Gerardo A. Herrera Pérez
Debatamos Michoacán
Resiliencia, frente a un camino de violencia
Miércoles 21 de Noviembre de 2018
A- A A+

Tengo el gran honor de conocer a la presidenta de la organización social, “Uno en voluntad”, una mujer proba, responsable, generosa y de un gran corazón por su prójimo. En días pasados, dicha organización suscribió un convenio de colaboración con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para el acompañamiento de todas aquellas personas y familias víctimas de la delincuencia.

Uno en voluntad A.C. con sede en Uruapan, fue conformada en 2017, con el propósito de promover los derechos humanos, el respeto a la vida y la dignidad; se integra por un equipo multidisciplinario que se ha formado a lo largo de los años en campos misioneros, voluntariados internacionales, hospitales y centros penitenciarios, apoyando, guiando, enseñando y acompañando a personas que se encuentran en condiciones difíciles.

Personas y familias víctimas de la delincuencia.
Personas y familias víctimas de la delincuencia.
(Foto: Especial)

Su programa social, permite el acompañamiento para las víctimas durante el duelo a través de proyectos de resiliencia individual, familiar y comunitaria.

Para Uno en Voluntad, la seguridad de las personas es un factor esencial del bienestar y la razón primordial de la existencia del poder público quien garantiza la seguridad pública al ser un derecho humano; el pacto básico entre el Estado y la sociedad consiste en que la sociedad delega su seguridad en autoridades constituidas, las cuales adquieren el compromiso de garantizar la vida, la integridad física y el patrimonio de los individuos.

Las instituciones están dotadas de facultades e instrumentos para hacer cumplir la ley, pero cuando éstas no son capaces de utilizar adecuadamente sus mandatos de ley, fallan en su responsabilidad de preservar la vida, la integridad y la propiedad de las personas; y en estas circunstancias, entra en crisis su primera razón de ser, y ello debilita a las instituciones y por ende la seguridad de la sociedad y de las personas.

Uno en Voluntad, actúa para atender las necesidades que surgen de superar el resentimiento y la retaliación (venganza), pero también la ofensa y el dolor que sufren cientos de familias en Michoacán, en donde se ha fracturado los tres pilares fundamentales de la sociedad: seguridad, el significado de la vida y la capacidad de socializar.

La venganza es el motivador más grande para cometer un homicidio. México se encuentra entre los más violentos del mundo. Los mexicanos aún no han logrado superar la ira, el resentimiento, la venganza.

Frente a este escenario la pregunta de “Uno en Voluntad” es ¿Qué podemos hacer para que la paz sea sostenible?, la respuesta implica varias aristas, no obstante las primeras son: justicia, verdad, reparación del daño y garantía de no repetición, todas sumamente complejas.

La existencia de la normalización y naturalización de la violencia en sus diversas manifestaciones y en los ámbitos público y privado; la “legitimización social” de los grupos criminales en los casos en que éstos asumen el control y la gestión de facto de una zona en la cual funcionan como autoridades y proveen servicios y seguridad; el fácil acceso y el elevado número de armas de fuego en manos de particulares, con la existencia de un importante mercado ilegal y un alto índice de armas no registradas; las desigualdades y la exclusión social que enfrentan grupos en situación de vulnerabilidad; la falta de oportunidades reales para los jóvenes y los adolescentes que les permita desarrollar su proyecto de vida y llevar una vida digna e independiente; la debilidad de la efectividad institucional, de la seguridad pública y de procuración de justicia, para hacer frente al problema creciente de la inseguridad, la violencia y el delito; los niveles de impunidad en la investigación y sanción de los delitos; estos y otros factores crean un clima propicio para la existencia y la reproducción de escenarios de violencia e inseguridad, además de socavar la confianza en el funcionamiento y la capacidad de las instituciones democráticas para hacer cumplir con el derecho humano a la seguridad pública.

Por lo que se refiere a las consecuencias de la violencia, la pérdida de vidas humanas y las afectaciones a la integridad personal son aspectos de suma preocupación que afectan a las personas en estos contextos.

Sin embargo, existe una multiplicidad de derechos que se ven vulnerados como consecuencia de los entornos inseguros y violentos. Si bien las afectaciones a la vida y a la integridad personal pueden considerarse de extrema gravedad por su irreparabilidad, las violaciones interconectadas de múltiples derechos son habituales en este tipo de contextos y sitúa a las personas en una condición altamente vulnerable.

Los costos humanos los estamos viviendo todos, las problemáticas se encuentran en el marco de la complejidad y deben ser atendidas desde la interdisciplinariedad.

En este sentido precisa “Uno en Voluntad”: de las reflexiones anteriores y del fracaso manifiesto de políticas que han incrementado los problemas que pretendían combatir, se desprende la necesidad de formular nuevos paradigmas que permitan sustentar estrategias de recuperación de la paz, restablecimiento de la seguridad pública, prevención del delito, procuración e impartición de justicia, restablecimiento del estado de derecho y reinserción de infractores. Tales estrategias deben ser multidimensionales, transversales, incluyentes y necesariamente radicales en el sentido que deben ir dirigidas a la raíz de la aguda crisis que enfrenta el país.

Para hacer realidad estos propósitos, se requiere adoptar modelos de justicia transicional que garanticen los derechos de las víctimas.

La labor de las organizaciones no gubernamentales, el esfuerzo ejemplar que cívicamente como ciudadanos todos estamos obligados a dar y a presentar ante la sociedad, independientemente de la trinchera que ocupemos en la vida productiva y laboral, nos debe llevar a que todos sembremos cotidianamente una semilla que garantice exaltar y darle cada vez mayor relieve a la estricta promoción y defensa de los derechos humanos.

Sin duda la promoción y consolidación de la cultura de los derechos fundamentales, es una de las respuestas sustanciales que la sociedad y las instituciones podemos generar ante las diversas amenazas y riesgos que atentan contra los derechos básicos de la ciudadanía, en el mundo, en México y en Michoacán.

Reflexiones vertidas por la presidenta de Uno en Voluntad, a quien le agradezco disposición por compartir su posicionamiento con la sociedad michoacana y con las y los lectores de Debatamos Michoacán.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Humano

Las y los pescadores

Los saberes: ¿cuántos, cuáles?

Apatzingán

Naturaleza y vida

Cuenteras internacionales en LC

Ecoconciencia

Descolonizar para avanzar 3/3

Descolonizar para avanzar 2/3

Descolonizar para avanzar 1/3

Humanismo en el arte visual

Formar para la vida

Nuevo pacto civilizatorio y planetario

El valor de amar

Contradicciones

Lo líquido e inmediato

Lo glocal

Ecoformación y ecopedagogía (2 parte)

Ecoformación y ecopadagogía

Mujeres que construyen

Trabajo sexual de hombres

Educación superior con paz

Supervivencia y ética

Masculinidades en zonas de riesgo

Las tres ecologías, parte 2/2

Las tres ecologías parte 1/2

Trata de personas

Qué es ser humano

Tortugas marinas

Pensar en los derechos humanos

Mujeres de acero

Resiliencia, frente a un camino de violencia

La alfabetización ecológica (3/3 partes)

La alfabetización ecológica (2/3 partes)

Debatamos Michoacán, Alfabetización ecológica

Cohesión social y violencia

Sin discriminación

Los valores compartidos

Violencia intrafamiliar

Encuentro de neuronas y el buen vivir

Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Debatamos Michoacán: Masculinidad y violencia rural

Los cabildos no discriminan

Adultos mayores

Paz

Debatamos Michoacán: Ferias y desfiles.

El ciclista

Ser joven

Pacto mundial para una migracion segura, regular y ordenada

Debatamos Michoacán: Nuevo discurso

Desarrollo y Agenda 2030

1968-2018, 50 años

Mujeres contra la opresión

Amnistía Internacional

Prevención en redes sociales

Evalúan los derechos humanos

Cultura y arte contra la violencia

Neuronas para el desarrollo socio cultural

Lázaro Cárdenas convive

Construyendo la convivencia en Tungareo

Convivencia escolar

Tolerancia 2018

Posmodernidad y reproducción

VIH, sociedad civil y lo legislativo

Discapacidad en Cuitzeo y Santa Ana Maya

Ley de Seguridad Interior

Duele la violencia contra la mujer

Derechos políticos de la diversidad sexual

Baños todo género

Talla baja

Baston blanco

Las tecnologías de la información y la comunicación

Afrodescendientes mexicanos

Violencia obstétrica

Agenda LGBTTTI

La agenda de la población LGBTTTI

Violencia por prejuicio LGBTTTI

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

100 años de ser mujer

Sistema nacional antidiscriminatorio

Dignidad humana

Mercancía humana

Trabajo doméstico

Grupos vulnerados

Transexualidad

XLVII Asamblea de la OEA

Orgullo gay 2017

Orgullo o dignidad

Población afrodescendiente

Sistema Nacional de Protección Integral

Migración y derechos humanos, una nueva mirada

Diversidad cultural

Conflictos de pareja

Comunidad trans

Tortura

Transexualidad, transgeneridad y travestismo

Masculinidades, misoginia y machísimo

Cuidado y corresponsabilidad

Afrodescendientes invisibles

Galardón Jiquilpan

Tortura y tratos degradantes

Por la dignidad humana

Cultura de la paz

Educación y género

Discriminación a trans

Jurisprudencia 8/217

Cautiverio

La era Trump y lo diverso

Museo Béjar de Jiquilpan

Elegir

Retos 2017

Debatamos Michoacán: 2017

Diversidad sexual de 2016 a 2017

VIH/2030

Discapacidad

A 33 años del VIH

Identidad de vaquero

Personas jóvenes de Uruapan

Comisión de Puntos Constitucionales

La diversidad somos todos

Derechos humanos en la educación

Construcción de conciencia social

Debatamos Michoacán

Paz

A 40 años de la agenda gay

Los derechos de inculpado y víctima

Diálogo, tolerancia y respeto

San Antonio Molinos

Buenavista

Cartilla LGBTTTI

Osos

Desarrollo humano

Mecanismos de opresión

La muerte

Reforma y matrimonio civil

Derechos humanos y desarrollo

Diversidad y respeto

Cuerpo, mercancía, trata

La diferencia

Marco normativo LGBTTTI

Odio

Arqueología del matrimonio igualitario

Disidentes sexuales

Lo humano, la persona, su dignidad

Derechos humanos

La vejez

Rostros de violencia

Miedo, tolerancia e información