Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Del azoro al odio
Jueves 27 de Diciembre de 2018
A- A A+

En tiempo record, entre el reporte del desplome del helicóptero y la confirmación de la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su cónyuge, el senador y ex gobernador de esa entidad, las redes sociales se inundaron de lamentaciones por lo sucedido, conspiraciones y culpas al @GobiernoMx.

Lamentable la especulación de gente como Vicente Fox y algunos tuiteros que dijeron que el accidente, con torpe palabrería, era la “primera crisis política” del gobierno de AMLO. Con poca información, sesgada y sin confirmar, militantes y allegados del PAN, como Jesús Ortega del PRD, pretendieron encabezar un juicio sumario.

Asimismo, las “exigencias” para investigar, fuera de tono y oportunistas. La narrativa política amañada e interesada fue alimentada por la irresponsabilidad de políticos de la derecha y la ultraderecha, haciendo del rumor y la conspiración el punto de partida de un linchamiento que fue seguido por respuestas afines a Morena y AMLO.

Los especuladores, de ambos bandos, en realidad no lamentaron el terrible accidente en el que cinco personas trágicamente perdieron la vida. El bando antiAMLO, antiMorena, encabezado por bots y tuiteros afines a PAN, PRI y PRD, se empeñaron en tejer conspiraciones para involucrar tanto a Morena como a AMLO.

No es extraño que bots y cuentas verificadas en twitter se vuelquen contra AMLO, tampoco que estén vinculados al PAN y al PRI, pero su impacto en redes sociales es artificial; a pesar de las tendencias, vale para el ciberespacio más no para la sociedad real, buena parte de la cual no tiene bots ni cuentas en Internet: 60 millones de pobres.

En el bando de Morena y AMLO se dieron al menos dos reacciones: por un lado, quienes lamentaron el accidente, incluidos funcionarios públicos, diputados, senadores y redes sociales, y por el otro, un alud de especulaciones en las que cupieron desacuerdos entre grupos políticos del PAN, pleitos con el huachicol y demás perversas suposiciones.

Martha Erika Alonso, gobernadora de Puebla
Martha Erika Alonso, gobernadora de Puebla
(Foto: Cuartoscuro)

Sin duda, ha sido trágica la manera en que la dupla política, cabeza de un grupo al interior del PAN y la derecha y ultraderecha no partidistas, cerró una historia cuestionable, llena de animadversiones y sospechas de corrupción, ilegalidades de todo signo, represión, uso indebido del erario público y recelo por supuesta relación con el huachicol.

La historia política de Rafael Moreno Valle, unas veces con el PRI y otras con el PAN, y su esposa, Martha Erika Alonso, no resplandece de ejemplos morales, éticos e intelectuales. En la gubernatura del primero, despilfarro, contratismo con empresas afines a Enrique Peña Nieto, uso opaco y patrimonialista del erario público, destacan.

Igualmente, encarcelamiento ilegal de líderes y opositores políticos, leyes que ejecutaron la represión y muerte de inocentes, creciente violencia asociada a la delincuencia organizada, en particular al huachicol, presuntos vínculos con el huachicol, pintaron su gobierno, acompañado por el PRD y MC, en Puebla.

La recién fallecida gobernadora, salió “triunfante” de una cuestionada e impugnada elección, en la que dispendio, violencia electoral, acarreo, relleno de urnas y violación de la cadena de custodia de los paquetes electorales, fueron la nota. A pesar de tantas evidencias, incluso en video, el TEPJF declaró que todo fue prístino y legal.

Aclarar el hecho es fundamental, pero elogios y santificaciones son simple oportunismo, parte de una agenda política que pretende convertir en mártires a dos personas cuya historia política es conocida de los mexicanos, particularmente de los poblanos. Exigir investigar y aclarar, es oportunista. Es obligación del Estado mexicano hacerlo.

El funeral de ambos ex mandatarios no fue un acto luctuoso, sino una consigna del nazismo mexicano y un acto electorero. No hay ninguna prueba que involucre al gobierno mexicano, pero los nazi-fascistas de Puebla insistirán en mentiras y falsedades, lo que en otras circunstancias ni les importaría. Necesario desenmascararlos.

Por ello, el oportunismo del gobernador michoacano insulta la inteligencia. Al gobierno de AMLO le importa aclarar y resolver con transparencia los hechos en que murieron la gobernadora de Puebla y su esposo el senador del PAN, pero de estar en el poder el PRI o el PAN, se fabricaría otra “verdad histórica” para cerrar el lamentable hecho.

En este sentido, no sorprende la guerra sucia de la derecha y ultraderecha mexicanas exhibiendo su decadencia moral, ética e intelectual al usar a sus propios muertos para desestabilizar al país. Pretende profundizar la división de la sociedad mexicana, polarizando, politizando e incitando al odio sobre un hecho que debe aclararse.

Los ataques orquestados en Twitter, acorde con expertos en “big data”, fueron programados en cuentas ligadas a PRI y PAN, los enemigos del cambio y la sociedad mexicana. Aprovechan su propia tragedia para golpear sin pruebas e irracionalmente. Son bots y algunas cuentas identificadas, prosiguiendo la guerra sucia.

En medios impresos y portales de internet, conocidos miembros del periodismo chayotero atizan el odio, asiéndose de la tragedia para continuar su irracional ataque, sin importarles el impacto de sus mentiras. La barbarie mediática y en redes sociales, no impresiona, pero no hablan por millones de mexicanos sino por una derecha decadente e irracional.

La última y nos vamos:



Única. Agitado y difícil el panorama para México en 2019, con un fin de año atizado por el odio orquestado por PRI, PAN, PRD y la derecha y ultraderecha no partidistas. Con todo, tenga usted amable lector un feliz año y acompañémonos para cambiar este país. Abrazos.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados