Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Lunes 10 de Septiembre de 2018
A- A A+

¿Transparencia en la Universidad Michoacana?
Los dimes y diretes entre el gobierno estatal y el rector de la Universidad Michoacana en nada contribuyen a resolver el problema que asecha a los “55 mil estudiantes” (que dice el rector) y los más de seis mil trabajadores docentes y administrativos que laboran en ella.
Por otro lado, Daniel Chávez García, del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP), dijo que la Universidad Michoacana cumple en un 98 por ciento con sus obligaciones en materia de transparencia y añade: “le hizo falta precisar una información, que tiene que ver con fundar y motivar por qué no se tiene información en ciertos formatos respecto a gasto y ejercicio fiscal 2018”. (http://www.prensa.umich.mx/?p=41019)

El informe del IMAIP tampoco resuelve el problema de la Universidad Michoacana, pues los faltantes en transparencia son de por más vagos e imprecisos y no aclara los montos económicos a que se refiere el dos por ciento restante, que bien pudieran ser muchos cientos de millones de pesos. ¿Entre los faltantes está la tan traída y llevada “estafa maestra” en la que están involucradas universidades, entre otras la michoacana y dependencias del gobierno?

Pervive la carencia de información actual e histórica sobre el número de estudiantes de nuevo ingreso inscritos en cada dependencia
Pervive la carencia de información actual e histórica sobre el número de estudiantes de nuevo ingreso inscritos en cada dependencia
(Foto: Cuartoscuro)

La historia
Hace dos años, el 5 de septiembre de 2016, en Cambio de Michoacán se publicó la columna ¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana? en la que se indica que en el portal de Transparencia no existía información que debe ser pública y de fácil acceso en muchos rubros. http://www.cambiodemichoacan.com.mx/columna-nc10199

En aquel entonces en la nota se dice que no existía información sobre el número de estudiantes inscritos en cada bachillerato, facultad, postgrado e instituto. Hoy pervive la carencia de información actual e histórica sobre el número de estudiantes de nuevo ingreso inscritos en cada dependencia. ¿En verdad hay 55 mil estudiantes inscritos en la UM ¿Hubo rechazados en el ciclo 2018-2019 y en qué dependencia?

Las parálisis de La Nicolaita en 2016 y 2017 que concluyeron con casi seis meses sin clases, se debió entre otras razones, a la falta de transparencia.

En el paro de 2016, la autoridad insistía que no había lugar para más estudiantes. Nunca se justificó tal aseveración en el sitio de Transparencia de la UM.

En el paro de 2017, la falta de recursos impidió pagar a los trabajadores administrativos y docentes. ¿En verdad no alcanzaron los dineros? ¿Se aplicaron medidas para que el presupuesto asignado por la federación y el estado alcanzaran hasta fin de año?
Para el 2018 perviven la falta de transparencia y las medidas para que el subsidio a la UM se justifique plenamente. Estamos a escasos días de que la Nicolaita caiga en una crisis de pago como la del año anterior. ¿A cuántos millones de pesos corresponde “el 98 por ciento de transparencia”? ¿Pedirle transparencia a la “transparencia”?

La manipulación de los tres “líderes”
El rector y los líderes de los sindicatos de empleados y profesores, convocaron la semana pasada a una marcha para exigir más recursos para la Universidad Michoacana.
Muchos de los asistentes a la marcha-desfile lo hicieron bajo coacción-coerción, entre otros, los albergues estudiantiles de la Coordinadora de Universitarios en Lucha, Casas independientes y las Casas Espartaco de filiación priísta que fueron “convocados” por el departamento de Asuntos Estudiantiles. ¿Mentira? Pregunten a moradores de albergues estudiantiles.

De igual forma, directores extendieron la “invitación” a sus comunidades y los profesores a su vez lo hicieron con sus estudiantes, que como se sabe, corresponden a la “invitación” de sus profesores.

Los asistentes sin más cuestionamientos, asistieron a la “marcha de protesta” al más gastado estilo priista de las centrales de trabajadores de la ciudad y el campo, con premios y “tomados en cuenta” para las promociones. Las listas de asistencia estuvieron presentes.
No se puede negar que hubo asistentes que creyeron en la justeza de la marcha.

Los prietos en el arroz
Delegaciones sindicales de profesores y profesores críticos, manifestamos nuestra inconformidad no asistiendo a la “marcha de protesta”. El motivo fue que ni siquiera fuimos consultados previamente a la convocatoria en la que el rector-líderes acordaron sobre nuestra participación en la fiesta corporativa. Inmediatamente después, aparecimos los prietitos en el arroz que rechazamos la convocatoria tripartita mencionada, coincidiendo en repudiar la convocatoria. Varias secciones sindicales lo hicieron público en un manifiesto publicado en Cambio de Michoacán. ¿Legitimidad en la convocatoria cupular?

Las promesas de MORENA
Tanto López Obrador como los equipos de su partido en los diversos congresos tanto federal como estatal han hablado de la “Austeridad republicana”, misma que debe de estar inserta en el manejo de todos los recursos públicos, entre ellos los que se asignan a educación y en particular a las universidades.

Los legisladores de Morena en Michoacán antes de asumir el encargo ciudadano, se comprometieron a gestionar más fondos para la Universidad Michoacana, sin antes tener la certeza de que los dineros se aplican con transparencia y con la Austeridad referida. ¿Cómo pueden demostrar las universidades (a la sociedad contribuyente) que hay austeridad y pulcritud en el uso y manejo de los presupuestos?

La transparencia, rendición de cuentas y auditorías forenses ayudarían a los equipos de MORENA a que la austeridad sea una realidad, les permitiría obrar con justeza en sus gestiones para la Universidad Michoacana.
¿Esperaremos pasivos a que llegue el 30 de septiembre?

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?