Samuel Maldonado B.
Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...
Martes 3 de Julio de 2018
A- A A+

Tempranamente, Lorenzo Córdova Vianello informó de los resultados preliminares que daban el triunfo absoluto e indiscutible al candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador. Los tres candidatos perdedores aceptaron, sin discusión alguna, el triunfo de Morena. Cabe mencionar que los tres candidatos presidenciales hicieron pública su derrota y aceptaron el triunfo del candidato por Morena.

En la historia de las campañas políticas para renovar al Poder Ejecutivo Federal y diversas gubernaturas, era genérico la mapachería que se procesaba par robarse las elecciones. Así lo hicieron en 1988, cuando se “cayó el sistema”, en perjuicio del país en lo general y de Cuauhtémoc Cárdenas, e impusieron a Carlos Salinas de Gortari. Quien después de una “huelga de hambre” se fue auto asilado a Irlanda durante un corto tiempo.

El proceso electoral mexicano siempre fue criticado por los abusos realizados por el oficialismo, por la imposición de los candidatos, por el oficialismo, por el robo y saqueo en contra de los mexicanos todos. Por eso me sorprendió el aviso tempranero de los resultados electorales y la aceptación de los mismos, tanto por Antonio Meade como de Ricardo Anaya, y, desde luego, la felicitación telefónica que Enrique Peña Nieto hizo a Andrés Manuel y el mensaje nacional indicando que AMLO era el ganador de la contienda presidencial.

Lo regla genérica en el país (con sus excepciones) había sido la imposición de los candidatos a través del Partido Revolucionario Institucional en todos los niveles de gobierno, desde presidencias municipales, gobiernos de los estados, jefe de gobierno del antes llamado D.F. y de diputados y senadores.

Cuando sin forma genérica siempre hubo incriminaciones, obstáculos y diatribas interminables hacía las autoridades superiores del país por los cochupos que realizaban y, por los mismos, sorprendió nacional e internacionalmente, el reconocimiento y la conducta de los candidatos presidenciales que resultaron perdedores en esta contienda electoral e incluso, la felicitación del presidente Peña Nieto, quien vía telefónica felicitó al ganador tabasqueño y desde Palacio Nacional, oficialmente, informó a a la nación del electoral triunfo del oriundo de Macuspana.

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...
Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...
(Foto: Especial)

Nada tranquilos fueron los días previos las elecciones, pues en diferentes partes del país hubo asesinatos de candidatos de varios partidos y de varias renuncias de aspirantes que se vieron amenazados, situación que nunca antes se había tenido en el país.

Nada tranquilo fue el fin de la semana anterior, en la que se registraron robo de boletas electorales, sin cuantificar cuántas fueron sustraídas, lo que nos hizo recordar el 88, cuando se encontraron sacos rellenos de boletas semi incineradas y tiradas en basureros municipales.

Finalmente se ordenó se quemaran todas a efecto de ocultar el fraude electoral cometido en contra de CCS.

Muertos y heridos en diferentes partes del territorio nacional son una parte del escenario que nos ha tocado vivir.

En Michoacán vivimos la obstrucción electoral en una parte de la sierra tarasca, en la que hubo oposición a instalarse y realizarse el proceso electoral.
Fue imposible realizar la elección.

Casi 90 millones de electores

Elecciones municipales, congresos de varios estados, gubernaturas, durante la campaña en la que se han asesinado a casi 130 políticos asesinados.

Sobre el autor
Samuel Maldonado Bautista Editorialista en La Voz de Michoacán, Buen Día y Cambio de Michoacán. Diputado Federal (1997-2000); Coordinador de Política Interior de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados; Vocal Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo de la Costa Michocana en el gobierno del Estado (2000); Director General del Conalep, Mich. Gob. de Lazaro Cárdenas Batel.
Comentarios
Columnas recientes

De huracanes 'el más peligroso en el Hemisferio Norte'

Dos tipos de cuidado (Felipón y Chente)

¡Ponen alas en sus pies¡ Los miserables peregrinos

¡En 1988, nace¡ ¿en 2018, lo enterraran?

Para desandar el camino ¡hay tiempo Silvano¡

Los soldados al cuartel y los marinos a la mar

Morelia, Ciudad peligrosa

¡Lo que nos cuesta él que se va!

¡RIP AL PRD! ¿Lo querrán como socio?

!Muerto el rey, viva el rey¡

Don Porfirio

Senadores y diputados... ¡Hay que martillar y burilar o cincelar!

La doctrina Estrada y la mano que mece la cuna

La guerra de las drogas, tan tan o batin tín

El arte de gobernar

Mr. Bad Fake

El profesor Raúl Morón

Lo que sigue no será peor de lo que ha pasado...

Las orejas grandes

De globos de Cantoya y pronósticos boxísticos

Los suspirantes y Porfirio Díaz

¡Mi voto para...!

¡Poderoso caballero...! Rico Mac Pato

¡Una jauría de lobos!

¡Soy una idea!, Lula, dixit

La consigna, todos contra AMLO

En la guerra electoral, Peña nieto se sube al ring

¡Lástima, Enrique!

Debatir o no debatir

¡Los mexicanos somos “mucha cosa”!

El gran dedo electoral

¡Ya huele a muerto!

El derbi presidencial

¡Huy que miedo... ahí vienen los rusos!

De sentimientos y sufrimientos, ¡ser o no ser!

Marichuy

¡Buscando una sombra que los cobije!

¡Sufragio efectivo, no reelección!

¡Feliz año, amor mío!

Andrés Manuel López Obrador, ¡el gallo a vencer!

Muchos para tan poca leche

Collares de flores para los elegidos

Los huachi...uleros del país

¡Más cara que las albóndigas!

El gato y el ratón

Torpeza política, ¿qué necesidad?

¡Aspiran, suspiran y tiemblan!

Desde Tirio hasta Chapingo

Elegía a la muerte

¡Duele México!

México y Corea del Norte

Ingresos e intervencionismo

¡En jamelgos van, lanza en ristre!

¿Quiénes son los asesinos?

¿De presidente a pirata?

¿Lo peor o lo menos malo?

Una peñita manejable

A propósito de puntos

¡Ni fu, ni fa!

¡Larga vida La Jornada!

Los jóvenes: esperanza de la humanidad

Uno grande y el otro enano (mosqueteros y jamelgos)

Los ladrones andan sueltos

La esencia del alacrán

De la OEA o de la DEA

¿Se hunde el PRD, se fortalece el PAN?

Escuchar el ruido del silencio

Fúnebre información

Desvergonzados y desnacionalizados

Dilma, de la cárcel a la Presidencia

¿Por qué y para qué?, sin respuestas

Las orejas muy, pero muy grandes. ¿Cuánto muertos más?

La OEA intervencionista

Solalinde y el padre Concha Malo

De luto nacional

¡Qué pobre tan pobre!

¿Juicio político al presidente?

Días infaustos

¡No nos confundamos!

¡El Hitler renacido!

De torpezas, de muros y de miedos

El corral de la patria

A propósito de huevos

Peñita y don José Narro

¡Feliz 2017, amor mío!

En el último tercio de la corrida

¡Aguas con los militares!

Sensatez que debe escucharse

¿Enemigo público número uno?

De un gigante y un enano

De quemadas e incinerados

De piratas y de cuentos

Ni bueno ni malo, sino todo lo contrario

Minas en Colombia

De diputados a diputaditos

Cambiar para no cambiar, ¿gatopardismo en Michoacán?

¡Y la muerte sigue viva!

¡De Colombia para México!

Gastan la pólvora en infiernitos

De residencias a residencias

¿Se marcha o se retrocede?

Míster Rico McPato o el tiro por la culata

¿Quién es el rey?

¡Los muertos no se olvidan!, 1968

¿Será por eso su rebeldía?

¡Mexicanos primero!

Otro peñasco acertado… en la economía de los mexicanos

Perogrullada

La culpa es de los poderosos

¡Con el mar de fondo, de fracaso en fracaso!

Sorpresa, el reconocimiento de Cambio: Cemeí

Por kilo y por montón, no por libras

Los poderosos y los miserables

¡Habrase visto tal desvergüenza!

¡Diálogo sin imposiciones!

En el infierno económico

¿Acabarán con el país?

Otro paso más y Pemex, al Infierno

¡Ah, miserables!

¿El quemadero lo calcinará?

¡Vergüenza es no denunciarlo!

La desviación conduce al error, ¡hay que escuchar!

Los miserables… de ayer y hoy

O se corrige o al precipicio

¡A media asta la Bandera Nacional!

El renacido Hitler

¿Del dreamliner al militarismo?

La gran manzana podrida

Vino, vio y ¿convenció?

Centenario de la Constitución, ¡nada qué celebrar!

De la dictablanda a la dictadura

Con la esperanza perdida

¿A qué irá tan lejos?

El capo de capos y la economía nacional

Los ensueños de los pobres

¡Feliz año, amor mío!

¡La Policía siempre vigila!

Por favor, no mezclen a El Chapo. De corruptos a corruptos

¡Viva Venezuela!

El apagón económico nacional

Así era el Estado mexicano (¡Huy qué miedo!)

El imperialismo causó la tragedia en París

Poderoso señor don Dinero

Admirados y aborrecidos

El oro y moro

Encerrados en su propio círculo

¡El rey ha muerto!

Castillo de naipes

Colaboracionismo oficial, mata partido

Cambio de estrategia de normalistas y maestros