Samuel Ponce Morales
La Conspiración
El tambalear de la zona económica
Jueves 26 de Julio de 2018
A- A A+

Después de una exhaustiva exposición sobre la gran importancia que tienen para el país las zonas económicas, el responsable federal de la instauración de dichos entes, Gerardo Gutiérrez Candiani, prácticamente reza, políticamente hablando, porque el próximo gobierno de la República, el de Andrés Manuel López Obrador, le dé continuidad al proyecto.

Y es que después de participar en el V Encuentro Empresarial de la Alianza del Pacífico en entrevista expresó su confianza en que las ZEE permanecerán en la siguiente administración porque existe un andamiaje jurídico y existen coincidencias para impulsar principalmente el desarrollo en el sur-sureste y cerrar las brechas de desigualdad entre las distintas regiones del país.

Hay que recordar que la Alianza del Pacífico, que es un espacio de análisis y fortalecimiento de sus integrantes y que genera oportunidades de negocios entre sus participantes, está conformada por países como Perú, Chile, Colombia y México y que esta concentra 36 del PIB de América Latina y El Caribe, 57% de su comercio y 38% de la captación de la inversión extranjera directa.

Pero, antes en el encuentro citado, dentro del panel Financiamiento, infraestructura y sustentabilidad en el desarrollo regional, el titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales había expuesto seis propuestas para atraer más inversiones en la región:

Después de una exhaustiva exposición sobre la gran importancia que tienen para el país las zonas económicas, el responsable federal de la instauración de dichos entes, Gerardo Gutiérrez Candiani, prácticamente reza, políticamente hablando, porque el próxi
Después de una exhaustiva exposición sobre la gran importancia que tienen para el país las zonas económicas, el responsable federal de la instauración de dichos entes, Gerardo Gutiérrez Candiani, prácticamente reza, políticamente hablando, porque el próxi
(Foto: Especial)

1) Convertir a las Zonas Económicas Especiales (ZEE) en el motor que permita atraer más capitales a los países de la Alianza del Pacífico, homogeneizando los distintos modelos de zonas francas de la región.

2) Intercambiar información en materia fiscal para desarrollar modelos que las hagan más competitivas.

3) Identificar los proyectos de infraestructura regional más urgentes para alcanzar mayor productividad. Por ejemplo, el corredor transístmico el cual permite enlazar los mercados de Europa y Asia-Pacífico.

4) Contar con mayor acceso a las fuentes de energía y mejores precios, particularmente en materia de energías más limpias.

5) Avanzar en la transferencia de tecnologías, innovación y desarrollo tecnológico. Se requiere mayor inversión para incorporar a las Pequeñas y Medianas Empresas a las cadenas de valor y los mercados globales.

6) Constituir un banco de financiamiento entre los cuatro países para otorgar condiciones preferentes a los empresarios de la región y así, detonar su potencial productivo.

En ese importante evento estuvieron conferencistas de la talla de Valentín Díez, del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE); James Scriven, del Banco Interamericano de Desarrollo (IDB); Ary Näim, de la Corporación Financiera Internacional (IFC), Grupo Banco Mundial; y Alejandro De la Peña, de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).

Ahí, Gutiérrez Candiani ilustró a los presentes que para las Zonas Económicas se han identificado 224 proyectos prioritarios de infraestructura que representan inversiones por 156 mil millones de pesos para convertir a México y consecuentemente, a la Alianza del Pacífico en un centro logístico de clase mundial.

De este total de proyectos, 135 proyectos son de inversión complementaria, que pueden financiarse a través de asociaciones público-privadas y que, por lo pronto, las siete Zonas Económicas Especiales tienen inversiones iniciales comprometidas por cerca de 7 mil 200 millones de dólares y 82 empresas han suscrito cartas de intención.

Nada es lo que parece

1.- En Lázaro Cárdenas, municipio que por la ola amlista ganó Morena, se espera que en los hechos no sea gobernado por un desfasado ex lazarista.
2.- Dada la situación en Nahuatzen a nadie debería extrañar que los resultados de una obligada consulta establezca un no a un gobierno por usos y costumbres.
3.- No son los escasos candidatos perdedores que en las elecciones locales pasadas en el estado que en estas vacaciones se fueron de viaje al extranjero.
4.- Una de las primeras acciones del próximo gobierno moreliano, catalogadas como más que urgente, tendrá que hacer un exhaustivo programa de bacheo.
5.- Hoy en día Morelia es otra, al menos durante las vacaciones de verano, pues, como se puede ver, palpar, el magisterio llamado democrático está en remanso.

Conjuro

Morena en Michoacán sigue estando a la altura de un partido político de oposición, radicalmente declarativo…


Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa