José María Carmona
100 años de dependencia de la economía mexicana
Miércoles 13 de Junio de 2018
A- A A+

A unas semanas de la elección presidencial y después de que el gobierno estadounidense le impusiera aranceles a las exportaciones mexicanas de acero y aluminio, además de que el TLCAN está prácticamente muerto, porque en cualquier momento Donald Trump lo puede abandonar, es necesario hacer un análisis histórico de lo que han sido las relaciones comerciales de México con el exterior, por lo menos de manera esquemática en los últimos 100 años.

Haciendo una revisión de algunos trabajos de la historia económica del país, durante el periodo antes señalado, la relación sigue siendo de dependencia con el exterior, particularmente con la economía de Estados Unidos.

Si bien es cierto que durante el Porfiriato las relaciones comerciales fueron con Europa, particularmente con Inglaterra y Francia, el intercambio comercial fue de exportaciones de materias primas por parte de México a cambio de importación de manufacturas. A este modelo se le llamo primario-exportador y duró hasta finales de los años 30 del siglo pasado, aunque hay que señalar que el proceso de la industrialización comenzó quince años antes, con el nacimiento de la industria azucarera y tabacalera, así como de otros productos de consumo no duraderos.
La Revolución Mexicana interrumpió este proceso, que fue reanudado a finales de los años 20 del siglo pasado.

Durante este periodo de 100 años la dependencia económica y financiera del país no ha cambiado
Durante este periodo de 100 años la dependencia económica y financiera del país no ha cambiado
(Foto: Especial)

La Constitución del estado posrevolucionario, por Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas del Río, fue la palanca que estableció las bases materiales y financieras para la posterior industrialización del país, acelerada por el inicio de la Segunda Guerra Mundial a principios de los años 40, bajo el gobierno de Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán, a este proceso de industrialización se le conoce como modelo de sustitución de importaciones, porque la economía de Estados Unidos se oriento a la producción bélica y el país no pudo seguir importando productos manufactureros, por lo que con una fuerte intervención estatal en la economía, particularmente en los sectores energéticos, agrícola y de comunicaciones, así como las instituciones financieras estatales impulsaron la primera fase de la industrialización de bienes de consumo no duradero o de primera necesidad como alimentos y productos de higiene personal, así como la industria textil y papelera entre otras.

Fue al principio de los años 40 del siglo pasado, bajo el gobierno de Miguel Alemán, que se llevó a cabo la primera acumulación industrial, y que significó que la renovación del proceso productivo industrial no necesito directamente del apoyo directo estatal.

Con ese proceso inicia la segunda fase de la industrialización sustitutiva, donde la producción fue para la fabricación de bienes duraderos, como refrigeradores, estufas, electrodomésticos y el establecimiento de las primeras plantas automotrices del país con capital extranjero, adicionalmente, la participación de la inversión extranjera directa en todas las ramas industriales, a lo que se le conoce como la transnacionalización de la economía mexicana, donde el capital nacional fue reducido a su mínima expresión.

En todo este proceso, la primera y segunda fase de la industrialización de sustitución de importaciones estuvieron determinadas por la importación de bienes de capital y bienes intermedios, es decir, maquinaria y equipo, así como insumos intermedios para la industria; mientras que las exportaciones continuaron siendo de productos agropecuarios, generándose un déficit comercial desfavorable para el país, lo que generó un deterioro en los términos de intercambio.

La industrialización generó el aumento de los niveles salariales, conjuntamente con el establecimiento del estado de bienestar o la seguridad social, el mercado interno creció y junto a ese proceso la urbanización aumento considerablemente, el país empezó a dejar de ser rural para convertirse en urbano.

Las principales variables financieras por 25 años permanecieron casi constantes, la paridad cambiaria durante todo ese periodo fue de 12.50 pesos por dólar, la banca de desarrollo, creció significativamente fomentando la actividad productiva, a este periodo de la economía mexicana se le llamo periodo estabilizador o “milagro mexicano”, con un crecimiento del seis por ciento promedio anual de la economía, y una inflación de apenas dos por ciento promedio anual durante 25 años con periodos cortos inflacionarios.

Del modelo industrialización de sustitución de importaciones hizo crisis en 1976 cuando se devaluó en 40 por ciento el peso, pero la crisis fue amortiguada durante el gobierno de López Portillo como producto del aumento de los precios internacionales del petróleo y el descubrimiento de nuevos yacimientos petroleros; los excelentes petroleros permitieron el crecimiento de la economía mexicana hasta el estallido de la crisis financiera de 1982, cuando el peso entro en un proceso devaluatorio permanente hasta 1988, a pesar de que López Portillo dijo “defenderé el peso como perro ante los especuladores”.

Después de este periodo vino los programas neoliberales de ajuste económico y apertura comercial hasta culminar con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio.

Durante este periodo de 100 años la dependencia económica y financiera del país no ha cambiado, a pesar que la estructura del sector exportador se transformó al pasar de exportador de materias primas y petróleo a exportador de manufacturas. Hoy el país para su crecimiento depende en un 30 por ciento de la importación de bienes de capital e intermedios y de las exportaciones manufactureras al mercado de los Estados Unidos. En conclusión son 100 años de dependencia del país que este momento está en crisis con la posible cancelación del TLCAN.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Inicia el gobierno de la 4T

Good bye Enrique Peña Nieto

Elección en el SPUM

A cincuenta años del 2 de octubre que no se olvida

No a la imposición del nuevo rector nicolaíta

A punto de fallecer TLCAN

Los métodos cuantitativos en el análisis económico

La viabilidad del sistema estatal anticorrupción

La crisis turca golpea al peso

Salario mínimo al próximo presidente

La coyuntura económica y financiera

Los clarobscuros del programa económico de AMLO

El estructuralismo o la teoría de la dependencia

100 años de dependencia de la economía mexicana

Propuestas de desarrollo regional para la agenda municipal

Debate presidencial, muchos ataques y pocas propuestas

Stephen Hawking, la Universidad Michocana y yo

La tasa de interés, ancla de la estabilidad

El discurso antimexicano de Trump

Situación económica y financiera de México

Derrumbe bursátil

La dinámica de la economía estadounidense y Trump

Los sindicatos

No al golpe de la autoridad universitaria al SPUM y SUEUM

No a la contrarreforma del régimen de pensiones y jubilaciones

El ciudadano Meade

La crisis universitaria desde la teoría organizacional

Por la defensa de la universidad pública ante la insolvencia

Rescate financiero y reforma universitaria integral

Mitos y realidades de la crisis de la UMSNH

El centenario de la Revolución Obrera de Octubre 1917

La larga agonía del TLCAN

Universidad nicolaita centenaria

Realidades y mitos de las ZEE

Ante la emergencia nacional, suspender la elección de 2018

Marichuy Patricio, una candidatura independiente de los trabajadores

Paquete Económico para un año electoral

Quinto Informe de Peñalandia

Se tambalea el TLCAN

Renegociación a la defensiva del TLCAN

¿Reforma o revolución democrática?

El capital de Marx, a 150 años de su publicación

Por la insurrección del pueblo venezolano para derrocar a Maduro

Desarrollo social, demográfico y urbano

Salarios, desempleo y sindicalización

Larga vida para Cambio de Michoacán

Legalización de drogas, autodefensas y libertad a presos políticos

Condenemos el espionaje

Los precios por las nubes y los salarios caen

La economía política electoral

Evolución positiva de las finanzas públicas

¿Nos callamos o nos callan?

Deuda pública estatal bajo la opacidad

AMLO, con su gobierno de magnates y sus escándalos

Crece la economía mexicana

Reforma universitaria nicolaita integral

Arantepacua: toda la verdad

Las instituciones públicas deterioradas

Ajuste en el gabinete gubernamental

Ni populismo ni neoliberalismo: gobierno de los trabajadores

¿Más mercado o más Estado en 2018?

Inflación y crecimiento económico

La última palabra la tiene el rector

Por un congreso universitario para la reforma integral

Migrantes y remesas

Política económica de ajuste

La Constitución centenaria mutilada

El final de la era del libre comercio

Peña, arrodillado ante Trump

Respuesta a Peña Nieto

Piñata financiera navideña

Precandidata indígena independiente en 2018

La huida de Carstens y el miserable aumento salarial

La Revolución cubana y el adiós de Fidel Castro

La economía mexicana bajo la guillotina de Trump

Están apeñejados frente a Trump

La elección estadounidense, entre la dama y el vagabundo

Conflicto nicolaita y la defensa de las pensiones y jubilaciones

La investigación económica y financiera en Michoacán

Cuatro décadas de docencia económica en Michoacán

Por un diálogo público y transparente entre universitarios nicolaitas

Gobierno, administración y política pública

El peso cae por el despeñadero

Paquetazo económico de hambre y miseria

La universidad nicolaita neoliberal

Simplemente Juan Gabriel

Una propuesta profesional en gobierno y asuntos públicos

El Primer Informe de un gobierno independiente

Lección magisterial e implicaciones económicas

A punta de gasolinazos y tarifazos eléctricos

Medir la pobreza es una perversidad

Medir la pobreza es una perversidad

Eficaz política tributaria

La transición a la crisis económica

Good bye Europe

¡Justicia para Nochixtlán!

La decadencia del imperio norteamericano

Crecimiento económico amenazado

Apoyo total a la huelga del SUEUM

Solidaridad con la lucha magisterial y los presos políticos

Una propuesta para la reforma integral de la Universidad Michoacana

La seguridad social en México

El fundamentalismo monetario del Banco de México

Los pobretólogos

Las huelgas

Por la defensa del pleno derecho a huelga del SPUM

Primer ajuste financiero

La desaceleración de la economía global

Claroscuros financieros

Anticonstitucional, la reforma a la Ley Orgánica de la UMSNH

Impacto económico de la Universidad Michoacana

¿Ya llegó la crisis económica y financiera?

Escalera: el dólar sube; serpiente: el petróleo cae

Gélido invierno financiero

Poder presidencial devaluado

Planeación a la michoacana para un nuevo comienzo

El salario mínimo

Por el imperialismo, llora París

La renovación sindical en el SPUM

El espejismo de las Zonas Económicas Especiales

Docencia e investigación económica en Michoacán

Por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la UMSNH

No al examen de evaluación educativa

Ni populismo, ni neoliberalismo, gobierno de los trabajadores

El debate sobre los negocios internacionales

Abrir el debate académico en el Ininee, no a la persecución política

Discapacidad y el derecho al trabajo

El principio del fin del gobierno peñista

La devaluación del peso mexicano

Radiografía de los pobres en Michoacán

Peña, buena estancia en París: El Chapo Guzmán

El pueblo griego dijo “No” a la Troika

25 años no son nada, en medio de la tragedia griega

Por la unidad para defender las conquistas laborales del SPUM

Por una renovación democrática de la dirección del SPUM

Votación pulverizada

Decrece la economía

Empleo, remesas y consumo, motores del crecimiento

No hay democracia con presos políticos y desaparecidos

La situación de las finanzas públicas del país

Pulso económico y financiero

Agenda de gobierno para Michoacán

Michoacán, entre la opulencia y la miseria, retos para candidatos

Apuntes sobre el presupuesto base cero

La economía mexicana camino a la recesión

De la intervención a la regulación estatal

La recuperación estadounidense golpea al peso

La defensa incondicional de las pensiones y jubilaciones en la UMSNH

A Peña Nieto se le cayó la economía

Las pesadillas presidenciales (segunda parte)