Leopoldo Chassin Ramírez
La palabra andante
Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita
Lunes 21 de Mayo de 2018
A- A A+

“Nicolaita es el que está siempre sediento de justicia para el oprimido, para el humilde, para el de abajo, el que está dispuesto a la lucha para transformar el medio social en que vive, el que palpa las injusticias que sufre el pueblo... sin importarle la muerte y dispuesto al sacrificio por sus semejantes. Nicolaita es el que va a las plazas públicas, a los mercados, a las rancherías y a los ejidos a enseñar la letra, a arengar al pueblo e invitarlo a dar la vida por una sociedad mejor para sus hijos... Y al final, en la hora suprema, pone el ejemplo, siendo el primero en ir a la muerte. Eso es ser nicolaita y eso ha sido Everardo Rodríguez Orbe.”

¿Por qué decimos que es un ultraje?

La entrega de la Presea Generalísimo Morelos al fallecido ex gobernador de Michoacán, Agustín Arriaga Rivera por parte del Ayuntamiento de Morelia, es un ultraje a la memoria de don José María, somos muchos los que pensamos que es una afrenta, una mancillación al generalísimo y la Nicolaita. Juzgue usted.

Cronología del octubre sangriento de 1966.

1 de octubre de 1966. Estudiantes protestaban por el aumento en los costos del pasaje en el transporte público.
El 2 de octubre. Los estudiantes tratan de realizar un mitin, llevan un equipo de sonido para ello, pero la policía judicial se los quita, ellos se reorganizan y van a su rescate a las oficinas de la Procuraduría pero son recibidos con ráfagas de fuego, uno de los estudiantes es asesinado y otros caen heridos.

El 3 de octubre. El Consejo Universitario sesiona y en el Acta se acuerda declarar la huelga general, solicita el castigo para los culpables, se consigna al tribunal universitario a los elementos de choque que el gobierno de Agustín Arriaga Rivera incrustó en la Universidad. Sin duda, un Consejo Universitario digno y ejemplar que se enfrentó al estado represor.
Ese mismo día, el Consejo Universitario envía un telegrama al presidente de la República Gustavo Díaz Ordaz en el que se protesta contra el gobernador Arriaga, pues su Policía judicial disparó contra estudiantes y pueblo, asesinando a Everardo Rodríguez e hiriendo a otros.

Igualmente, se publica en el El Informador: “Nicolaita es el que está siempre sediento de justicia para el oprimido, para el humilde, para el de abajo, el que está dispuesto a la lucha para transformar el medio social en que vive, el que palpa las injusticias que sufre el pueblo...”

El 4 de octubre, el rector, Nicanor Gómez Reyes en el funeral de Everardo Rodríguez en el panteón municipal dijo: “El nuestro no es un problema universitario, sino un problema popular que se originó no dentro de la Universidad, sino en la injustificada voracidad del monopolio camionero. El ejemplo del estudiante muerto deber ser imitado para hacer en el futuro digno hijos de la casa de Hidalgo. La Universidad, fiel a su tradición, continuará por el camino que el pueblo le ha señalado en sus momentos estelares”.

Así mismo, el profesor de filosofía, Jaime Labastida profesor de la facultad de Altos Estudios Melchor Ocampo y consejal maestro señaló en su discurso: “Nosotros no creemos que el estudiante universitario deba dedicarse sólo a estudiar y castre así su conciencia, sino que debe de ser un elemento activo que ayude a crear la conciencia del pueblo; el universitario tiene la obligación de ser también ciudadano preocupado por los problemas de la comunidad en que viva, quienes dispararon no fueron los universitarios: fueron los policías; quienes hemos sido agredidos, quienes hemos sufrido la pérdida de un compañero somos los universitarios; quienes han sido agredidos en su economía y en su dignidad es el pueblo”

El 9 de octubre por la mañana, se producen las primeras detenciones de estudiantes y líderes sindicales, por la noche, se produce el asalto al Colegio de San Nicolás de Hidalgo por el ejército y allanan las casas del estudiante sorprendiéndolos dormidos y llevándolos al cuartel.

El 10 de octubre, en los diarios El Universal y El Día se publica. “La Junta de Gobierno de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, eleva ante la opinión pública nacional su más enérgica protesta por la ocupación por fuerzas armadas del ejército, de la Universidad y particularmente, del Ilustre Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, suceso registrado esta noche en Morelia... como nicolaitas demandamos la inmediata desocupación de nuestro ilustre Colegio...”. Por su parte, la editorial de La Voz de Michoacán justificando la entrada del ejército al Colegio de San Nicolás dice: “Era necesario que el ejército tomara el control de las instalaciones universitarias”.

El 18 de octubre, el ejército desocupa el Colegio de San Nicolás después de diez días de ocupación, en seguida se comienzan a entregar el resto de las dependencias universitarias.
El Dr. Enrique Arreguín Vélez, Ing. David Hernández Hueramo, Jesús Diaz Barriga, Luis Pita Cornejo y Miguel Arroyo de la Parra, ante la afrenta, presentaron su renuncia a formar parte de la Junta de Gobierno de la U.M. (Ahora algo semejante a la Comisión de rectoría)

Y con esto se pretende dar carpetazo a un hecho que manchó de sangre e ignominia a la hoy Centenaria y Benemérita, que los verdaderos nicolaitas jamás deben olvidar tal afrenta. Nicolaitas verdaderos de aquellas batallas, Manuel Camacho Horta, Marco A. López López, Luis Mejía Ramírez y Sara Montes, quienes presidieron un acto de desagravio al Generalísimo en su estatua ecuestre en la Plaza Morelos el 18 de mayo pasado. En hora buena nicolitas.

Hoy, ¿dónde estaba el Consejo Universitario?

El Consejo Universitario y quien lo preside, hace nueve días asumieron la actitud que les corresponde ante la embestida de los diputados en contra de la Michoacana. Hoy nueve días después, se hacen ojo de hormiga. ¿Cómo es posible que se hayan quedado callados ante tal afrenta de parte del Ayuntamiento de Morelia al Generalísimo Morelos y a la propia Universidad Michoacana? ¿Cómo es posible que hayan permitido la entrega de la Presea Generalísimo Morelos a Agustín Arriaga Rivera, quién en su época como gobernante, en dos ocasiones, en 1963 y 1966, agredió a la Nicolaita? ¿Y dónde estaban los ex rectores?¿Y la Comisión de Rectoría?

¿Dónde estaban el SPUM y SUEUM?

Al igual que el Consejo Universitario, las dirigencias y sus consejos generales se hicieron ojo de hormiga, pasaron por alto algo que es innombrable, propio de desarraigados, sin memoria, sin historia... ¿Todavía hay nicolaitas en la Michoacana? No los ´jallo.

Nota. La parte histórica se debe al profesor Marco Antonio López que hace referencia al libro: Macías Pablo G. Octubre sangriento en Morelia. Edición facsimilar Ed. Universidad Michoacana /Instituto de Investigaciones Históricas.

Sobre el autor
Leopoldo Chassin Ramírez Profesor de medio tiempo de la UMSNH Colaborador de Cambio de Michoacán desde 1997 Inconforme social Simpatizante zapatista desde 1994 Utópico empedernido Amante de la tradición
Comentarios
Columnas recientes

Los científicos, compromisos y obligaciones

¿Una ocurrencia el aeropuerto en Santa Lucía?

La palabra andante

¿Seguiremos así? ¿Tendremos remedio?

La demencia, la incongruencia y la falta de ética campean en el SPUM

Transparencia, rendición de cuentas y manejo público del presupuesto

¿Decrepitud ética y moral en la Nicolaita?

Gobierno, Congreso y Universidad hechos bolas

A desglosar la “transparencia” en la Universidad Michoacana

La palabra andante

Los olvidados de siempre

¿Sabios irresponsables?

NAICM: ¿Consulta sin haber escuchado a los afectados?

AMLO y los pueblos originarios

¿Habría corrupción si existiera la transparencia?

Hay de gobiernos a gobiernos

La burocracia dorada, la austeridad republicana y la UMSNH

Los 50 proyectos de AMLO

¿Arrancarán nuestros sueños?

¿Ganaron sus candidatos?

¿Y cuándo despertemos....? ¿Lo haremos algún día?

¿Sin deudas la Universidad Michoacana con la sociedad?

Unidad en torno a...

Afrenta, ultraje, mancillación al generalísimo y a la Nicolaita

¿Incongruencia y amnesia en el Consejo Universitario?

¿Idiotizada la intelligentsia en la Nicolaita?

La hidra capitalista y el Peje

¿Autismo en el Consejo Universitario de la Universidad Michoacana?

¡Prometer y prometer hasta vencer, después de los vencidos, nada de lo prometido!

Terrorismo en la Universidad Michoacana

¿Día Internacional de la Mujer? Una vacilada del sistema

¿Nuevamente perderemos once semanas de clase en la UMSNH?

¿Miopía en las micro parcelas del conocimiento?

La transparencia y la huelga en la Universidad Michoacana

La opacidad, la madre de los males en la UMSNH

Ya se fregó el ciclo escolar

Marichuy en Michoacán 20, 21 y 22 enero

El trío de tríadas

Cuarentena en la Universidad Michoacana

Un mes sin clases y sin salario en la Michoacana

Cuatro semanas sin clases en la UM

El INE y el big data

Las incongruencias de los gobiernos y Consejo Universitario

¿Hay un guardadito en la Universidad Michoacana?

Los gobernantes ya se van y las deudas se nos quedaran

Los achaques de la cumpleañera centenaria

¡Nunca más un México sin nosotros!

¿Dónde hallo a los nicolaitas?

Ejecutivo y Congreso agreden a la Universidad Michoacana

Primero transparencia, luego reforma universitaria

El maldito poder

¿Podredumbre e indiferencia en la Universidad Michoacana?

No intervención y autodetermonación

El principio de la sinrazón

Vientos y tormentas sobre la Michoacana

La danza de los millones

Obedecer y no mandar

“Izquierda” domesticada

La domesticación en la Universidad Michoacana

Sigue el fast track en la Universidad Michoacana

Los siete principios del CNI

Entre la indiferencia y la impunidad

Ni izquierda ni derecha, de enterrar al capitalismo se trata

La Michoacana vista desde arriba

La Universidad Michoacana hecha pedazos

La transparencia en la Universidad Michoacana

¿Qué universidad requerimos?

¿Reforma Universitaria a ciegas?

Los partidos y el poder

Con el agredido y no con el agresor

¿Enfermita la UMSNH?

Transparencia sin tapujos

¿Consejo Universitario o Santo Oficio?

Ante jubilaciones y pensiones ¡Primero la transparencia!

Una de muros y grietas

¿Agoniza la Universidad Michoacana?

#VibraMéxico, a temblar México

¿De periodistas y periodiqueros?

Nadie sabe para quién trabaja

¿Cuántos más?

¡No te dejes engañar! El responsable: el capitalismo neoliberal

¿Y los ladrones?

Del dicho al hecho, ¿y para cuándo las acciones?

¿Presidenta indígena o presidente ladino?

Las enfermedades en la UMSNH

Ahora vienen por nosotros, los universitarios

10 semanas sin clase en la UMSNH

¿Qué es ser nicolaita?

Desalojo o capitulación en la Michoacana

¿Mano negra en la toma de la UMSNH?

¿Quién tiene cerrada la UMSNH?

Reprobada, la Universidad Michoacana

¿Es mucho pedir?

¿Los querrán hacer capitular por hambre?

¿Habita la transparencia en la Universidad Michoacana?

¿Educación de calidad?

La “ficha” en la Universidad Michoacana

CompArte Morelia

Los con y contra de la Reforma Educativa

Cuidar a la recién nacida

Se les hace bolas el engrudo

Sangre o tregua?

¿Diálogo o monólogo y retórica?

Mesa nacional de diálogo ¡ya!

¿Reforzar o debilitar al dique?

La Reforma Educativa, Televisa-banqueros contra la razón

Diálogo, ¿es mucho pedir?

Nos arrinconan, ¿y?

De subcultura y cultura

Las catástrofes siguen su marcha antinatural

Los sin tierra, trabajo, salud ni educación

¿Usted confiaría en quien viola la Constitución?

¿A quién sirve la Universidad Michoacana?

La corrupción y las mentiras en el Ramal Camelinas

La crispación ante la impunidad

Del yanquis go home al yankis come in

¿Guadañazo a las pensiones y jubilaciones en la Universidad Michoacana?

¿Hay trampa en la huelga de la UMSNH?

¿Cómo resistimos?

Francisco y Enrique, ¿aliados o en disputa?

Y la transparencia, ¿para cuándo?

¿Cerrarán el changarro de la UMSNH?

Silvano y Poncho, ponchados

¿Y por qué somos así?

A 22 años del “¡ya basta!”

¿Buen fin?

La misma gata nomás que revolcada

Escándalos en la Michoacana (Segunda parte)

Escándalos en la UMSNH

Adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona

La barbarie y sus cómplices

Terrorismo de Estado e impunidad

Las promesas y la deuda

¿El arte de la prudencia?

¿Un buen comienzo?

Déficit presupuestal (el desfalco)

Arriba y abajo

¿La UMSNH socialmente responsable?

Nos endeudaron, nos engañaron y se fueron

Y sigue la mata dando, los bancos siguen robando

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

Del dicho al hecho hay mucho, mucho trecho

Encuesta de risa de la UMSNH

La hidra capitalista en su apogeo

El mundo al revés

¡Tras el ladrón!

¿La universidad contaminada?

Ganaron la sinrazón, la codicia, la indiferencia…

Con el agredido, no con el agresor

¿Quién prendió el cerillo?