Rafael Calderón
AMLO: misión cumplida
Jueves 5 de Julio de 2018
A- A A+

El epitafio lapidario en estas elecciones presidenciales del 2018 es para el PRI, antes que su candidato y su presencia gubernamental del sexenio que nunca fue bueno, ni su retorno, pero que se resistía ante la muerte política con los coletazos del poder. Ya que Andrés Manuel López Obrador –sucesor de la estafeta en la izquierda mexicana de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano– el triunfo histórico se ha consolidado en las urnas y termina de inmediato con el ciclo de la transición a la democracia que se había prolongado desde aquel lejano año de 1988.

Entre 1988 y 2018 se cuentan 30 años. En la vida política de México, actores de aquellos días, han desaparecido de la vida política y por lo menos el recuento es demasiado complejo: el asesinato de un candidato presidencial, en 1994 y éste mismo año el levantamiento armado en Chiapas. Como decir que en 1988 con un fraude electoral se impulsó en la presidencia de la República, Carlos Salinas de Gortari y, seis años más tarde, después de los sucesos sangrientos y violentos de la recta final del sexenio de éste, por última vez, el candidato sustituto del PRI Ernesto Zedillo Ponce de León gana las elecciones con poco más del 50.5 por ciento de los votos a su favor; seis años más tarde, inimaginable, este entrega el poder a la derecha y en la vida nacional del PRI se reconoció su derrota, esto gracias a un IFE autónomo e independiente y el beneficiario inmediato fue Vicente Fox e inicia la docena trágica.

Y le siguió la fatalidad de un gobierno fallido como el de Felipe Calderón y la suma de la derrota política pero impuesto, asimismo, por el fraude electoral, queda evidenciado que fue uno de los peores gobiernos del presente siglo. Tan derrotado quedó el PAN y su presidente Calderón Hinojosa que terminó apostando por segundas vueltas que nunca son buenas, así como el retornó el PRI, encarnado con la figura política muy limitada y en detrimento del partido y la figura presidencial, que encabeza Enrique Peña Nieto –último presidente emanado del PRI– porque ya no habrá otro y su tumba política es una realidad ya histórica.

Por su parte Andrés Manuel López Obrador con esta campaña presidencial que lo consolida como el próximo presidente de México y termina por revestir importancia política para el país y los escenarios son de un triunfo que consolida al demócrata que ya puede decir sin embragues: misión cumplida.


AMLO: misión cumplida
AMLO: misión cumplida
(Foto: Especial)

Misión cumplida, porque llega a este triunfo con una votación electoral histórica: alrededor 50 por ciento de los votos fueron emitidos en su favor, alrededor de su figura política se agrupa la izquierda mexicana que más influencia puede tener para los siguientes años y su compromiso en favor de la cuarta república es una realidad y lo que tiene enfrente es la responsabilidad de estos cambios que son anhelados por los mexicanos y en particular por los votantes que le reconocen este liderazgo.

Misión cumplida porque el camino fue largo, deja atrás una serie de recorridos por el país, y porque es el político que conoce todo el país y ha estado presente en todos los municipios de México. AMLO es el dirigente de un partido político joven, apenas en las elecciones intermedias de 2015 participó por vez primera en elecciones federales. Pero el ejército de ciudadanos libres, que se fueron sumando en su proyecto de nación, le ayudó a cumplir esa aspiración legítima, hoy legitimada con los votantes. La suma de estos ciudadanos alrededor de Morena y la coalición Juntos Haremos Historia fue en todo el país: los 32 estados, en todas las capitales del interior del país, en casi todos os municipios y se fue a recorrer el país, como candidato por toda la nación, distribuidos bajo la óptica de los 300 distritos electorales y así, finalmente tuvo presencia nacional, estatal, regional y municipal.

El efecto del triunfo electoral para Andrés Manuel López Obrador es que, en efecto, la transición a la democracia interrumpida en estos 30 años, ahora llega al escenario del triunfo nacional y se reconoce internacionalmente y se consolida para quedarse en las fechas cívicas del país pero en su registro que será historia para la nación mexicana, se consolida y una expresión de los ciudadanos que por él han votado: “No nos vaya a fallar”. Porque el cambio de régimen es una realidad. México es uno antes y otro, después de estas elecciones, donde el triunfo es el de Andrés Manuel López Obrador.

La transición a la democracia que demoró en México 30 años en lograse, con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador se ha cumplido.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Del premio estatal de las artes Eréndiera

Un recuerdo para José Antonio Alvarado

190 años de poesía

Morelia: 190 años en la poesía

Morelia: 190 años en la poesía

Morelia: 190 años en la poesía

Morelia: 190 años en la poesía

Gerardo Sánchez Díaz; profesor emérito

Homenaje al poeta Virgilio

Homenaje al poeta Virgilio

AMLO: misión cumplida

Una edición excepcional: libertad por el saber

Escribir es recobrarse: Octavio Paz

Mallarmé dado a la luz por Ximena Subercaseaux

Octavio Paz: homenaje a una estrella de mar

La Universidad Michoacana y la trayectoría de los rectores

Ante la muerte de Nicanor Parra

Contraelegía: José Emilio Pacheco

En honor del novelista Jaime Martínez Ochoa

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Contraelegía: el centenario de Raúl Arreola Cortés

Las concordancias del verbo o 70 años de Gaspar Aguilera Díaz

“La muerte del Quijote”, poema de José Antonio Alvarado

José Antonio Alvarado, in memoriam

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

Conmemorar la fundación de la Universidad Michoacana

El Café del Prado, en el Centro Histórico de Morelia

La poeta Margarita Michelena

Pedro Garfias, 50 años después

La hora de la política: el regidor Osvaldo Ruiz Ramírez

Lucía Rivadeneyra: “Cuenta la estoria”

Pedro Garfias 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Ramón Xirau y la poesía iberoamericana

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Pedro Garfias, 50 años después

Diario, páginas extraídas

El pensamiento lírico de Odisseas Elytis

Alfonso Reyes: Un puñado de citas gongorinas

Las visitas a Paseo del Guamúchil

La generación del tercer milenio

La generación del tercer milenio

Lucía Rivadeneyra: De culpa y expiación

La ruptura generacional de la poesía michoacana

Para gozar la poesía de José Antonio Alvarado

La ruptura generacional de la poesía michoacana

La ruptura generacional del medio siglo en la poesía de Michoacán

Juan Bañuelos, in memoriam

Alfonso Reyes y la ciencia de la literatura

Los pasos políticos de un peregrino

Corona de llamas: “Tu piel vuelve a mi boca”

Laboratorio para una poética del siglo XXI

La ciencia de la literatura de Alfonso Reyes

Gaspar Aguilera Díaz, entre el blues y el jazz

La Ilíada: traslado de Alfonso Reyes

Noticias de las Tesis filosóficas de Morelos

Yo no estoy a favor de los adeptos: André Breton

Gaspar Aguilera Díaz: la escritura en movimiento

Alfonso Reyes o la Grata compañía

Alfonso Reyes y su constancia poética

El turno y la presencia de Manuel Ponce

El turno y la presencia de Benjamín Fernández Valenzuela

El turno y la presencia de Concha Urquiza

El turno y la presencia de Enrique González Vázquez

El turno y la presencia de Carlos Eduardo Turón

Diario, páginas extraídas

El turno y la presencia de Tomás Rico Cano

El turno y la presencia de Francisco Elizalde García

El turno y la presencia de Alejandro Avilés

El turno y la presencia de Marco Antonio Millán

El turno y la presencia de Alfonso Rubio y Rubio

El turno y la presencia de Alfonso Méndez Plancarte

El turno y la presencia de Francisco Alday

El turno y la presencia de José Luz Ojeda

El turno y la presencia de Ezequiel Calderón Gómez

El turno y la presencia de Gabriel Méndez Plancarte

El turno y la presencia, una introducción

El turno y la presencia. Una introducción

El turno y la presencia: una introducción

Esbozo y acercamiento

Porfirio Martínez Peñaloza (1916-2016)

León Felipe, intrépida metáfora

Leer al poeta Rubén Dario

La Presea Generalísimo Morelos para José Mendoza Lara

Leer al poeta Rubén Darío

Rubén Darío, Del símbolo a la realidad

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rúben Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío

Leer al poeta Rubén Darío