Ismael Acosta García
Las nimiedades de Medardo Serna
Sábado 8 de Septiembre de 2018
A- A A+

Muy desafortunadas cuanto criticables han sido las declaraciones que en ciertos momentos ha expresado el señor Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, respecto del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Ocioso es argumentar que este personaje, sin demérito de su perfil académico, carece del más mínimo oficio político y que las artes de gobierno no son lo suyo, lo cual deja mucho que desear al precisar que su cargo en la Casa de Hidalgo es eminentemente político y de gobierno. No recordamos, en los últimos cincuenta años, un rectorado tan débil y cuestionado como el de Serna González.

Un desliz, para no citar una cauda de ellos, fue el del día 18 de agosto de 2017 en que, al recibir la Presea al Mérito Suprema Junta Nacional Americana, otorgada a la UMSNH en el Teatro Juárez de Zitácuaro, expresó que: “En estos momentos se siguen gestando dos grandes proyectos de nación: destaca ese proyecto autoritario, con caudillismo populista, con fundamentalismo, que puede incrementar violencia política, la inseguridad y la desigualdad; (refiriéndose a López Obrador) y está otra ruta, la de consolidar el orden democrático”, (refiriéndose a Meade). Esto lo hizo frente a su padrino de igual calaña, Silvano Aureoles Conejo, de quien adoptó el mismo argumento político con que ha criticado a Andrés Manuel López Obrador. Ignora el señor rector que con esa investidura le está vedado éticamente emitir preferencias electorales que involucran a una Universidad con el prestigio histórico como lo es la nuestra.

Las nimiedades de Medardo Serna
Las nimiedades de Medardo Serna
(Foto: TAVO)

Con esos antecedentes de golpeador contra el actual Presidente electo, hoy el rector se exhibe como plañidera acudiendo a instancias del próximo gobierno federal en acción desesperada para salvar las urgentes necesidades que ahogan las finanzas de nuestra querida Universidad. Tal lo hizo el 25 de junio con motivo de la visita de AMLO a Morelia, y el día en que en que éste, ya como presidente electo, se reunió con las instituciones educativas adheridas a la ANUIES.

Verdaderamente indigno se aprecia al pequeño hombrecillo.

La vuelta con guante blanco se la han dado los diputados federales de Morena quienes, el 14 de agosto pasado, ofrecieron cuadyuvar al rescate financiero de la Universidad aportando un 50 por ciento de lo que será su salario mensual, y ejerciendo acciones en el legislativo federal para resolver en definitiva el problema financiero de nuestra máxima casa de estudios; esto, a condición de que se auditen las gestiones de Silvano Aureoles y Medardo Serna. En igualdad de circunstancias se han pronunciado los catorce diputados locales electos de Morena en Michoacán.

Si el señor rector tuviese un mínimo de atingencia, respondería de manera solidaria a esta iniciativa reduciendo su salario y el de sus más inmediatos colaboradores en favor de la institución que dicen defender. Los ingresos del rector alcanzan un aproximado de 160 mil pesos mensuales, el equivalente a casi cuatro veces lo que gana un docente investigador de la propia UMSNH de la máxima categoría. Otros funcionarios del séquito rectoril, tienen los siguientes ingresos: José Apolinar Cortés, 116 mil pesos; Adolfo Ramos Álvarez, 97 mil pesos; Salvador García Espinoza, (el mayor porro de rectoría) 97 mil pesos; Jaime Espino, 86 mil pesos; Ireri Suazo, 83 mil pesos; Isabel Vargas, 82 mil pesos; y así, una larga lista de más de 61 personajes que perciben entre 45 y 80 mil pesos mensuales. Información que obra en nuestro poder.

Esta semana, que el grupo parlamentario de Morena ha presentado su Agenda Legislativa para el próximo periodo, destaca de manera significativa la decisión de impulsar un presupuesto para la UMSNH que garantice su
compromiso académico, así como retirar las leyes aprobadas por la legislatura saliente que condiciona el presupuesto de la Universidad. Además, este grupo parlamentario, ofreció gestionar ante las instancias federales el reconocimiento como Universidad Nacional con todos los beneficios académicos y presupuestales que este hecho trae consigo.

Pues bien, borradas estas afrentas de Medardo Serna y en el propósito de sumar positivamente en favor de la Casa de Hidalgo, es necesario que la bancada morenista exija reciprocidad al rector y al Consejo y Tribunal Universitarios para que, de una vez por todas, den paso atrás al ignominioso dictamen del 3 de marzo de 2017 en el cual se decreta la expulsión de nueve estudiantes nicolaitas, cuyo pecado fue exigir el cumplimiento del legado testamentario de Vasco de Quiroga para hacer realidad que esta Universidad fuera para atender de manera preferente a los hijos de los naturales originarios de estas tierras ancestrales.

Medardo debe darse a la tarea de convocar de inmediato a ese Consejo Univesrsitario supino para que, en un acto de verdadera justicia y dignidad, restituya los derechos de los universitarios expulsados luego de un afrentoso engaño del Secretario General de la Universidad Salvador García Espinoza, quien les pidió desistirse del amparo que los jóvenes habían interpuesto, con el argumento de conciliar un arreglo favorable a los estudiantes inicialmente sancionados con la pérdida de sus derechos universitarios por un año. Tal fue de fecha 26 de febrero de 2018. Es el caso que, el nueve de marzo siguiente, el tribunal universitario emitió un nuevo dictamen en el cual se aprueba la expulsión definitiva argumentando sentirse “muy agraviados” por la acción de los jóvenes de suspender las actividades universitarias.

Pongamos las cartas sobre la mesa y recordemos los vídeos que delatan quiénes fueron los verdaderos vándalos de aquella ocasión que causaron daños materiales a las instalaciones universitarias: Salvador García Espinoza, Secretario General de la Universidad; Dolores Govea Paz, Director de asuntos estudiantiles, (delatado por compra de voluntades con fiestas y alcohol, de lo cual obran imágenes fotográficas en este medio); y otros allegados de Medardo Serna que aparecen en los documentos fílmicos que obran en nuestro poder.

El llamado es a la coordinación del grupo parlamentario de MORENA que el día 14 de septiembre arribará a formar parte de la LXXIV legislatura local en el sentido de que, cuidando las formas de la civilidad política, conminen a las autoridades universitarias a levantar una sanción a todas luces injusta, nacida del engaño y pobreza ética, enderezando miras sobre el objetivo señero que debe ser el rescate financiero de la histórica y humanista Casa de Hidalgo. Por el bien de todos.

Es cuánto.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Ernesto Hernández Doblas: Lugar de muertos

Diputados y ediles de MORENA ponen un paso adelante en la agenda estatal.

Las nimiedades de Medardo Serna

Morelia, un gabinete sin color moreno

Congreso extraordinario en Morena

Las Delegaciones federales de programas integrales de desarrollo, van.

Roberto Pantoja Arzola, coordinador de programas federales para Michoacán.

El tsunami del 2018

Política educativa. Una visión desde la izquierda

Plataforma digital para el empleo

Procuración de justicia en la propuesta de la izquierda.

Blanca Piña, candidata al Senado.

Carlos Slim, al ring del oprobio político

Los graves costos de la corrupción en México

Cristóbal Arias Solís, en plan maestro.

Propuesta educativa de la izquierda para 2018-2024

México, un Estado pretoriano

Las hienas se desatan

Corrupción y austeridad republicana en el proyecto de López Obrador

Los pactos de civilidad y la carabina de Ambrosio

Generosidad, señora María de la Luz, ante todo

Discurso aberrante y ramplón el del 18 de marzo

Relaciones Estado–Iglesia en México

Sus implicaciones en la relación Estado-Iglesia en México

Estado, Iglesia, empresariado

Talía Coria y Raúl Morón

Mario Vázquez Raña

Morena es la opción

Y, ¿qué tal una mujer?

Melchor Ocampo, reformador

Del ciudadano y los valores cívicos

El castillo del virrey Alfredo se derrumba

Adrián Huerta, ¿candidato priista?

¡Que revisen los cuarteles!

PRD, crónica de una muerte anunciada

Peña Nieto y Silvano Aureoles. Vidas paralelas

¡Bah!, la Iglesia católica

El priismo deleznable y el síndrome de Fox

Ya no hay palabras, sólo indignación e impotencia

“Los chuchos”, calamidad para el PRD

Pacto de civilidad, ¿por qué?, ¿para qué?

La sociedad civil en el contexto del México actual

Morena, una perspectiva sociológica desde la teoría general de los partidos políticos

Una conversación del 11 de septiembre

Silvano Aureoles, el principio del fin

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI Segunda parte

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI

Cotidianidades