Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Damnificados y ganadores
Miércoles 11 de Julio de 2018
A- A A+

Las elecciones del 1 de julio de 2018, dejaron múltiples damnificados. José Antonio Meade, Ricardo Anaya y El Bronco, los candidatos; las alianzas, PRI-PVEM-PANAL y PAN-PRD-MC, partidos políticos, PRI, PAN, PRD. PANAL y PES, a pesar de alcanzar algunos escaños como aliados de otros partidos, estarían a punto de perder su registro.

En PRI, PAN, PRD, se preparan para las batallas internas por los despojos, aunque el PAN fue el menos golpeado por el electorado no así por su alianza, candidato y los asesores de Ricardo Anaya. En los tres partidos, facciones y tribus, buscarán arrebatar a los perdedores, quienes se hicieron del control y los dineros públicos de sus institutos a la mala.

Sin duda, los asesores de Anaya –Jorge Castañeda, Emilio Álvarez Icaza –quien consiguió lo que buscaba, hueso sexenal y vivir de nuestros impuestos- Alfredo Figueroa –excelso amigo de AristeguiNoticas.com para denostar a AMLO, Creel y otros, hicieron buen trabajo para hundir al candidato de la triada corrupta PAN-PRD-MC. Mentiras en reversa.

En el caso del excandidato Meade, sus defensores, varias mujeres entre ellos, solamente hicieron mella en su candidatura. Aparentemente muy “informadas”, pero replicaban las mentiras de “fuentes” espurias: el gobierno de Enrique Peña Nieto. Y habría que escuchar a Meade y sus voceras violentar a otras mujeres. El caso de Nestora Salgado fue evidente.

Asimismo, el periodismo chayotero, al que le pagan por odiar –que sigue en sus diatribas- es otro damnificado. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, 60 mil millones de pesos se distribuyeron entre medios y opinadores afines para aplaudir al presidente de los 20 puntos de aprobación y denostar, odiar, a AMLO. Y en Michoacán estamos por hacer las cuentas.

Los agoreros del autoritarismo y la desilusión están entre los damnificados. Al menos hasta ahora el anunciado “autoritarismo”, que ignora flagrantemente la derecha intelectual, como Enrique Krauze, está siendo acotado por los acercamientos del candidato “izquierdista y populista” a diversos sectores, sobre todo los empresariales, y la falacia del mercado.

Asimismo, quienes exigieron voto diferenciado, que en los hechos se dio, para evitar un Congreso al servicio del presidente, por lo que implicaría tener carro completo, hoy insisten en el inconveniente, pero olvidan el actuar del PRIAN en los tres últimos sexenios. Las mal llamadas “reformas estructurales” son el mejor ejemplo de la inexistencia de contrapeso.

Los empresarios que denostaron a AMLO, en ridículo video piden apoyo para quien ahora aceptan como el próximo presidente, pero eso es algo que tendrían que haber hecho antes y entre sus allegados, pues los más de 30 millones de mexicanos que votaron por AMLO no necesitan recomendaciones para apoyar a quien le dieron el triunfo, y cuyo voto importa.

El camino de la transición y la democracia se abrió. El sueño del 2000 reinicia, después de la traición y corrupción del primer sexenio de la alternancia de inicios del presente siglo y milenio, el cual pudo abrirle a la sociedad mexicana un camino asequible a la democracia, pero Vicente Fox, Felipe Calderón y el PAN rehicieron al PRI que recién habían echado del poder, coronando sus prácticas, burocracias, corruptelas y privilegios para unos pocos.

2. La comentocracia post-07/01/2018, afirma que el avasallante triunfo de AMLO implicará el re-asiento del presidencialismo autoritario en el Poder Ejecutivo, la formación de un nuevo partido hegemónico en el Congreso de la Unión, y la reconfiguración de las redes de poder a nivel local. Nada se puede descartar, pero las señales del próximo presidente de la República van en otro sentido. Quizás las herramientas analíticas del momento deban renovarse.

Detrás del avasallamiento AMLO-Morena, están militantes, simpatizantes, votantes de otros partidos que decidieron sufragar por la dupla ganadora, lo que obliga a pensar en una ciudadanía que busca el cambio, que rechaza corrupción, impunidad, violencia, guerra, desapariciones, feminicidios, desplazados, falta de empleo, trabajo precario.

Esta fuerza, integrada por jóvenes y adultos, no votó por simple enojo, sino por el hartazgo hacia partidos y oligarquías políticas y económicas que pretenden que México es territorio para sus corruptelas, privilegios y saqueo patrimonialista y de recursos naturales y públicos. Asimismo, por el anhelo de una patria renovada y una oportunidad.

Damnificados y ganadores
Damnificados y ganadores
(Foto: Especial)

Si bien AMLO-Morena representan a una amplia franja de la izquierda mexicana realmente existente, muchos de quienes votaron por AMLO no pueden ser encajonados como “izquierdistas”. Son gente que anhela justicia, alto a la violencia y un futuro económico y social distinto al actual; sus valores e ideología expresan posturas abiertas, no clasistas.

Algunos opinadores afirman que los votantes proAMLO no razonaron si muchos de los candidatos de Morena, por quienes votaron masivamente, tenían el perfil o eran los adecuados, pero esta disyuntiva es parcialmente falsa. Los Morenos no tenían el perfil, eran los menos adecuados, pero ¿los candidatos de los otros partidos sí? Vaya.

La última y nos vamos:

1. La diatriba del EZLN, buscando dinamitar el triunfo en las urnas de más de 30 millones de mexicanos, una pobre y mediocre alusión a AMLO, tuvo poco eco. El mensaje refuerza su aislamiento, conspiraciones reales y falsas, y desprecia a los otros. Bienvenida la opinión, pero millones optaron por la democracia burguesa.

2. Si el PRD decide refundarse, tiene dos vías: desaparecer o regresar a sus origines, lo que implica echar a derechistas, ultraderechistas y neoliberales, muchos enquistados en el gobierno estatal.

3. Ante el triunfo avasallador de AMLO-Morena, opinadores y ejércitos clasistas, discriminadores, movidos por el odio, pretenden hoy ser supervisores y jueces del próximo presidente, pero nada hicieron en los tiempos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, gobiernos corruptos y violentos.

4. En mi pueblo, cuando alguien insiste en deshacer a su favor algo que evidentemente no le favorece, se dice que le “calentaron la cabeza” o quizás se la auto-calentó. Caso del presidente “independiente”, quien, al reclamar supuestas anomalías en la elección del 1 de julio por la alcaldía de Morelia, le salió el tiro por la culata, pues favorecieron al ganador.

5. Raúl Morón debe tener claro que la alcaldía de Morelia fue producto de la ola pro AMLO, además del cansancio provocado por el “independiente” por no resolver los problemas de Morelia real y suponer que el Centro Histórico le daría miles de votos, pero los turistas no votaron por él. Quienes vivimos en esta hermosa ciudad le exigiremos atenderlos, muchos ignorados y despreciados por Alfonso Martínez Alcázar y sus amigos “independientes”.

6. La hipocresía del rector de la UMSNH es insultante. Durante la campaña electoral denostó a AMLO sin rubor, usando el discurso de PRI-PAN-PRD, pagó a insulsos ultraderechistas por sus diatribas en recintos universitarios, y violentó la libertad de los miembros de la Casa de Hidalgo, permitiendo el proselitismo del PRD y prohibiendo a otros candidatos presentar sus posturas, pero ahora busca al ganador de la elección presidencial necesitado de recursos adicionales para sostener los últimos seis meses de su nada transparente y costosa administración.

7. Se reaviva la pretensión de las organizaciones de la sociedad civil, buena parte financiada por empresarios antiAMLO, que hoy lo lambisconean, de exigir un fiscal independiente, intentando someter al nuevo gobierno a las veleidades de quienes se dicen “sociedad civil” pero que votaron por Ricardo Anaya, y algunos obtuvieron hueso en el Senado.

8. Varios sitios web antiAMLO también fueron arrasados, y hoy están convirtiéndose en supuestos “vigilantes” del andar de AMLO, pero para creerles deberían acreditar que en los últimos 18 años vigilaron las corruptelas de sus aliados y pagadores: PRI-PAN-PRD.

9. Y el misógino lidercillo del PRD Michoacán, después de denostar e insultar a AMLO y sus votantes, ahora dice que respetará a quienes de ese partido derechista votaron por AMLO.

Ultima:

26 años. Cambio de Michoacán celebró otro cumpleaños, refrendando su postura plural y concientizadora de lectores y sociedad en general. En el contexto del arribo de una opción de centro-izquierda al gobierno federal, Congreso de la Unión, congresos estatales y alcaldías, y la ineludible digitalización del mundo de la información, su director, Lic. Vicente Godínez Zapién, anunció un giro sin perder el compromiso del periódico. ¡Felicidades a todos!

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate

Periodismo crítico bajo acoso

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Vivir del pasado, mentir sobre el pasado

Autodefensas

Populismo e impunidad

Desgaste local, desgaste global

La respuesta autoritaria de un gobierno agotado

Los peligros para México

Narcocorridos, violencia contra las mujeres, elecciones

Guerra sucia y farsa electoral

La confrontación

Las falacias de la sustentabilidad y la adaptación al cambio climático

Trump ¿presidente?

Mujeres, CNTE, Ayotzinapa, golpismo

Barbarie y esquizofrenia

Parabienes anticipados

Un alcalde “independiente”

Apagando fuegos

¿Peligro de extinción?

Migración México-EU

Oprobiosa utopía

Credibilidad

Clientelismo y populismo

Las ausencias de Bergoglio, las indulgencias gubernamentales

Francisco en el país de las apariencias

Milagros mediáticos

Indefensión

Corrupción y cultura

Chapoaventuras

Incertidumbres

18 de diciembre

Desafíos

Migración y remesas

Cotidianeidades

Barbarie contra barbarie

Pongámonos lúdicos

Ahí viene el lobo

Educación pública: La disputa por un bien público

Desigualdades y reformas

La otra crisis

Buenos (y no tan buenos) deseos del “nuevo comienzo”

Ayotzinapa, la infamia

Congruencias e incongruencias

Refugiados, desplazados, asilados, migrantes