Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Rehacer la agenda
Miércoles 1 de Agosto de 2018
A- A A+

El triunfo de AMLO, el 1 de julio, abre las puertas, tanto para reemprender la fallida transición sepultada por la triada Fox-Calderón-Peña Nieto como para iniciar transformaciones no constreñidas a la obligada “modernización” y “reformas” de la agenda neoliberal que en seis años hundió al país, corolario del neoliberalismo vigente desde hace más de cuatro décadas.

Suponer que a partir del 1 de diciembre habrá un cambio radical, es ingenuo. Lo real es que el 1 de julio el ánimo, esperanza y expectativa de transformar el país se ampliaron. Aunque una mayoría, según la encuesta de Reforma (07/25/2018), le gustarían cambios en menos de un año, es importante entender que estos se verán en la primera mitad del sexenio.

El nuevo gobierno (2018-2024) está por recibir un país con múltiples problemas: creciente y sangrienta inseguridad, desaceleración económica, pobreza insultante, reformas que prometieron mucho pero poco o nada han dado a las mayorías, presiones de Estados Unidos, más allá del TLCAN/NAFTA, crisis migratoria, endeudamiento ofensivo, entre otros.

El triunfo de AMLO, el 1 de julio, abre las puertas, tanto para reemprender la fallida transición sepultada por la triada Fox-Calderón-Peña Nieto como para iniciar transformaciones
El triunfo de AMLO, el 1 de julio, abre las puertas, tanto para reemprender la fallida transición sepultada por la triada Fox-Calderón-Peña Nieto como para iniciar transformaciones
(Foto: Cuartoscuro)

Asimismo, se abren múltiples vías para que las batallas de miles de mexicanos sean reencauzadas: movimientos sociales campesinos, obreros, magisteriales; organizaciones de la sociedad civil no empresariales de desaparecidos y desplazados de la violencia delincuencial; jóvenes no organizados, pero en busca de un futuro diferente.

Es dilatado también el llamado “bono democrático”. Diversos opinadores hablan de un “poder total” (totalitarismo, según la derecha intelectual), que reeditaría “presidencialismo y autoritarismo”, como si hubiesen fenecido con Fox-Calderón-Enrique Peña Nieto. A pesar de los sesudos análisis de los politólogos, el cambio rehízo el viejo régimen. Y peor.

Por ello, los sectores derrotados, entre los que se incluyen opinadores de medios electrónicos, impresos y de internet, empresarios de diverso tamaño, burócratas privilegiados, además de las oligarquías económicas y políticas, no cejarán sus ataques. Algunos opinadores señalan que es tal el desconcierto que es difícil cambiar. Pero es falsa percepción.

Si bien los opinadores consentidos del PRIAN verán restringido su acceso a recursos públicos, pues el chayote fue norma durante el gobierno de ese binomio, la semilla está sembrada. Así, no son extraños los “ajustes” de algunos medios y opinadores, respecto de quienes mantienen una postura histérica y confrontante al gobierno de AMLO.

La prensa impresa y redes sociales pretenden apuntalar la falsa percepción de un desgaste de AMLO, sobre todo por el golpe del INE. Pero la encuesta de Reforma, levantada entre el 19 y 22 de julio, sugiere lo contrario. El 62 por ciento de los encuestados tienen una opinión positiva de AMLO, doce por ciento, negativa, la cual cae de julio de 2017 a julio de 2018.

Rehacer la agenda también implica la reconfiguración de los vínculos entre el presidente, su partido y la ciudadanía. El bono democrático obliga a AMLO a mirar a la gente, sin descuidar a las oligarquías políticas y económicas, pero centrar su gobierno en la sociedad, a pesar de la violencia escrita, electrónica y en internet, en ascenso, de los esbirros de las oligarquías.

La última y nos vamos



1. El discurso del consejero presidente del INE, acompañado de 7 consejeros, fue interpretado por la prensa chayotera como “ruptura”; llamó a supuesta reconciliación con AMLO-Morena, pero resume demagogia y mentira. No ayuda a distender las ansias golpistas de sectores ultraderechistas, bien representados en los medios por opinadores (El Universal) que exigieron anular la elección presidencial.

2. Guanajuato es visto como supuesto “modelo” económico, más en los últimos meses ha escalado al peor ejemplo: primer lugar en feminicidios. A nivel nacional, de 387 asesinatos de mujeres en el primer semestre de 2018, 64.5 al mes, 2.1 diarios, 161 fueron perpetrados en esa entidad “desarrollada”, segundo lugar también en mujeres lesionadas intencionalmente.

3. Creerle al consejero presidente del INE, es ingenuo, cuando ese organismo ha ignorado la Estafa Maestra, sobornos de Odebrecht, fraudes electorales (Estado de México, Coahuila, Puebla), entre otros. 4. El exsecretario de Gobierno, exaspirante a la candidatura presidencial del PRI, reaparece como coordinador de su ínfima bancada en el Senado; trece senadores que bien cupieron en una selfie.

5. “Mano dura” y “blindan Uruapan”, adjetivos del gobierno michoacano después de la tormenta: un joven ejecutado, acusado de ser miembro del CJNG, en cuyo velatorio fueron acribilladas ocho personas. Crece la violencia y, salvo los adjetivos que sobran, no hay política de seguridad.

6. Tono implorante, de rendición, suplicante, en carta del derechista y priista rector de la UMSNH, solicitando más de mil millones de pesos para subsanar el déficit de esa institución (La Voz de Michoacán, 07/27/2018), pero nada de transparencia, rendición de cuentas, ajuste de su obesa y privilegiada administración.

7. Ricardo Alemán, incitador a la violencia contra el virtual presidente electo, durante la campaña electoral, en su trayectoria “periodística” de odio ahora culpa de “persecución” al objeto de sus aberraciones escritas. Penoso episodio del fin de la fiesta del chayote.

8. Nada increíble el anquilosamiento del feminismo anclado al PRD, buen ejemplo de la derecha y ultraderecha. Por ello conferencistas y talleristas que no inciden en la violencia contra la mujer, pero se embolsan jugosas recompensas del último gobierno de ese partido misógino y neoliberal, le ayudan acusando de misógino a AMLO.

9. Polémicas designaciones en CFE y Pemex, además de un plan muy ambicioso para recuperar el sector energético público. Destaca que los gobiernos de Felipe Calderón y, particularmente, de Enrique Peña Nieto, armaron una política para desmantelar dicho sector para favorecer y privilegiar a la iniciativa privada mexicana y extranjera.

10. Soberbio, mentiroso, falto de humildad y amenazante (va a vigilar al próximo gobierno), el tercer y último informe del presidente municipal “independiente” de Morelia, quien presume el centro histórico, mayor turismo y más policías como grandes logros, mientras la Morelia real padece inseguridad, daños en calles y vialidades principales, contaminación de los ríos grande y chico, agua en peligro, desprecio por la ciudadanía.

11. Más de 31 mil homicidios en 2017, 25 por cada 100 mil habitantes, tasa superior a la de 2016, 26.9 por ciento más respecto a ese año. El penúltimo año más sangriento de la presidencia de Enrique Peña Nieto.

12. El PRI-gobierno insiste en que José Antonio Meade fue el “mejor” candidato presidencial, pero no aclara si fue el “mejor” por no ver la corrupción, sangrienta inseguridad, pobreza, exclusión, privilegios a unos pocos y su desprecio a los mexicanos.

13. A más de 10 billones de pesos asciende la deuda pública que Enrique Peña Nieto dejará a AMLO. El problema es que no se reflejó en expansión de la economía, menor pobreza, infraestructura, política de seguridad, bienestar. ¿A dónde se fue tanta deuda?

14. Según el banco Barclays, Barttlet en CFE no es buena señal para inversionistas, es decir, para los privilegios de unos pocos.

Última

: La austeridad y los recortes a los ingresos de la alta burocracia generaron un debate perverso. Unos justifican sus altos sueldos por su investidura, otros dicen que la reducción los llevaría a la corrupción, algunos más pretextan las escuelas privadas de sus hijos, pero el problema está en los abusivos privilegios, más de allá incluso de tales pagos, uso patrimonialista de los recursos públicos para fines privados y millones de mexicanos con salarios mínimos de hambre o en la pobreza.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos