Rafael Mendoza Castillo
El pensamiento crítico
Lunes 9 de Julio de 2018
A- A A+

Inicio estas reflexiones con el pensamiento de Elie Wiesel: ”Debemos tomar partido. La neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio ayuda a quien atormenta, nunca al atormentado”. De ese modo, ante el poder de dominación y el capitalismo corporativo vigente, importa no callar y rebelarnos en contra de dicha tendencia por diferentes caminos. Uno de ellos es el periodismo escrito, como el caso que hoy nos ocupa. Veamos.

La historia de México nos ha mostrado la existencia de un hacer periodístico que ha venido defendiendo los intereses de los propietarios del gran dinero, del capital, por la vía de las informaciones falsas. Esto lo vimos en los procesos electorales pasados. Pero también esa misma historia ha revelado que hay otra manera de narrar e interpretar los hechos, sucesos, las relaciones sociales, el poder y sus instituciones, desde una trinchera de pensamiento crítico y disruptivo. Con una actitud y pregunta, conforme a la razón crítica, para incomodar lo existente y sus sentidos histórico-sociales.

El 6 de julio de 1992 nació el periódico Cambio de Michoacán. En este año 2018, cumplió 26 primaveras de su existencia. Motivo por el cual, su director Vicente Godínez Zapién, invitó a los colaboradores y al personal de apoyo a una comida para celebrar dicho acontecimiento. Desde su aparición, ante la opinión pública, se ha orientado por una postura crítica frente al poder, el capital y sus propietarios. Caminando siempre más hacia la izquierda, que a la derecha. En sus páginas lo plural se distingue. Aunque algunos narran los acontecimientos con ideas conservadoras. Esa es parte de su importancia y riqueza cultural e ideológica.

Como bien lo dijo el Director General en su discurso el día del aniversario, que uno de los principios orientadores del quehacer del mismo, es la constitución de una conciencia crítica y bien informada en los ciudadanos michoacanos y en todos los mexicanos, con la finalidad de que las decisiones y acciones que tomen, estén fundadas en una racionalidad reflexiva y cuestionadora de lo realmente existente, incluyendo, por supuesto, sus emociones y sentimientos. Entendiendo que el mundo socio-histórico es objetivo, subjetivo y práctico.

Desde un principio Cambio de Michoacán se colocó éticamente en el camino de la verdad, de no mentir, del pensamiento crítico. Y desde esa trinchera incomodar las acciones, no siempre legales y legítimas, de los poderes establecidos públicamente y los poderes fácticos, que todavía están presentes en la vida política y social de México. A estos últimos los vimos actuar en el proceso electoral pasado, en contra del cambio y a favor de lo mismo.

En general, el decir y el hacer periodístico de Cambio se ha orientado hacia las tendencias de izquierda, sabedores que la neutralidad en ciencias sociales no es posible, ya que la escritura, la lectura y sus lenguajes, invitan conceptos y categorías, ideas, valores que no son inocentes, sino que incorporan intencionalidades, que muchas veces ocultan la realidad objetiva, la conciencia o la práctica de los individuos, los grupos o las clases sociales.

El pensamiento crítico
El pensamiento crítico
(Foto: Especial)

Durante sus 26 años hemos visto pasar por la páginas de Cambio y ejercitado con gran profesionalismo, la entrevista, la crónica, el reportaje, el artículo de fondo, el editorial y otros. Todo ello teniendo siempre presente el compromiso con la verdad como horizonte que media, entre el hacer periodístico y el mundo. Sin dogmas o verdades absolutas, pero sin caer en la idea de que todo vale, porque donde todo vale, nada vale. Distinguir aquello aparece y el sentido que se esconde, por algún interés privado y no público.

Señaló también el Director General que Cambio debe incursionar al periodismo de investigación y el campo de lo digital. Hacía allá se orienta el periodismo en México y el mundo. El periodismo de investigación ha demostrado y revelado en el país las corruptelas, complicidades, e impunidades de varios gobiernos, de los empresarios nacionales y extranjeros. Como ejemplo paradigmático, que ilustra lo que decimos, está la denuncia que hizo Carmen Aristegui y su equipo de colaboradores sobre el caso de La Casa Blanca (Peña Nieto) y la de Malinalco (Luis Videgaray), la Estafa Maestra y otros.

Periodismo crítico urgente para dejar de rendirle pleitesía a los hechos, a la posverdad (sin hechos, pero con mucha emoción), sino construir una narración que interprete los sentidos que oculta el poder de dominación y de explotación para controlar la mente de las personas y orientar sus acciones hacia el pensamiento conformista como instrumento para acrecentar las ganancias del capital, enriquecer a unos y empobrecer a otros. Todo lo anterior, nos convierte en deudores permanentes, al servicio de los acreedores de siempre.

El periodismo es de naturaleza política, porque se está a favor de los propietarios del dinero, la mentira, el control de la mente, del egoísmo, del individualismo, de la de desigualdad, o a favor de los olvidados, de los marginados, de la verdad, de los valores de solidaridad, de respeto al otro, sus diferencias, es decir, de la dignidad humana y amor por a la naturaleza y el planeta agua-tierra. Deseo que el Cambio se oriente siempre sobre la última tendencia.

Lo anterior muestra que el hacer periodístico se inscribe en relaciones de poder. En ese sentido, se enfrentan dos voluntades. Una de ellas quiere imponerse, muy pocos, por el camino del capital, el valor de cambio, lo financiero, la mercancía, la relación acreedor –deudor, la corrupción, la impunidad y producir un discurso para controlar la voluntad, la mente y la acción de la gente.

La otra voluntad se resiste, la mayoría, se rebela, se encabrona, se da cuenta que en ella reside el poder y por la vía del voto, con las mismas armas del dueño del capital (elecciones), se decide por el cambio social. Esta voluntad se llama popular y se manifestó el primero de julio de 2018.Felicidades a todos los que hacen posible el Cambio de Michoacán. Otro mundo es posible y necesario.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)