Estrellita M. Fuentes Nava
El agua nos hermana
Jueves 6 de Septiembre de 2018
A- A A+

La última semana de agosto reciente se llevó a cabo la Semana Mundial del Agua de Estocolmo, cita a la que se dan año con año los expertos de este vital recurso de todo el mundo para hablar del estado que se guarda. Para esta edición 2018 su eje temático fue “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”, enfocándose en la base misma de nuestra existencia: los ecosistemas de los que surge toda la vida, toda vez que dependemos de ecosistemas saludables como hábitats para la vida vegetal y animal, así como para los servicios que el agua brinda para el desarrollo humano y el bienestar. También refiere al hecho de que en nuestros esfuerzos de buscar el desarrollo, invariablemente afectamos y modificamos nuestro medio ambiente, por lo que tenemos que hacerlo sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas vitales.

TAVO
TAVO
(Foto: TAVO)

La ONU se centró también en las "Soluciones basadas en la naturaleza" como tema para el Día Mundial del Agua 2018 celebrado en marzo pasado, y el Informe Mundial sobre el Desarrollo del Agua. En Estocolmo se buscó alinear dicho eje temático, para explorar más allá la agenda de agua, ecosistemas y el desarrollo humano.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo Climático de París establecen objetivos ambiciosos para nuestro desarrollo futuro, y en ellos se centra en particular en el ODS 6, objetivo 6 que cita: "para 2020, proteger y restaurar los ecosistemas relacionados con el agua, incluidas las montañas, los bosques, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos"; ODS 15, objetivo 1: "para 2020, garantizar la conservación, la restauración y el uso sostenible de los ecosistemas de agua dulce terrestres y continentales y sus servicios, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las tierras secas"; y el ODS 9.1 "desarrollar una infraestructura de calidad, confiable, sostenible y resiliente, incluida la infraestructura regional y transfronteriza, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, con un enfoque en el acceso asequible y equitativo para todos".

En México una tercera parte de sus 300 acuíferos se encuentran sobre explotados, y ya casi ni uno se salva de ser inmune a la contaminación. Por otra parte la población cada vez va más en aumento, demandando mayores servicios de agua, por lo que son más recurrentes las crisis por este recurso como ha ocurrido en Iztapalapa en la Ciudad de México, en donde incluso han migrado ya por los sistemas de captación de agua pluvial.

En el mundo del agua abundan las soluciones técnicas y los perfiles profesionales altamente capaces de encontrar fórmulas para tratar las aguas residuales, recargar acuíferos o reconstituir los sistemas naturales del agua. El problema al traducir todo ello en política pública es que falta planeación, coordinación, marcos legales robustos, y sobre todo transparencia y participación ciudadana.

La legislatura federal que acaba de concluir dejó en el tintero la reforma en materia de agua para emitir una Ley General de Aguas que haga realidad el espíritu del derecho humano al agua en nuestro país. Ojalá que los nuevos congresistas se aboquen a ello y construyan un marco de diálogo con la comunidad del agua y la ciudadanía en general, pensando sobre todo en una visión de largo plazo.

Roberto Pantoja Arzola, quien fungirá como delegado para Michoacán y la Presidencia de la República en los próximos meses, dejó entrever en una entrevista en un conocido medio periodístico el fin de semana pasado, el interés en retomar el rescate de los lago de Pátzcuaro y de Cuitzeo, algo que me llamó poderosamente la atención ya que se privilegiaría una agenda urgente como lo es la ambiental, si es que queremos encontrar vías sostenibles para el desarrollo humano como lo destacaron los asistentes en el foro de Estocolmo. Más allá de las fricciones post electorales, partidistas, políticas o personales, la realidad es que el agua nos hermana y nos une: sin agua moriríamos todos, por lo que lograr que ésta sobreviva se vuelve un imperativo en un trazo de agenda y más de combate a la pobreza.

Concluyo con el mensaje de la destacada bióloga Julia Carabias quien el último lunes de Agosto reciente ingresó a El Colegio Nacional: “Todos los seres vivos tienen un valor propio, independientemente de su utilidad para los seres humanos”. Esa idea aparentemente sencilla en realidad no es la que se comparte socialmente ya que en todo se persigue el valor económico de cada elemento que nos rodea incluidos los humanos y la naturaleza. Y ahonda: “Los deberes que tenemos los humanos respecto a la naturaleza y el bienestar de las futuras generaciones nos obligan a cambiar estructuras institucionales, políticas y relaciones obsoletas arraigadas en la sociedad (…). Hemos avanzado poco en este sentido porque cuidamos más el presente que el futuro. Las visiones son clientelares, de corto plazo y existen fuertes reticencias de muchos sectores…”.

Así que en este parteaguas que vive nuestro estado y nuestro país, es necesario que el agua se privilegie como parte del paquete de estrategias que se impulsarán desde este nuevo Congreso y la Presidencia que está por iniciar, en la búsqueda de cómo mitigar la pobreza y la inequidad en México. El agua en ello se vuelve una ecuación sine qua non.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Pobreza y riqueza

El éxodo que se avecina

En defensa de la confianza

Bodas fifí

Vergüenza y herencia

Gestionar los desastres

Austeridad republicana y política exterior

El agua nos hermana

Cultura de revista

El amor en tiempos de internet

Viajando sola

De la misoginia en el ejercicio periodístico

La burbuja de la ilusión

El mito de la privatización por las reservas del agua en México

Votar como un acto de valentía

¿Gobernadores a reelección?

El mercadeo de los debates

Mar de información

Regresar a la violencia

De subjetivos y tristes nómadas el debate presidencial

La velocidad de la confianza

Adictos tecnológicos

Amarrando tigres

El universo es el límite

Mujeres desechables

No hay ni a quién irle

En México sí se prioriza

¡Chanfle! Y ahora… ¿quién podrá defendernos?

Generación X

Los límites del señor López

Una brújula para 2018

Cristo libertador

De entre los más pobres: Santa María Zaniza, Oaxaca

Un vistazo a los ciudadanos-clientes

Mi nombre es Estrellita

Lecciones desde la Revolución

Los millones del PEF 2018 ¿hacia dónde?

De la muerte y sus ironías

Ecos de Rusia de ayer y hoy

Los cuatro jinetes del Apocalipsis en la agenda ambiental

Del feng shui a los Atlas de Riesgos

Los dos Méxicos

El costo de no invertir en el agua en México

In the name of dog

El otro México

Controlar lo incontrolable: del reino de la TV al Smartphone

La doble cara de la minería en México

Una mirada al agua con ojos de mujer

Viejo PRI, ¿nuevo PRI?

El mito que se desmorona

Adiós a Barbie

Una vida entre perros

El valor de lo simple y ordinario

Fanta elecciones

El Inlakesh del agua

Voces de conciencia por el Lago de Cuitzeo

Movilidad social y discriminación en México

El reto de ser hoy municipio en México

El gran reto del agua desde lo local

Crisis del Estado y gobernanza

Más gorditos para 2030

La discriminación por el agua en México

De juniors, mirreyes y lords

#SiMeMatan

Planear sosteniblemente a México

Mundo millenial

La sonrisa de Duarte

¿Qué tienen en común United y Michoacán?

¿Un nuevo orden internacional?

De la mediumnidad al New Age en la clase política mexicana

¿Por qué desperdiciar agua?

¿Cómo medir la salud mental de los líderes políticos?

La vía de las mujeres en México y el mundo

El paradigma del gobierno del agua en México

El modelo de hidro-diplomacia entre México y Estados Unidos

La seguridad humana en el renglón de la democracia

Comida orgánica, ¿sólo para las élites?

Reset México

¿Reviven la Ley Korenfeld en San Lázaro?

Surfear la ola según Davos

En mis ideas mando yo

Compactémonos

El valor de la confianza

Agarrados por el cuello

Crecimiento de las exportaciones agrícolas en México, sí, pero no sin agua

Calidad democrática y crisis de legalidad en México

¿Aires de esperanza para la agenda ambiental?

Agua, pobreza y agricultura

Día Mundial de la Educación Ambiental

Pensar globalmente y actuar localmente en el agua

¿Quién es quién en el agua?

Agua y pueblos indígenas: una asignatura pendiente

La cooperación por el agua

Desastres naturales y pobreza

Cambio climático: una agenda de seguridad para Michoacán