Viernes 31 de Agosto de 2018
A- A A+

A mi querido amigo, compadre y paisano Guillermo Molina por su aniversario de natalicio (adelantado).

Bebeto y Romario; Romario y Bebeto. Una dupla letal, sin duda, de las más espectaculares en la historia del futbol mundial. Muy probablemente para los nacidos de 1990 para acá, estos nombres no les digan nada. No saben de lo que se han perdido. Para fortuna de esos que no tuvieron la dicha, gracias a los avances tecnológicos, en You Tube o sitios similares, pueden constatar o refutar mi juicio, lo invito.

TAVO
TAVO
(Foto: TAVO)

En los años 80 y 90, José Roberto Gama de Oliveira, más conocido como Bebeto, y Romário de Souza Faria, apodado de cariño O Baixinho -El bajito en español- por su 1.67 metros de estatura (La Pulga Messi mide 1.70 mts.), fueron sinónimo de gol y espectáculo. De Romário me atrevo a decir que pudo ser el mejor jugador de la historia del futbol, pero no quiso, por lo que O Rei Pelé se mantuvo en su trono, y hasta el momento, me parece.
¿Por qué no quiso? Simple, porque su pasión por las noches y las mujeres no le impedían ser uno de los mejores, luego entonces, para que se sacrificaba en ser el mejor; disciplinarse era un precio que no estaba dispuesto a pagar. Llegó a declarar cuando era jugador del Valencia, en España, que si no salía (de fiesta) no marcaba. Desconozco si haya sido cierto o no, pero de que lo creía, lo creía.

Paréntesis, no es que contagiado aun por la fiebre del mundial pasado, vaya a abandonar la vena político-social que caracteriza a mi humilde espacio de escritura. Para nada, no es este un artículo de opinión deportiva; permítanme unas líneas más y lo verán. Cerramos paréntesis.
¿Qué tienen en común Bebeto y Romario? además de su nacionalidad, de haber tenido una carrera exitosa en el futbol y de haberse coronado campeones del mundo con La Canarinha en Estados Unidos 94. Pista: ese motivo común es el que los trae a ser parte de un artículo de opinión tradicionalmente política.

La respuesta es (redoble de tambores): En 2010, estos cracks, retirados del futbol, dieron un nuevo brinco a la cancha, pero a la de la política brasileña; en ese año, Romário fue electo Diputado Federal y Bebeto Diputado Regional, ambos por Rio de Janeiro. Posteriormente, en 2014, Bebeto se religió por otro periodo (2015-2019), mientras que O Baixhino brincó a la Cámara de Senadores para un periodo de ocho años (2015-2013). Los dos pertenecen actualmente al partido Podemos de Brasil y tienen un futuro político promisorio.

Parece que las democracias jóvenes facilitan la conversión de fans en votantes; nosotros por acá tenemos casos similares, siendo el de El Cuau, flamante gobernador electo de Morelos, el más destacado; pero como ese hay más casos, y no solo de futbolistas (Manuel Negrete, Adolfo Ríos, entre otros), también de otros deportes (Ana Gabriela Guevara, Iridia Salazar, etc.) y de la farándula (Ernesto D´Alessio, Sergio Mayer, y un largo etcétera).
Muchos son los que han intentado el sublime acto de transformar fama en poder, unos con más éxito que otros obviamente. Ahora bien, la estrategia no es nueva, al menos no en nuestro país, tan sólo se me viene a la memoria que allá por los 80, el Púas Olivares buscó una diputación, sin éxito; claro, eran otros tiempos, y no la buscó por el oficialismo de entonces…

En fin, como dice el clásico: haiga sido como haiga sido, prefiero ver deportistas retirados venidos a más, que a menos, no sé ustedes.

Otro sí: Este lunes próximo, 3 de septiembre, tengo el honor de cumplir dos años escribiendo en este importante medio de comunicación. Gracias infinitas a Don Vicente Godínez, a todo su equipo, empezando por mi estimado Jaime Martínez, y al reputado Samuel Ponce, quien hizo posible el acercamiento.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Acerca de nada

La primera: Dolores

Yes we can

Idai

Es la actitud…

La ley

¡No a la discriminación!

Aforismos, máximas y conexos

República de Venezuela

El poder de la redes sociales

De animales a dioses

Calma, calma... ! que no panda el cúnico !

Choque de poderes

Retrotopía

A la democracia

No salió el oso polar

En paz

En paz

Mirar hacia el futuro

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano