Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Morelia, ¡cuidado con la contaminación!
Jueves 29 de Noviembre de 2018
A- A A+

En Morelia, hay pocas zonas que se puede decir que gozan de un aire “puro” o de mejor calidad, hay estudios que reflejan materiales tóxicos en el ambiente, que a corto plazo se convertirán en un grave problema si no se atiende y previene.

¿Quién contamina y a qué dimensión?. A pesar de que Morelia cuenta con una amplia zona industrial, estas no alcanzan a generan las altas emisiones de gases tóxicos de contamines atmosféricos; más bien la contaminación del aire es resultado del alto tráfico vehicular, sobre todo del transporte público urbano que es ya muy viejo y contaminante.

Al momento urgen estudios que reflejen la situación de la calidad del aire en Morelia, ya que en la actualidad no se cuenta con un sistema de monitoreo como marca la norma, ya que solo existen tres monitores que miden la calidad de aire en la ciudad.

En tanto los morelianos no sabemos qué calidad de aire estamos respirando y la calidad del aire incide en las enfermedades que podemos llegar a desarrollar, como lo dijo el Maestro en Políticas Públicas, egresado de la UMSNH del Instituto de Investigaciones Económico Empresariales, Alfonso Augusto Ortega Caire:

Por sí misma la contaminación no produce enfermedades, pero el hecho de que haya contaminantes mayores a la norma internacional que son 20 miligramos sobre metro cúbicos, hace que todos seamos más propensos a enfermarnos.

¿Cómo afrontar el reto? De manera integral: el compromiso de la autoridad como vigilante de las normas; que las aplique, que las regule, y que las vigile. Y el compromiso de la ciudadanía también en la cultura de prevención y mantenimiento de sus unidades.

Yeidckol Polevnsky Gurwitz
Yeidckol Polevnsky Gurwitz
(Foto: Cuartoscuro)

Congreso, más allá de ocurrencias



Al interior del Congreso del Estado, en el grupo parlamentario de Morena, hay la inquietud porque Michoacán obtenga más distinciones de Pueblo Mágico; sin embargo, si no hay una estrategia bien determinada ese objetivo será finalmente una ocurrencia.

Y, en ese sentido a decir de la diputada local Sandra Luz Valencia se pretende convertir en Pueblos Mágicos, un programa de corte federal, a las comunidades de Capula, Paracho y Nahuatzen, aunque la primera ya fracasó en su inicial intento.

Como se sabe hay diez requisitos mínimos para que una población se erija en Pueblo Mágico:

1.- Tener 20 mil habitantes como mínimo.

2.- Se debe ubicar a no más de 200 kilómetros de un destino turístico consolidado.

3.- Su arquitectura debe presentar edificaciones emblemáticas.

4.- Debe tener planes de desarrollo cultural, ambiental y de protección de por lo menos 3 años.

5.- Se debe tener un Comité Pueblo Mágico formal.

6.- Debe ofrecer servicios turísticos, de salud, seguridad pública y alojamiento.

7.- Su producción artesanal local debe ser relevante.

8.- Debe destacar por su cocina tradicional.

9.- Se deben fomentar y conservar las fiestas tradicionales y representativas.

10.- Estos destinos deben tener atributos simbólicos, historia y leyendas.

Actualmente, como lo recordó la legisladora, el estado cuenta con 8 Pueblos Mágicos, Pátzcuaro, Angangueo, Cuitzeo, Santa Clara del Cobre, Tacámbaro, Jiquilpan, Tzintzuntzan, Tlalpujahua son los municipios que cuentan con la distinción.

Y, si en verdad la representante popular pretende que sean Pueblos Mágicos la Tenencia de Capula, situada en el municipio de Morelia, y las comunidades de Paracho y de Nahuatzen, debería de agudizar reuniones, gestiones y trabajo en ese objetivo.

Sin embargo, de entrada, se puede descartar el caso Nahuatzen que desde los últimos años dos grupos se diputan el poder, casi a muerte, creando zozobra entre la población, desequilibrio en el gobierno local y un miedo en quienes pretenden o pretendían visitar el lugar.

Nada es lo que parece

A simple vista, en Morena Michoacán no hay grandes cuadros políticos puros que tengan los tamaños para dirigir a ese partido político, al menos que se quiera caer en el error de los dos liderazgos anteriores y o situar a un ex perredista con todos los usos y costumbres del sol azteca sobre su espalda. Por eso Yeidckol Polevnsky Gurwitz, la líder nacional, debe tener mucho cuidado, demasiado cuidado…

Conjuro



Y, a estas alturas la dirigencia de la CNTE Michoacán no sale del todo de su estupor ante la decisión estatal de federalizar la nómina de la educación básica…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista