos de odio- señala que “la política pública contra el discurso de odio debe fijarse como un horizonte normativo para la creación de una cultura de paz, respeto mutuo y valoración positiva de las diferencias, en cuyo contexto las autoridades, los medios de comunicación y la sociedad civil deben desalentar y someter a revisión crítica las expresiones que incitan al odio.”

Y lejos de comportarse como el Presidente de la Republica que es, es decir sereno y conciliador, Andrés Manuel López Obrador por los señalamientos en redes sociales durante los días 24 y 25 de diciembre en la primera aparición en público posterior al accidente el miércoles de esta semana en la conferencia matutina diaria que da en Palacio Nacional arremetió contra las rechiflas a Olga Cordero la Secretaria de Gobernación quien asistió a nombre del gobierno federal a las pompas fúnebres y para explicar su ausencia al acto fúnebre, señalo que no lo hizo, “por el ambiente “mezquino” creado exprofeso por “los conservadores de siempre” a quienes se refirió como “neofascistas”, es decir llamo a los disidentes mezquinos y neofascistas, cabe hacer la aclaración que el señalamiento ha traspasado las redes sociales y ahora está en la opinión pública, un ejemplo de ello es este artículo.

Y el jueves de esta semana el Presidente en la llamada conferencia mañanera, ante la nueva andanada que recibió por parte de la opinión pública por haber utilizado las expresiones mezquinos y neofascistas en contra de sus críticos; al explicarse sobre el tema, señalo que no debió haberlos llamado mezquinos - miseria de espíritu- sino canallas -individuos infames, malvados o mezquinos- porque estos son tiempos de canallas; es decir que rectifico según él, pero sigue en el discurso de odio.

Por todo lo anterior, en esta primera crisis parece no estar hecho para ser un gobernante, ya que no aguanta la presión, dejando de lado la que pudiera ser orquestada solo con el proposito de hacerlo quedar mal, lo que sin duda es reprobable; sin embargo, de ésta, no está saliendo bien librado; se comporta como oposición -todas las batea- no deja pasar una y no se da cuenta que ya es gobierno. Por otra parte, el servidor público debe tener un umbral de tolerancia superior a cualquier ciudadano, así lo han determinado la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al sostener que: "[E]n una sociedad democrática los funcionarios públicos están más expuestos al escrutinio y la crítica del público.

Este diferente umbral de protección se explica porque se han expuesto voluntariamente a un escrutinio más exigente. Sus actividades salen del dominio de la esfera privada para insertarse en la esfera del debate público. Este umbral no se asienta en la calidad del sujeto, sino en el interés público de las actividades que realiza". Y abunda sosteniendo que "[e]n la arena del debate sobre temas de alto interés público, no sólo se protege la emisión de expresiones inofensivas o bien recibidas por la opinión pública, sino también la de aquellas que chocan, irritan o inquietan a los funcionarios públicos o a un sector cualquiera de la población".

Por tanto, Andrés Manuel López Obrador está obligado a modificar su discurso, ya que de lo contrario es decir por su lenguaje pendenciero y revanchista seguiremos pensando que él, es el autor intelectual de las muertes que sigan ocurriendo, por el manejo de su lenguaje en el ejercicio de gobierno, pues si no entiende que dejo de ser candidato y hoy representa al poder ejecutivo -algo anda mal en su proceder-, pero no puede seguir con su léxico provocador y burlón.

Finalmente, odio decir, lo dije. En la entrega del sábado quince de diciembre de este año en el artículo intitulado las acciones de inconstitucionalidad, advertía que podía haber muertes, de seguir incitando a los anti todo -anarquistas del tiempo de Calderón y Peña Nieta-, los que ahora se han convertido en el brazo ejecutor de los pensamientos del Presidente Andrés Manuel y ya mataron a dos políticos, lo anterior sin que estos comentarios jurídicos constituyan una defensa de la gobernadora y del senador como personas no soy quien para defenderlos, solo destaco el hecho de su muerte, bajo sospecha.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

La prisión preventiva justificada

Aguanta Rosario o el sistema penal contra el sistema político

De la "Quina" a Romero Deschamps o el huachicole sindical

Los muertos de AMLO

La seguridad social, su procedimiento para hacerla efectiva

Las acciones de inconstitucionalidad

AMLO Y EL TRIBUNAL ELECTORAL FEDERAL

AMLO, presidente

El Sistema Estatal Anticorrupción, en perspectiva

La conciliación en el procedimiento burocrático

El aeropuerto y su consulta

DEL 68 AL 2018

Las reformas a la ley burocrática del estado

15 de septiembre y Ayotzinapa

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad