Samuel Maldonado B.
Repercusiones
Don Porfirio
Martes 21 de Agosto de 2018
A- A A+

Desde luego que no me refiero a Porfirio Díaz sino a Alejandro Muñoz Ledo y Lazo de la vega, que es su nombre completo. Porfirio es un ser excepcional, muy inteligente y con una memoria de diez. Dejo asentado que es verdaderamente una enciclopedia, pero además, un personaje político que ha llenado miles de páginas periodísticas, tanto nacionales como en el extranjero.

Ha sido representante de nuestro país en la Organización de las Naciones Unidas, Diputado Federal y Senador de la República en varias legislaturas y, precisamente por su larga trayectoria política y su basta experiencia, debiera dirigir el próximo Congreso Nacional, mismo que iniciará sesiones el día primero de Septiembre, próximo, en la que tomará la protesta como Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Tavo
Tavo
(Foto: TAVO)

Desde sus años preparatorianos, Porfirio se destacó como líder universitario; terminó sus estudios de Derecho en la UNAM y más tarde cursó doctorados, tanto en Ciencias Políticas, como en Derecho Constitucional, allá en la capital de Francia.
Fue Subdirector de Educación Básica, subsecretario de la Presidencia de la Republica, subdirector del IMSS, Presidente del Partido Revolucionario Institucional, precandidato presidencial varias veces y, en su carrera política administrativa, ha pasado por la Consejería de México ante la ONU como coordinador del grupo de los 77. Presidió también el Consejo de Seguridad de este organismo mundial.

Siendo Vicente Fox titular del poder ejecutivo, tuvo a bien nombrarlo como Embajador de México ante la Unión Europea y, además de otras posiciones diplomáticas, Porfirio es mi amigo, pues ¡hemos transitado juntos por varios años!
En fin, Porfirio Muñoz Ledo ha sido lo que ha querido siempre ser, con excepción de la candidatura presidencial que le negó tanto Guillermo López Portillo como Don Luis Echeverría Álvarez.

Cabe señalar que en 1897, cuando un grupo de amigos acompañábamos a Cuauhtémoc Cárdenas y a Porfirio, en la XIII Asamblea del Revolucionario Institucional que se celebraba en el Auditorio Nacional, ambos personajes, fueron prácticamente expulsados del tricolor partido, precisamente por ser revolucionarios e institucionales, lo que era una incongruencia para el poder político del momento.
Expulsados (o corridos) prácticamente del PRI, se presentó la oportunidad de analizar e impulsar la candidatura de Muñoz Ledo a la Presidencia de la República y, por consideraciones particulares, el propio Porfirio rechazó esa posibilidad, considerando prácticamente que, de presentarse la oportunidad de participar en esa carrera, Cuauhtémoc Cárdenas sería mejor candidato pues decía que, cito: “el Ing. Cárdenas es una gente limpia”.
Ciertamente Porfirio Muñoz Ledo tiene ciertas dificultades para caminar o para desplazarse y requiere de cierta ayuda, pero a sus ochenta y tantos años, su razonamiento, sus conocimientos y su vasta experiencia legislativa y diplomática, es mejor a la de muchos legisladores jóvenes y viejos.

Desde siempre, el Congreso Nacional (ambas cámaras) ha sido manejada a gusto del Sr. Presidente de la República en turno y, quienes la han dirigido, sus genuflexiones, postraciones o reverencias al ejecutivo en turno, les ha dejado muchas regalías y, por eso es muy atractiva y peleada tal posesión. Por lo anterior, cito algunas de las palabras de Porfirio Muñoz Ledo:

“Se requiere un cambio radical en el Congreso, ya que éste crea las normas, establece los lineamientos a seguir y con éstos se pueden recuperar las potestades históricas del Poder Legislativo. El autoritarismo es la negación del Poder Legislativo y por lo mismo, se requiere la Restauración de la República”.

Cabe mencionar que en el Congreso Nacional a instalarse próximamente, no debieran tener cabida Los Chuchos o los residuos que quedan de esas salvajes tribus, que terminaron por achicar y casi desaparecer al disminuido PRD, partido que fue fundado por CCS y que han sido nefastas para la Republica.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

De antologías y de analogías

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!

De la dictablanda a la dictadura

Con la esperanza perdida

¿A qué irá tan lejos?

El capo de capos y la economía nacional

Los ensueños de los pobres

¡Feliz año, amor mío!

¡La Policía siempre vigila!

Por favor, no mezclen a El Chapo. De corruptos a corruptos

¡Viva Venezuela!

El apagón económico nacional

Así era el Estado mexicano (¡Huy qué miedo!)

El imperialismo causó la tragedia en París

Poderoso señor don Dinero

Admirados y aborrecidos

El oro y moro

Encerrados en su propio círculo

¡El rey ha muerto!

Castillo de naipes

Colaboracionismo oficial, mata partido