Miércoles 5 de Septiembre de 2018
A- A A+

Por definición Pacifismo se denomina al conjunto de doctrinas que buscan promover la paz entre las naciones. El concepto deriva de paz, que es la ausencia de violencia o guerra y el estado de quietud y tranquilidad.

Por naturaleza o por convencimiento, los pacifistas se oponen a toda forma de violencia. El pacifismo puede considerarse primariamente como una ideología, aunque suele traducirse en un movimiento político, social o religioso que incita activamente a dejar de lado los enfrentamientos violentos.

TAVO
TAVO
(Foto: TAVO)

Básicamente el pacifismo apuesta por el diálogo, y la diplomacia en la relación entre los pueblos. Para enfrentar a la violencia no propone métodos violentos, favorece la objeción de conciencia, la desobediencia civil y la resistencia no violenta (con una huelga, un boicot, etc.)

Suena bien, pero hay algunos detalles que vale la pena mencionar, el pacifismo, al tener como objetivo principal el mantener a toda costa la paz, cae en el error de no distinguir entre un Estado donde únicamente no hay guerra y un Estado donde además de ausencia de guerra existen libertad, igualdad y desarrollo social.

En el pasado reciente, concretamente al inicio de los años 30, en las potencias europeas existían importantes grupos que recomendaban desarmarse, sin considerar que ya en esas fechas el ejército alemán estaba rearmándose aceleradamente. En 1938 la totalidad de los pacifistas en Europa y América aplaudieron como focas el llamado “Pacto de Múnich”, el cual, por sus trágicos resultados vale la pena recordarlo.

Las insistentes reclamaciones de Hitler sobre el territorio de los Sudetes en Checoslovaquia originaron una grave crisis en el verano de 1938; el Primer Ministro del Reino Unido, Sir Neville Chamberlain no dudó en entrevistarse dos veces con el Führer en septiembre, tratando de garantizar una salida pacífica a la situación. Finalmente, el 29 de septiembre se reunieron en Múnich en una conferencia a la que asistieron Adolfo Hitler, el Duce italiano Benito Mussolini Presidente de la entonces República Social Italiana, N. Chamberlain y el Primer Ministro francés Edouard Daladier. Ahí, Hitler siguiendo su proyecto, endureció su posición hasta conseguir prácticamente todo lo que quería.

Hitler y Chamberlain firmaron un documento en el que declaraban su deseo de garantizar la paz mediante la consulta y el diálogo. Daladier y Chamberlain fueron bienvenidos en París y Londres por multitudes eufóricas que les saludaban como salvadores de la paz. Chamberlain proclamó que traía "la paz con honor, la paz de nuestro tiempo". La realidad pronto mostró a lo que había llevado la política de apaciguamiento de Chamberlain, en marzo de 1939, Hitler invadió lo que quedaba del inerme Estado checoslovaco. Así, los acuerdos de Múnich se convirtieron en el símbolo de la inutilidad de los esfuerzos por apaciguar a Estados totalitarios expansionistas. O sea, se demostró la inutilidad del pacifismo si una de las partes está decidida a todo.

En su ensayo Reflexiones acerca de Gandhi (1949) sostiene Orwell que Gandhi, equivocadamente, nunca percibió la naturaleza terrible y brutal del totalitarismo y que suponía toda lucha como una extrapolación de su propia disputa contra el entonces poderoso imperio británico.

Gandhi, como el resto de los pacifistas, eludía las preguntas más difíciles, y las respondía vagamente sólo cuando le era imposible escabullirse. Por ejemplo, Gandhi no tuvo más remedio que contextualizar la crítica contra la guerra al admitir que si se hubiera aplicado la resistencia pacífica ante una invasión japonesa en 1942, habría costado varios millones de vidas.

Parece ser que no debemos olvidar la sentencia latina, atribuida a Julio Cesar, pero que en realidad es del escritor romano Vegecio “Si vis pacem, para bellum”; y cierro con una frase de Winston Churchill que define bien las consecuencias del pacifismo “Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis la guerra”.

Sobre el autor
"Medico, Especialidad en Cirugia General, aficionado a la lectura y apartidista. Crítico de la incompetencia, la demagogia y el populismo".
Comentarios
Columnas recientes

Un paciente mental

El cerebro político

El timo de la homeopatía

México, entre el odio y rencor social

La depresión y la vejez, un problema que se incrementa

Cómo asaltar el poder

Los “abajoinsultantes”

Delincuencia y periodismo

Vivir en la Rumania comunista

Pacifismo

PRI, el partido que nadie quiere

Las consignas del odio

Premios Darwin

Inteligencia, Hitler y engañar con la verdad

Sectas, un fenómeno religioso y político

Elecciones aristocracia y kakistocracia

Sobre la responsabilidad

Democracia, educación y votos

Recordando al News Divine

Bulos y fake news

La salud y los políticos

La política del chantaje

El señor López Obrador y la educación

Delincuentes sexuales

Pena de muerte, ¿sirve o no?

López Obrador y su personalidad

Qué hacer después de los 60

Culpables fuimos todos

Autoridad moral y las redes sociales

Paz a toda costa, ¿eso queremos?

Criminales y maltrato animal

Ideologías totalitarias

Justicia, al servicio del poder

Pactar con el narco

Una alternancia fallida

La objetividad y el periodismo

Suicidio en el anciano

Incitatus, el Senado, el IFE y el PRI

Lectura, un hábito en extinción

Trastorno paranoide, datos

Hablando de diputados

Llegar a viejo, datos

Cuba, peligrosidad predictiva

Pax Narca

Amanuenses, más vivos que nunca

Religiones y sectas

Nicolás Chauvin, ignorancia y necedad

Cuando nos negamos a ver, el caso de la CNTE

La salud y los políticos

Votar con el hígado

Ignorancia radioactiva

Tomar decisiones. No todos pueden

Pertenecer a la izquierda

Fanatismo y política

Congreso sordo y caro

Productos milagro, las ganas de creer

Un partido sin remedio

Intelectuales y la violencia

Nuestros impuestos (no) están trabajando

La congruencia y la izquierda

La estupidez

Medicina y comercio

Tener fe, la justicia en México

Simonía y delincuencia

El cerebro de reptil

Abortar o no abortar

Cocaína, heroína, éxtasis y tachas

Hablando de genocidios

Política, odio y resentimiento

Información y noticias falsas

Hablando de totalitarismo y mesianismo

Un modelo de universidad

Feminicidios, misoginia y machismo

1° de mayo, algunos datos

Un crimen sin castigo

Con licencia para matar

México, su educación y cultura

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

No pasa nada

Corrupción, un problema severo

Philip Roth, sus libros y la vejez

Patognomónico y probable

Don Alejo, un ejemplo

Periodismo y poder

¿Son iguales todos los humanos?

La historia se repite

Notas sobre la evolución

¿Quién mato a la gallina?

Reflexiones sobre la ignorancia

Pemex, ¿petróleo de los mexicanos?

Un problema diagnóstico

Carta de Esculapio a su hijo

Secuestros en México

Fabula de la cigarra y la hormiga

Cuba y Castro, algunos datos

Trump, datos y reflexiones

Democracia y elecciones en Estados Unidos

Investigación médica, mentiras e Internet

La fábula del escorpión y la rana

Reflexiones sobre religión y ciencia

Cómo transformarse en un intelectual

El mono desnudo

Diálogo, ¿qué es eso?

Septiembre, ¿que celebramos?

Incompetentes o cómplices

Universidad Michoacana y la CUL

La democracia y los democráticos

Periodismo, sesgo y derechos humanos

Gana la CNTE

Las tres “C”

Usos y costumbres

¿Hasta cuándo?

Fanatismo y terrorismo, un peligro

Agnosticismo y ateísmo

A 28 años de un 6 de julio

Opiniones respetables

Paro médico

Miedo

Enfermedades psicosomáticas

La CNTE y sus mentiras

El toreo y la mente humana

El principio de Peter y los abogados

1º de mayo y los sindicatos

Productos pirata

Un nuevo tropiezo, la CNTE en Michoacán

La injusticia en México

Ferias y peleas de perros

Los nombres de los hijos

El “Justo Sierra” y la autonomía universitaria

Aristocracia y kakistocracia

La farsa de las terapias pseudocientíficas

PRI, un aniversario más

La educación universitaria en México

La visita del Papa

Medicina, pronóstico reservado y tanatología

El fuero ¿debe desaparecer?

Los gobernantes que merecemos

Cambio de placas, mal asunto

Escepticismo y credulidad

El debate, despenalizar o no las drogas

Terminó un mal año

Una carta para los mexicanos

Los perros no son juguetes

Silvano, el desencanto

La violencia del Islam radical 2

Islam, la violencia

Un aniversario más, la caída del Muro de Berlín

IMSS, una institución rebasada

Mentiras y medios de comunicación