Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH
Lunes 23 de Julio de 2018
A- A A+

La reciente medida de austeridad republicana anunciada por AMLO ha causado temores en diferentes sectores, principalmente en los que actualmente perciben sueldos incongruentes con la realidad que vive el país, en el que más de la mitad de la población vive en pobreza y donde la amplísima mayoría de los trabajadores asalariados, los que trabajan bajo contratos limitados, los subempleados o por obra determinada, no percibe salarios superiores a tres salarios mínimos, es decir menos de 300 pesos diarios.

El sueldo que recibirá López Obrador, que dice será menor a la mitad de lo que recibe actualmente Peña Nieto, alcanzará los 108 mil pesos mensuales, es decir tres mil 600 pesos diarios. Partiendo de esta referencia, su salario diario es equivalente de más de un mes de sueldo de un trabajador de salario mínimo.

¿La austeridad en la Universidad Michoacana?

En días pasados, un profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana reflexionó sobre el asunto de los sueldos de los académicos en las universidades públicas, habló de los académicos que viajan en primera clase, de los que lo hacen en clase turismo y los que de plano no viajan. Los primeros, reciben cerca de los 50 mil pesos mensuales entre sueldos y diversos estímulos (mil 600 pesos diarios) los segundos, cerca de 25 mil pesos mensuales, (ocho cientos pesos diarios) y los terceros que trabajan sólo frente a grupo cobran 80 y 150 pesos por hora. Igualmente una aberrante inequidad.

El asunto de los funcionarios universitarios es contradictorio a la “austeridad republicana”, algunos rectores de universidades públicas reciben más de 150 mil pesos mensuales y diferentes prestaciones en viáticos, chofer, telefonía, etc.; los de segundo nivel reciben salarios cercanos a 50 mil pesos mensuales más diversos gastos.

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH
La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH
(Foto: Especial)

En el caso de las percepciones de los funcionarios universitarios, los números que aparecen en sus sitios, nada dicen de sus percepciones fuera de la nómina. Es decir, la debilidad de la función pública y de las universidades es la carencia absoluta de la transparencia, y se puede decir que de ética. Mientras llega la austeridad republicana, (si acaso llega), y la transparencia aterriza (¿algún día?) en la centenaria y benemérita, la parálisis por falta de recursos, parece inminente.

Transparencia y austeridad republicana

Ni el gobierno federal, ni el gobernador, ni el Congreso del Estado han asumido su responsabilidad ante la problemática que existe en la UM. El rector y el Consejo Universitario no han hecho tampoco la tarea, mucho menos han cumplido los compromisos asumidos con el Congreso del Estado: la modificación de la Ley Orgánica (consensuada y bajo la consulta democrática con la comunidad universitaria: trabajadores académicos, administrativos y estudiantes) y la transparencia en el manejo de sus recursos. Los sindicatos SPUM y SUEUM no están libres de pecado.
Los dimes y diretes, tanto del gobierno estatal como de la autoridad universitaria, nos tienen al borde de la parálisis por falta de recursos para pagar los salarios de los universitarios. Estamos a 60 días de otra catástrofe semejante a la que vivió la nicolaita el año pasado que la dejó más de tres meses sin clase.

La inmovilidad y la conservación del pellejo

Tal parece que la inmovilidad e indiferencia, o el valemadrismo y la cobardía, campean por el campus universitario; los estudiantes, que en primera instancia son los que padecerán por falta de clases, permanecen impávidos ante la amenaza. Los profesores y empleados, por su lado, presuponen que tarde o temprano recibirán su salario como sucedió en finales del 2017 y principios de 2018; la misma actitud tomaron cuando la toma de la Universidad por parte de los aspirantes del Movimiento de Aspirantes y Rechazados en el ciclo 2016-17, que se prolongó por más de once semanas, pues tranquilamente recibíamos nuestro salario sin haber dado clase o hacer las tareas administrativas o de limpieza. Así las cuestiones de la moral y de la ética de la comunidad universitaria.

Profesores, empleados y estudiantes, así como el rector y el Consejo Universitario, esperan que un milagro salve a la Universidad Michoacana.

Hay se nos haiga.

Breviario histórico. Hay de rectores a rectores. Recuerdo haber asistido a la marcha encabezada por el rector de la UNAM Javier Barros Sierra, defendiendo la autonomía universitaria y contra la represión del Ejército y Policía hacia los estudiantes en 1968. Miles de estudiantes, profesores, trabajadores y gente del pueblo acompañaron la multitudinaria marcha que fue bloqueada por el Ejército.


Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?

¿Ganó su partido? ¿Perdió su partido?... Organícese, las cosas irán de mal en peor

¿A quiénes sirven los gobiernos y la Universidad Michoacana?

¿Votar? Mejor organizarse

El EZLN. La teoría y la práctica

Luis Villoro y Galeano

¿Y tú qué harás(emos)?

¿La dejaremos morir?

¿Caerás en sus trampas?