Rafael Mendoza Castillo
El homo sapiens y sus creaciones
Lunes 26 de Noviembre de 2018
A- A A+

Hemos inventado un mundo. A ese mundo espacial y temporal le hemos agregado tecnología, reglas, normas, dioses, ciencias, modelos sociales, económicos, formas de sentir, de ver, de oír, de oler, sufrimiento, compasión, placeres, muerte, vida, conflictos, lenguajes, amor ,odio, progreso material, espiritual, arte, guerras, desigualdades sociales, esclavitud, drogas, libertad, poder, capital, ideologías, verdades, diversas conciencias, derechos humanos, etcétera.

Para darle sentido y significado a todo lo anterior, lo hemos colocado en determinados órdenes, formaciones sociales, a los cuales los hemos venido legitimando y legalizando, desde varias perspectivas de pensamiento y sus prácticas correspondientes. La pregunta es, ¿en qué momento de la historia de ese mundo y sus creaciones alguien se sintió el dueño de todo? ¿quiénes? ¿Cuántos? ¿Por qué?

Es bueno saber cómo se justifican las formas de vida, de existencia, de esos primeros Sapiens. Si se justificaban por la fuerza, por la intervención de dioses, por elementos de la naturaleza misma, por brujos o chamanes, por condiciones materiales, o p
Es bueno saber cómo se justifican las formas de vida, de existencia, de esos primeros Sapiens. Si se justificaban por la fuerza, por la intervención de dioses, por elementos de la naturaleza misma, por brujos o chamanes, por condiciones materiales, o p
(Foto: Especial)

¿Cómo transitamos de los Sapiens recolectores-cazadores, nómadas, los sedentarios- agricultores, a la sociedad industrial, es decir, de un pensamiento y lenguaje nómada a un pensamiento y lenguaje sedentario?. Es bueno saber cómo se justifican las formas de vida, de existencia, de esos primeros Sapiens. Si se justificaban por la fuerza, por la intervención de dioses, por elementos de la naturaleza misma, por brujos o chamanes, por condiciones materiales, o por elementos de la conciencia como los mitos o el logos ( conceptos ,categorías). Lo importante es saber que había un algo que los justificaba racional o irracional, sentimental o emocional en su existencia y los cohesionaba o los dividía. Veamos.

Según algunos investigadores, en el caso de los sapiens recolectores-cazadores, se tenía una conciencia que simplemente aceptaba el mundo tal y como éste se presentaba, se acepta la incomodidad como parte de lo que es y no se caracteriza por el significado de que pudiera ser de otra manera, su visión es horizontal. En el caso de lo sedentario- agrario la visión es vertical, proyectada hacia arriba, al ámbito de los dioses y el significado ya importa( faraón, tlatoani, presidente, etcétera).La de las sociedades industriales podría ser nombrada de “aturdimiento”( disminución de la conciencia). Su meta es perder la conciencia por medio de tranquilizantes, alcohol, televisión, espectáculos deportivos, la religión. Sigmund Freud los llamó “calmantes”.

Es de suma importancia que los Sapiens pensemos el pensar, la conciencia( subjetividad), la realidad( objetividad ), nuestras acciones( praxis histórica ). Lo anterior, para descifrar lo que hoy sirve de mediación, de cemento, esto es, lo que actualmente legitima y legaliza el orden de nuestra forma de vida y de existencia. Es pertinente y necesario que bajemos la velocidad y nos coloquemos en la lentitud, a fin de colocarnos en una dialéctica regresiva y parar la dialéctica hacia adelante, que es la del progreso infinito de la modernidad europea y americana. Que pasemos de un “yo” conquistador( irracional) a un “nosotros” comunitario( razón crítica,reflexiva).

Hemos hecho la historia de la economía, de la política , de la educación, de la ciencias, de nosotros mismos, de los animales, de la naturaleza, del universo, de las instituciones, del diablo, de los dioses, del lenguaje, de la conciencia ,etcétera. Es momento de pensar, de tomar distancia de todo ello, para ver que elementos de todo esto se ha cristalizado, detenido y están causando dolor y sufrimiento en la mayoría de las personas, grupos o clases.

El estudio y reflexión de lo material, de las prácticas, la objetividad, es importante, porque esa forma de orden da sentido y significado a nuestras formas de conciencia, a nuestro cuerpo, sentimientos, emociones. Pero entre lo primero y lo segundo, no existe un determinación mecánica, sino que se da una dialectización contradictoria entre la objetividad, la subjetividad y la práctica. Esta totalidad da sentido y significado a nuestra existencia. Sin embargo, esa totalidad puede seguir impregnada de sentidos y significados que causan sufrimiento, alienaciones, enajenaciones, violencia, en la condición humana actual.

Mientras no discutamos, pensemos, repensemos, cuestionemos, interroguemos nuestra totalidad social e histórica presente, no tiene sentido colocar aquí o allá un aeropuerto, una carretera, una escuela o cien universidades, dado que el sentido y significado del orden social vigente neoliberal, como totalidad, tiene su fundamento en el valor de cambio, donde todo es medio o instrumento para la acumulación infinita de capital y no el valor de uso, de lo humano.

Los amos del capital son los dueños y señores de dichos sentidos y significados. Ellos mueven a modo, las Bolsas de Valores, los mercados, el gran capital, la comentocracia chayotera, los intelectuales orgánicos al servicio del poder de dominación, para evitar el cambio de su modelo de acumulación de capital neoliberal, el cual les ha dejado grandes ganancias y privilegios. A estos intereses se enfrenta Morena a partir del primero de diciembre. Aunque ya lo estamos viendo.

La lucha no es de perdones, sino de clases sociales, es decir, política. La clase oligárquica, financiera, que se ha adueñado del patrimonio de la nación, y las clases que han sido explotadas, marginadas y excluidas de la riqueza de la nación, que son la mayoría de la población mexicana. La lucha, no es solo política, sino también teórica. Todo ello inscrito en relaciones de poder políticas y económicas, las cuales estructuran los procesos, tendencias, lenguajes. discursos, sentidos y significados del capitalismo corporativo, mediático, empresarial, militar y policiaco, fundado éste en relaciones de explotación de unos hombre sobre otros. Esto último es lo que debe cambiarse en la IV transformación.

En el campo de la política estaremos a favor de algo o de alguien. Por ejemplo, a favor de la oligarquía o favor de los que menos tienen, los explotados. En el aspecto teórico, a favor de la mentira, del engaño, las fake news, o a favor de la verdad, veracidad, de la justicia y la dignidad. El que elige se elige. Otro mundo es posible y necesario.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

El saber universitario y el pensamiento crítico

La escuela no es una empresa

Fiosofía,Lenguaje Y La Cuarta Transformación

En educación no hay neutralidad ideológica

Pensar lo educativo desde la cuarta transformación

El pacto social neoliberal y la cuarta transformación

La libertad, la dicha y lo establecido

La cuarta transformación necesita nuevas instituciones

La cuarta transformación y el problema del sujeto y la identidad

Racionalidad crítica versus positivismo

Dialogar, pensar y preguntar

Pensar el mundo y la acción constituyente

México dividido y polarizado

Crítica a lo instituido en la UMSNH

La IV transformación, el poder y los símbolos.

El homo sapiens y sus creaciones

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual