Salvador Molina Navarro
Derecho a qué...
"Propuestas y más propuestas"
Martes 12 de Junio de 2018

“La ventaja de la mala memoria es que en muchas ocasiones se regocija de las mismas cosas como si fuera la primera vez” Friedrich Nietzsche.

A- A A+

Avanzadas las campañas electorales, los ciudadanos hemos constatado que propuestas son las más utilizadas, casi por la totalidad de los candidatos, sin importar a que cargo aspiren, todas devienen de análisis demagogos, populistas y nescientes.

Escuchamos que reformaran el Nuevo Sistema de Justicia Penal, pero no indican cómo es que el asegurar que una persona pasará una gran parte de su vida en prisión abona a la disminución de la incidencia delictiva, a la garantía de reparación integral del daño a la víctima, al goce y disfrute de un sistema de procuración e impartición de justicia democrático y respetuoso de los derechos humanos, sólo indican lo que el grueso de la sociedad necesita escuchar, “… elevaremos las penal para…”, “…el delincuente no saldrá de la cárcel…”, etcétera, lo que no escuchamos y deberíamos escuchar es el planteamiento de una reestructura al sistema de prevención del delito y reinserción social, cómo se va a invertir el dinero que vía impuestos se destina para los programas de reinserción social, cómo mejoraremos las cárceles para otorgar a los justiciables de herramientas para que sean individuos útiles a la sociedad, que la justicia logre todos sus fines, que piensan platear para lograr que nuestra policía deje de sembrar pruebas, deje de falsear hechos, deje de alterar escenas del crimen, cómo lograran que los delitos se investiguen con profunda vocación, ética y profesionalismo para impedir el recurso de los chivos expiatorios, que programa implementaran para la investigación de la aplicación de los recursos que se han dotado para el Nuevo Sistema de Justicia Penal y que han sido mal invertidos, como el tema de eterno e inacabable edifico de salas de oralidad ubicadas en Cereso Mil Cumbres.
Se propone ampliar la Autopista Siglo XXI, a fin de lograr una efectiva comunicación con el Puerto Lázaro Cárdenas, nada se dice sobre las medidas de seguridad para el usuario de esta vía por el alto índice de accidentes, no se establecen medidas para obligar a la concesionaria a pagar los daños causados por el mal mantenimiento de la autopista, por los accidentes, los lesionados, los muertos, en fin, nada se dice sobre la regulación del flujo de trailers, camiones pesados, maquinaria, etc., no se señalan sanciones para evitar el tráfico de dobles remolques, no se señalan acciones para evitar los robos a usuarios, sólo se tocan temas de moda y, además, sinrazón y sin planeación.

Se menciona que van a evitar que el corrupto siga gobernando, no se menciona sobre medidas legales que aseguren a la ciudadanía que los recursos públicos malversados o sustraídos regresen, no se señalan sanciones a quienes dejen inacabados los cargos de elección popular –posiblemente porque en su imaginario está la posibilidad de ganar la elección y entonces para el año 2021 pedir permiso para buscar otro escaño o la reelección-, no se estructuran propuestas a fin de evitar el gasto desmesurado que hacen los gobernantes en pago de lujos innecesarios, no se prevén medidas para depurar los congresos y disminuir los suntuosos gastos y dietas, no se interesan en tazar en base al salario mínimo los emolumentos que reciben los gobernantes.

Se propone también atacar la seguridad, en este rubro la mayor parte de los candidatos ya han sido funcionarios públicos en diferentes espacios y nada de lo que han hecho ha funcionado para disminuir la inseguridad, qué les hace pensar que a partir de su toma de protesta esas mismas propuestas ya tendrán resultados favorables, hablan de terminar con la inseguridad, este término de entrada ya implica demagogia, populismo y harta ignorancia, pues la inseguridad no es un tema que pueda anularse, sólo puede disminuirse o controlarse, si existiera una fórmula para erradicar la inseguridad y la corrupción ya no tendría sentido tener instituciones de impartición y procuración de justicia, al menos en el área penal, lo que pone de relevancia la poca seriedad con que lanzan las propuestas los candidatos; o bien, la baja estima que le tienen a los ciudadanos.

Sin embargo, esta forma de hacer campaña es utilizada porque sigue rindiendo sus frutos, sigue atrayendo al elector quienes gozamos de una muy mala memoria, tan es así que cada vez que escuchamos estas promesas de campaña nos regocijamos como si fuera la primera vez, teniendo la firme creencia que funcionaran.

En este proceso electoral, sin duda debe prevalecer el análisis, el interés ciudadano, el acudir a los registros históricos que están a nuestro alcance para poder determinar quién debe favorecerse con nuestro voto. Votemos convencidos, con conocimiento de causa, sin esperanza o fe, con convicción, conocimiento y responsabilidad civil, si es así, si lo hacemos así, sin duda la historia comenzará a reescribirse.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

"Propuestas y más propuestas"

Aumentar las penas una propuesta en boca de todos

Arranque de campañas, promesas y realidades

El agua, un problema incipiente

La familia

Los beneficios de la Reforma Energética

Una batalla, un logro y un beneficio para todos

El derecho a recibir el salario en tiempo y forma

La cuesta de enero más larga

México en el banquillo de los acusados

¿Candidatos independientes o una nueva clase política?

La colegiación de la justicia

Competencia contra monopolio

La Benemérita y Centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

La política es un interés de todos

Qué nombre le vamos a poner

Nuevo ciclo escolar y nuevo reto educativo

Un avance ciudadano sin tintes políticos

El derecho de las víctimas y la obligación del Estado

Gracias, pero no es una concesión, ¡es un derecho!

Prisión preventiva oficiosa, ampliarse o desaparecer

Justicia en obra negra

La moneda está en el aire

Todos contentos, tenemos reelección

Un andador con sabor a parque lineal

“En espera de una reacción”

El menosprecio al derecho a un medio ambiente sano

La percepción, un tema añejo en Michoacán

¿Procuración de Justicia?

Una evaluación sin convocatoria

En espera de un acto de congruencia política

Hay de prioridades a prioridades

Entre mensajes y la realidad

Una nueva oportunidad

Está Navidad me servirá para…

Lo siento, no hay dinero en las arcas

El feminicidio, entre la espada y el espíritu

El salario mínimo y el mínimo vital

Una ley necesaria

La razón y la política en la Ley Antimarchas

Maestro Cárdenas, un inmortal autor de recuerdos

Derecho a un medio ambiente sano

Las escuelas Normales y el derecho a la educación

El derecho de los reos

A dos años de aquella noche

Sociedad dividida

Un informe con esquema diferente

El verdadero reto de la justicia penal en la actualidad

¿Perdonar y olvidar o una justicia restaurativa?, una decisión ciudadana

Un caso más de un todólogo mexicano

El caótico caso de la educación

Supe de un país lleno de promesas y demagogia

Un perdón con sabor a mentira

Un futuro inmediato

Michoacán ante un nuevo reto

La Alerta de Violencia de Género, ¿necesidad o pretexto?

Independientes ante el desgaste y la pérdida de credibilidad

Foto infracciones, entre argumentos y falacias

El derecho a la vida y la ignorancia legislativa

Una evaluación docente… ¿confiable?

Las decisiones de una madre

¿Qué protege el derecho humano al trabajo?

Los políticos y sus iusmonólogos

Un pueblo sin tribuna

El Estado, la violencia y las políticas públicas

“Justicia o política… una decisión pendiente”

“Entre la cobardía y el deshonor”

“Día Internacional de la Mujer, festejar sin compromiso o comprometerse sin festejar”

Michoacán y su identidad

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? (Segunda parte)

Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿sirviendo a la ciudadanía? Primera parte

Derecho a conocer nuestro sistema de justicia penal

El derecho a estar informado, de la letra a su realidad

Una recaptura de Estado

Caminos, acciones y otros vericuetos de un buen ciudadano

Compartiendo mi realidad

Nuestro salario, aguinaldo y otras prestaciones laborales son derechos humanos

Declaración Universal de los Derechos Humanos, concientizando a los ciudadanos

Ser mujer también es nuestra lucha

Una parte de nuestro México, historia vigente que se niega y se esconde

Terrorismo, una crítica distante y una indolencia cercana

Los derechos humanos, de un discurso glorioso a una realidad dolorosa