Samuel Ponce Morales
En Michoacán hay 200 presos políticos
Lunes 29 de Octubre de 2018
A- A A+

Para él no hay ninguna duda, en Michoacán hay presos políticos, integrados mayoritariamente por ex autodefensas, pero antes de establecer la cifra de ellos, ataja, «de entrada es una vergüenza que hablemos de este tema, porque no debería de suceder en un país que se jacta de ser democrático».

Entrevistado sobre el anuncio del hoy gobierno federal electo, presidido por Andrés Manuel López Obrador, para que el primero de diciembre, día de la toma constitucional, se inicie el procedimiento para liberar a los presos políticos existentes en el territorio mexicano, ilustra que en la entidad hay alrededor de 200.

El abogado Ignacio Mendoza Jiménez enfatiza que presos políticos no son solamente aquellos que se enfrentan al Estado, sino que también son aquellos en que sus procesos judiciales están llenos de irregularidades «por un interés insano de alguno o de dos de los tres poderes por mantenerlos en prisión».
Defensor de quienes integraron las autodefensas y que hace más de tres años fueron aprehendidos por estar armados, pese a que hay pruebas de que fueron los gobiernos, tanto federal como estatal, quienes los pertrecharon para ayudarlos a combatir al crimen organizado, para después desecharlos.

«Primero los usan de carne de cañón, los embabucan, los arman, los llevan a pelear y luego, en determinado momento, les aplican la ley de armas y encierran a decenas de ellos; hay casos de gente presa que aún no han podido obtener el beneficio de la medida cautelar y, ahí, están, sin libertad, desde hace cuatro años.».

Precisa que pese a que, de la cifra de las 200 ex autodefensas, prácticamente la mitad se encuentra en libertad, pero están considerados como presos políticos, pagaron una fianza, van a firmar cada mes y el proceso judicial les impide trasladarse o ir a trabajar a otra entidad; los que siguen presos «le falta disciplina para acodar con la defensa el camino adecuado…».


Jueces cobardes

El litigante, quien lograra la libertad del ex vocero de las autodefensas, José Manuel Mireles, señala que en los casos de los presos políticos en Michoacán no hay que estudiar nada, solo que los jueces apliquen la ley, porque «llevamos más de tres años demostrando su inocencia, a tirones y a jalones»; sin embargo, añade, los del poder judicial parecen empleados del Ejecutivo, con una profunda cobardía.

Cambio de Michoacán.- ¿Es posible que con la llegada del nuevo gobierno federal, los jueces no se ablanden y hagan lo que a derecho conviene?
Ignacio Mendoza: No, la lógica de los jueces federales es que lo resuelve el superior, porque no quieren asumir el costo de decir estoy liberando criminales, porque ellos, los presos, ya fueron tratados y exhibidos como tales. Incluso, en algunos juzgados me han dicho es que estas gentes tienen otras cosas y yo digo, bueno, acúsenlos de eso, pero de los que los están señalando no son responsables.

Me aventuraré, refiere, puede que entre esos 200 ex autodefensas haya homicidas, narcotraficantes, lo que sea, pero la acusación se dio por portación de arma y ese delito no lo cometieron, de ahí la necesidad que los tribunales no deberían esperar ninguna amnistía.

Amnistía a los de arriba

Ignacio Mendoza Jiménez establece que el próximo gobierno federal, a presidir por Andrés Manuel López Obrador, no debería considerar en una amnistía a las ex autodefensas michoacanas que considera presos políticos.
«No es necesario que los responsables de liberar a los presos políticos del país los incluyan en un proceso de amnistía, porque, a ellos, no les podemos dar un perdón, porque simple y llanamente no hicieron nada».

La amnistía, añadió, debería ser para quienes estuvieran siendo sancionados por omisión, incapacidad y/o complicidad en el combate al crimen organizado, por usar a los civiles armados que, si luchaban contra él, por hacerles creer que estaban haciendo lo correcto…».

Y, ellos, enfatizó, se encuentran en el Ejecutivo y en el Legislativo federal, «a ellos son los que se deben de sancionar y en todo caso si se les piensa perdonar, entonces, hacerles una ley de amnistía, para ellos, no para las autodefensas que siguen siendo presos políticos.
«Las ex autodefensas no requieren ningún perdón, lo único que es que ya hay un criterio de un tribunal del colegiado, que efectivamente diga que hay un error de prohibición de armas, y se les aplique a todos aquellos que están acusados y los dejen libres».

Dice que para que hay perdón y olvido primero tiene que llevarse ante la justicia a quienes en Michoacán permitieron actos de lesa humanidad, muertes, desaparecieron y torturas, al presidente Enrique Peña Nieto, al ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y al ex comisionado federal Alfredo Castillo Cervantes.

Y, continúa el egresado de la Universidad Michoacana, en una charla en que no media café alguno, si después de conocer la verdad y de haberlos juzgado, establecemos que los perdonamos y nos olvidamos, podría ser correcto, porque hubo un proceso de justicia, de lo contrario se ve un panorama complicado.

Para él, Ignacio Mendoza, si realmente se quiere transitar a una verdadera pacificación en el país «no hay porqué taponear nada, se tiene que conocer la verdad, implementarse la justicia, castigar a los responsables y luego dar paso al perdón…».

Jesús Reyna, el otro preso político

Samuel Ponce Morales | MORELIA

No hay ningún miramiento, al igual que a las ex autodefensas, el abogado Ignacio Mendoza Jiménez considera presos políticos al ex secretario de Gobierno Jesús Reyna García y al ex alcalde de Álvaro Obregón Juan Carlos Arreygue; indica que ambas aprehensiones son injustas.

«A Jesús Reyna lo detuvieron por presuntos vinculados con la delincuencia organizada, en donde la mayor prueba que existe en contra de él son 30 segundos de un video que en lo personal no está muy claro».

El video, puntualiza, no prueba nada, y la investigación no arroja nada irregular, como podrían ser transferencias bancarias de dudosa procedencia; no hay nada, no hay elementos para procesarlo, por eso es un preso político.
Hay que recordar que en el tiempo en que fue detenido, el entonces comisionado federal en Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, tenía que dar un fuerte golpe mediático contra el gobierno estatal para que su pésima estrategia en seguridad en el estado no tuviera interferencias.

Pondera que el video fue grabado cuando el ex secretario de Gobierno tenía cargo alguno, no tenía autoridad para denunciar, detener y procesar a su interlocutor; «no podemos juzgar, penalmente, a alguien por el hecho de reunirse con otra persona».

El huachicoleo

«El otro caso de Juan Carlos Arraigue es muy similar; tenemos lamentabilísimos hechos donde 10 jóvenes pierden la vida en circunstancias muy raras y tenemos a funcionarios públicos lazándose inmediatamente a crucificarlo, a decir que es miembro de la delincuencia organizad».

Pero, en lo particular, resalta, de lo que lo acusan, de la muerte de diez personas, por lo menos en el juicio no se logrado acreditar su responsabilidad; lo condenaron por cuestiones de carácter político.

Y es que, acusa, atrás de eso hay todo un proceso que tiene que ver con el huachicoleo, en donde elementos del área de procuración de justicia del estado están metidos y eso si no lo investigaron, entonces hay una omisión del Estado Mexicano.

«En este caso, no se abrieron otras líneas de investigación que estaban clarísimas desde un principio y, entonces, se decide que ya hay un culpable y por ello, todo gira, desde arriba, se responsabiliza al ex alcalde, por eso es un preso político.

Hace referencia a que Juan Carlos Arreygue no es la única persona que ha estado en esa situación, pues ya se vieron casos como los de los ex alcaldes de Turicato y de Jungapeo y quien sabe cuánto más vendrán.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo