José Padilla Alegre
El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS
Sábado 21 de Julio de 2018
A- A A+

El derecho del trabajo, tiene a la compensación como una de sus principales características, de ahí que el estado cuando actúa como árbitro en caso de conflictos laborales realiza una función de equilibrio a favor de la clase trabajadora con respecto de la patronal que representa al capital y que lo acrecienta con el resultado del trabajo. En materia de contratación colectiva uno de los procedimientos para lograr resarcir a la clase trabajadora es la huelga, la que está definida en la Ley Federal del Trabajo como la suspensión temporal del trabajo llevada a cabo por una coalición -sindicato- de trabajadores a la que se puede acudir cuando se pretendan armonizando los derechos del trabajo con los del capital; o cuando se quiera obtener del patrón la celebración del contrato colectivo de trabajo o su revisión; para exigir el cumplimiento del contrato colectivo de trabajo; para exigir el pago sobre participación de utilidades; para apoyar a una huelga de una fuente de trabajo diversa; y para exigir la revisión de los salarios pactados con motivo del contrato colectivos. Siendo esta última la más común y legitima para emplazar a huelga.

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS
El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS
(Foto: Especial)

Ahora bien, resulta pertinente precisar que la huelga no es un procedimiento que resuelva de fondo los motivos del paro de labores en una fuente de trabajo; solo se trata de un medio de presión que tienen los trabajadores para hacer comparecer ante la autoridad del trabajo a la patronal y una vez ante la Junta de Conciliación y Arbitraje esa autoridad los invite a resolver sus diferencias conduciendo la etapa de conciliación para poner fin al conflicto que los llevo hasta ahí.

Pero lo anterior no significa que la participación de la junta sea solo de “Oficialía de partes” de ninguna manera como toda autoridad jurisdiccional tiene la función de hacer que se respete la legalidad; por tanto revisara escrupulosamente que el escrito dirigido al patrón llamado emplazamiento a huelga cumpla con los requisitos de fondo y forma, es decir, que el motivo de la comparecencia ante la autoridad este sustentada en una asamblea y que el número de socios que establecen sus estatutos hayan tomado el acuerdo de ir a la huelga si no son satisfechas sus pretensiones, que el escrito llamado pliego de peticiones contenga los requisitos de ley y se presente en dos tantos y si todo se encuentra debidamente requisitado dictar el auto en el que se ordene el emplazamiento explicando en el documento cual son las obligaciones derivadas del eventual estallamiento huelguístico, es decir, a que queda comprometida la patronal con respecto a la fuente de trabajo y sobre todo le hace del conocimiento el día y la hora que deberá comparecer a la junta para llevar a cabo platicas tendientes a resolver el conflicto colectivo.

También la autoridad del trabajo, en observancia a la legalidad, si fracasan las pláticas de conciliación, deberá ser un estricto observador del estallido huelguístico, mediante la colocación de banderas roji-negras símbolo de la huelga, mediante el acta correspondiente a cargo de un actuario, para que en un momento procesal posterior determinar la legalidad o inexistencia de la huelga; cómo se puede ver en esta parte se debe observar el estricto derecho, pues de no hacerlo sufrirá una infracción procesal quien deje de observar las reglas del procedimiento de huelga.

La huelga del STAOOAPAS. Primeramente es necesario recordar que el Organismo Operador del Agua en Morelia, es una empresa paramunicipal que tiene como actividad sustantiva proveer del vital líquido a los habitantes del municipio de la capital del estado y que al ser una unidad burocrática que depende del Ayuntamiento de Morelia, no se trata de una empresa que especule con los precios del servicio del agua que proporciona, es decir no estamos ante un patrón que obtenga plusvalía, en consecuencia no se le podrán aplicar las reglas de compensación que me refería al principio; pero ello no quiere decir que sus trabajadores no puedan agruparse en un sindicato y que pugnen por condiciones de trabajo favorables para sus agremiados, de ninguna manera e incluso la organización de trabajadores del organismo son un ejemplo para muchos sindicatos por sus conquistas laborales, ya que se trata de un sindicato con prestaciones muy considerables.

Sin embargo parece una aventura la huelga que está protagonizando el Sindicato de Trabajadores Asalariados del Organismo Operador de Agua, Potable, Alcantarillado y Saneamiento (STAOOAPAS) ya que si bien es cierto la suspensión de labores les fue calificada de legal, pero ello no lleva implícito el que tengan razón en su pliego petitorio -que se les permita cubrir las vacantes de los puestos de confianza con empleados sindicalizados; la falta de depósito ante la Junta de Conciliación de los programas de capacitación y adiestramiento del organismo operador del agua e indexar los aumentos de salarios mínimos a salarios del contrato colectivo- y la prueba irrefutable de lo anterior es que el miércoles de esta semana ya se cumplió un mes de la suspensión de labores en el organismo; pero como se trata de una huelga de puertas abiertas [modalidad o concepto que no comparto] sigue funcionando la paramunicipal con los empleados de confianza; pero esta es una situación que afecta a todos los Morelianos y los habitantes de este municipio, ya que el organismo empieza resentir la ausencia de los trabajadores en cuanto que a través de informaciones de radio señala que los usuarios a los que no les llegue su recibo se presenten con el anterior a pagar lo anterior como un rasgo evidente de que se requiere la presencia de los trabajadores para un desarrollo optimo del organismo; por otra parte por más que los trabajadores muestren una sonrisa festiva ante el sonido de un claxon de vehículo en señal de solidaridad con su movimiento, la verdad es que hacen la fuerza en la cara para parecer contentos, pero sus rostros empiezan a reflejar cansancio y seguramente resentimiento en su bolsillo, ya que durante todo el tiempo que dure la huelga no hay pago de quincenas.

Momento jurídico de la huelga. La huelga como ya se dijo fue calificada de legal y derivado de la misma el sindicato para lograr sus propósitos debería someter sus pretensiones al Arbitraje procedimiento que si permite que la Junta u otro ente se pronuncien sobre el fondo de las pretensiones de los trabajadores coaligados en el STAOOAPAS procedimiento que se encuentra regulado en el segundo párrafo del artículo 937 de la Ley Federal del Trabajo, no hacerlo tiene dos interpretaciones o su abogado no sabe materia de trabajo o se trata de una demostración de fuerza del líder del sindicato frente al Organismo y al Ayuntamiento los que desde principios de la administración, manifestaron la imposibilidad de dar cumplimiento a las pretensiones económicas, me permito recordar amable lector que ante esta imposibilidad el año pasado el sindicato se desistió de otro emplazamiento el que si era por un incremento salarial, por lo tanto quienes dirigen al sindicato saben dónde están parados y parece más esto una señal de fuerza, considerando que el pliego de peticiones no tiene como motivo un incremento salarial y aquí se impone la pregunta ¿para cuánto tiempo tendrán recursos económicos el sindicato para sostener el movimiento huelguístico?

Por parte del Organismo, hicieron valer un amparo en contra de la determinación de la legalidad de la huelga por falta de observancia a los principios de legalidad del procedimiento de huelga y aquí también se imponen cuando menos dos preguntas ¿Qué pasara si no le conceden el amparo? ¿Por cuánto tiempo podrán seguir “operando” como hasta ahora, ya que el barco empieza a hacer agua, pues como se señala en los medios, que treinta mil Morelianos estén sin agua, no es una cuestión menor?

Cualquiera de las dos situaciones que prevalezcan, es decir que el sindicato vaya al arbitraje o se le conceda el amparo al organismo, en la huelga del STAOOAPAS perdemos todos los habitantes del municipio, ya que la capital de estado, no puede ser rehén de pugnas políticas; o como interpretar las cartulinas de algunos trabajadores en donde expresan su apoyo al líder, es acaso que ¿se trata de la situación laboral del dirigente del sindicato?
Corrupción e impunidad. Si hay un tribunal que se ha caracterizado por hacer valer sus resoluciones a través de la coercitividad de la ley es el Tribunal de Justicia Administrativa, el que incluso está facultado para imponer multas sobre los sueldos de los funcionarios, mismo que ante la desobediencia a alguno de sus resolutivos puede solicitar al Congreso del Estado la destitución de todo aquel funcionario que sea omiso; por lo que resulta reprobable que la LXIII legislatura no sea consecuente con el proceso de destitución solicitado en contra de siete Munícipes, ya que con ello se promueve la impunidad.

Primer gran reto para López Obrador, después de su triunfo electoral, es explicar cómo es que su partido incurrió en un acto de corrupción al abrir un fideicomiso para damnificados por los sismos de septiembre del año pasado, el cual recaudo casi 79 millones de pesos los que destino para el pago a funcionarios de su partido; haciéndose acreedor a una multa por más de 197 millones de pesos por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) en atención al fraude cometido por ese partido al destinar el dinero recaudado para esa causa noble en funcionarios de ese Instituto Político, la que le fue impuesta el miércoles de esta semana, determinación la que si bien es cierto puede ser recurrida, pero es una primera determinación entiendo debidamente sustentada y a menos que la Sala Superior salga con otra pifia como la del “Bronco” parece inminente que le empezaran a salir las manchas al “tigre” estaremos atentos a esa determinación jurisdiccional dada la trascendencia pero sobre todo el acto de corrupción deleznable.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Clausula de exclusión y no discriminación

El municipio libre

El Artículo 143 y sus transitorios

Derecho ambiental y el litigio estratégico

Desistimiento penal, no absolución

El derecho y sus glosas, la huelga del STAOOAPAS

Triunfo y propuesta

Los principios procesales en el procedimiento administrativo de responsabilidades

La Constitución, su función reglamentaria

Presunción de inocencia y derecho a la información

La sucesión laboral

La sucesión agraria

El liberalismo económico, un rostro

La sucesión legítima, un caso de discriminación

Las mujeres y su empoderamiento

Conflictos políticos entre poderes

Justicia partidaria o juicio de derechos del ciudadano

Diez años de justicia administrativa

Delitos especiales

El órgano interno de control

El secretario técnico del Sistema Estatal Anticorrupción

Dos instituciones agrarias

Doble maternidad

Amicus Curiae

La nueva trampa de la detención

La reedición del outsourcing

La seguridad social su procedimiento

La separación como medida de protección

La Ley de Fiscalización de Michoacán

La Ley Orgánica de la Administración Pública y el sistema de control interno

La Procuraduría de Justicia y el Sistema Anticorrupción

El Código Administrativo, su adecuación

Delitos de corrupción en Michoacán

Candidaturas independientes contra partidistas

EL DERECHO Y SUS GLOSAS

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal de Responsabilidades Administrativas

Ley Estatal Anticorrupción

Ley Estatal Anticorrupción

El ilegal paro de labores y toma en la UMSNH

La reglamentación constitucional

El juicio oral familiar, comentarios

Polémica judicial

El fraude procesal

La carpeta azul y la fuerza coercitiva del Estado

El derecho al honor, criterios de la Corte

El derecho económico, tres problemas

Reforma electoral

El caso Miranda y la ilegalidad de las detenciones

Derecho de réplica

Derechos humanos, su origen

El Tribunal “burocrático”, su presidente

Seguro contra la responsabilidad

Seguro la ley agraria y el derecho privado

La codificacion laboral

El debido proceso, dos criterios

La suspensión en el amparo y en otros procedimientos

La orfandad laboral burocrática

La nueva justicia laboral

Ley de Fiscalización y Ley Orgánica de la Administración Pública

Ley de la fiscalía general de la República

El Código Penal y la corrupción

Ley del Tribunal Federal de Justicia Administrativa

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La Ley de Responsabilidades

La ley anticorrupción

El sistema anticorrupción en el estado

La oralidad en 2017

A propósito de los relevos sindicales en la Universidad

Las medidas cautelares en la Ley Federal del Trabajo, una vista retrospectiva

Delitos electorales

Elección sin candidatos independientes o candidatos sin partido

La huelga de puertas abiertas

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El proceso de Cristo y los derechos humanos

El juicio arbitral o la justicia privada

La vigencia del nuevo Sistema de Justicia Penal en nuestro estado

La ineptitud, el Estado de Derecho y su costo social

La Comisión Estatal de Derechos Humanos y su falta de coercitividad

Los conflictos sobre seguridad social

A 98 años de la Constitución de 1917

Los litigantes

La jurisdicción

El seguro de riesgos de trabajo

El proyecto, en la investigación jurídica

La metodología en los estudios de Derecho

Los estudios de derecho y su práctica

Los derechos notarial y registral, y la escritura pública

El Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán de Ocampo

El derecho a la democracia y las candidaturas independientes

El derecho al olvido, el Internet y las redes sociales

La vivienda, la seguridad social y el Infonavit

La Ley Federal de Consulta Popular

En los albores de la reforma penal

Los derechos humanos y los grupos vulnerables

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Tercera parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público Segunda parte

La extradición, la pena de muerte y el derecho internacional público

El contrato de mutuo con interés, el pagaré, la usura y la Corte

El amparo y su falta de regulación en materia agraria

El derecho deportivo y el futbol profesional en México

El comisionado Castillo, las leyes y las reglas de etiqueta

El nuevo juicio de amparo y la huelga del STASPE

Los derechos humanos a tres años de su implementación

Los derechos de los niños y el bullying

Las razones diversas, en las sentencias penales

Daños colaterales de la delincuencia organizada en el derecho

La huelga del STASPE, el oportuno derecho a la defensa y el control de convencionalidad