Gilberto Vivanco González
Vivilladas
Carmen Aristegui, el regreso
Viernes 19 de Octubre de 2018
A- A A+

Hablaremos de la mujer periodista que se fue, pero si estaba; de la silenciada pero que hablaba y de la invisible que todos veían. Carmen Aristegui fue censurada pero nunca callada. Gracias a las redes sociales podíamos contactarla, se admiraba o se criticaba. La verdad es que nunca se retiró de la barra informativa pero era un pendiente periodístico casado con la libertad de expresión.

En varias ocasiones ha sido atacada y presionada, porque tiene un equipo de colaboradores y periodistas que se han caracterizado por ser demasiado críticos, profundos en sus investigaciones y bastantes severos con los gobiernos en turno, será interesante comprobar si objetivamente seguirá en esa línea ahora que López Obrador sea presidente.

No es correcto que las fuerzas políticas, delincuenciales, empresariales o cualesquiera que sean, limiten, presionen, compren, amenacen y silencien bocas, porque aquellos que investigan o que opinan con autonomía tienen su relevancia porque se convierten en voz de quienes no se son escuchados, de los que no tienen voces, o si la tienen, prefieren callar para no correr riesgos de ninguna naturaleza.

 Carmen Aristegui fue censurada pero nunca callada.
Carmen Aristegui fue censurada pero nunca callada.
(Foto: TAVO)

Aristegui no está, aún, a la altura de íconos periodísticos, pero sin duda lo estará; lo más relevante de su carrera es que cuestiona y propicia autonomía para hablar, escribir o para informar, tanto que su equipo ha levantado polémicas en muchas ocasiones, tal y como sucedió con la estafa maestra, la casa blanca o las intenciones inversionistas pero corruptivas del nuevo aeropuerto, que por cierto se ha comprobado que sus costos han sido alterados en varias ocasiones además que existen compromisos con grandes poderosos por la plusvalía en terrenos de su periferia.

Nunca las plumas de antes ni las computadoras de hoy deben ser amedrentadas o enmudecidas, aunque entendemos que los contextos de México, tanto en el aparato de gobierno o en la delincuencia organizada, ponen condiciones que pocos orates son capaces de desafiar. El periodismo es complicado porque debe reflejar el pulso real de un pueblo, de una nación o del mundo. Aquel que reporta, denuncia u opina de forma libre y analítica, es capaz de soportar una y mil mareas peligrosas, aunque, por otro lado, sabemos que nadie, es cien por ciento vulnerable a la corrupción. Es importante que existan periodísticas, como Carmen, que no se ha cansado de luchar y esforzarse por aparecer en el primer plano de la noticia, de la crítica o del sarcasmo social.

La libertad de expresión es un verdadero tesoro, porque existen países muy poderosos que tienen una economía fantástica, gran tecnología y una admirable infraestructura pero ostentan un gran control gubernamental, son obligados a callar opiniones, son cien por ciento censurados a riesgo de ser perseguidos o encarcelados. China es un claro ejemplo de ello.

La nueva etapa de Aristegui en la televisión compromete a ella y al próximo gobierno federal porque es indudable que existen lazos de identificación, por conveniencia o por convicción; la periodista debe seguir en esa línea y el ejecutivo que encabezará AMLO debe soportar las críticas agudas de una mujer acostumbrada a decir todo, a denunciar todo, sin limitación alguna .Nadie quiere una lideresa de opinión que se encuentre a la disposición y a las condiciones de un gobierno que se jacta de ser democrático y que es, indudablemente, muy sensible a la crítica.

Hoy, con el retorno de Carmen Aristegui se dignifica la televisión de opinión, libre y punzante, que se caracteriza por tener colaboradores de amplio reconocimiento social, mismo que festejamos, pero que tiene la encomienda de no perder su esencia ni su estilo frente a un gobierno obradorista que difícilmente tendrá capacidad de aceptar la crítica voraz y penetrante, tal y como lo hemos ya señalado.

Carmen está muy cerca de ser un ícono histórico del periodismo, o quizá ya lo sea porque ninguna mujer ha tenido más trascendencia en el medio que ella, pero si cambia su línea todo lo que ha ganado habrá de perderlo. Esta oportunidad será y debe ser la prueba de fuego para una dama que aún en tormenta pareciera caminar sobre aguas tranquilas, Deseamos que no nos decepcione, ni se decepcione a si misma.

Miguel Ángel Bastenier, humorista español, sentenció: “El periodista es un profesional que tiene algo de escritor, de sociólogo, de novelista, de historiador, de político sin llegar a serlo del todo en ningún caso. Luego el periodista es la suma de todas las cosas” Tomás Eloy Martínez, periodista y guionista de cine argentino, Advirtió: “El periodismo no es un circo para exhibirse, sino un lugar para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”. Es claro, el compromiso del periodismo va más allá de intereses particulares…aunque lo particular, también es interés

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador