Sábado 19 de Mayo de 2018
A- A A+

A Doña Estela. Advertencia: Estos acontecimientos tuvieron lugar en un país ficticio llamado Aztlanos Unidos de América, en época indefinida. Cualquier parecido con nuestra realidad sería una maravillosa esperanza. Nota de primera plana en El Correo de Aztlán, diario aztlano de mayor prestigio y tiraje, de un día indefinido, en una época, como ya se dijo, indefinida.

«Se firma histórico pacto por la mujer


(Editorial)
El Presidente de Aztlanos Unidos de América, firmó la mañana de ayer, en Palacio Nacional, conjuntamente con las y los presidentes de los partidos políticos nacionales, y las y los coordinadores parlamentarios de los partidos representados en el Parlamento Aztlano, un histórico pacto político y jurídico que cambiara el rumbo del país.

Los siete partidos políticos con representación en el Parlamento Nacional presentarán el día de hoy, con el respaldo de sus dirigencias nacionales, una iniciativa de reforma constitucional, de carácter provisional, que permitirá que por dos elecciones federales consecutivas solo puedan ser postuladas mujeres como candidatas a integrar la Cámara de Diputados y Diputadas, y la de Senadores y Senadoras. Obviamente, el acuerdo incluye la aprobación inmediata y su cabildeo con los estados para la aprobación de las legislaturas estatales requeridas.

.
.
(Foto: TAVO)


Señaló el Presidente que: ‘este periodo en el que solo participarán mujeres por los cargos legislativos federales, permitirá multiplicar exponencialmente la cantidad de cuadros políticos en todos los partidos y en todo el país; generando así las condiciones para que gradualmente dejen de ser necesarias restricciones formales sobre paridad de género y que en nuestra política hombres y mujeres compitan por igual en base a capacidades, construyendo culturalmente la equidad y no forzándola con exceso de reglas que puedan llevarnos a vivir una equidad artificial o cosmética’.

Por su parte, la Presidenta del Partido Independiente Republicano (PIR), principal partido opositor, en nombre del resto de las fuerzas políticas con presencia congresal, declaró que: ‘con respeto a la soberanía de los estados que conforman la federación aztlana, se conseguirá de manera armónica que los congresos estatales atraviesen por un periodo similar de dominio femenil’.

La perspectiva es que este pacto, y sus consecuencias, cambiara, en tan solo una década, el rostro de la política y del gobierno de la república aztlana.»

¡Wow! ¿Pueden imaginar un pacto de esta magnitud en nuestro país? El Pacto por México se vería como un juego de niños y niñas, junto a una demostración de voluntad, madurez y visión liberal de esa magnitud. Una acción así, sin duda, nos haría un referente mundial en la lucha por la justicia política y social de la mujer.
Se vale desear un México mejor.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Acerca de nada

La primera: Dolores

Yes we can

Idai

Es la actitud…

La ley

¡No a la discriminación!

Aforismos, máximas y conexos

República de Venezuela

El poder de la redes sociales

De animales a dioses

Calma, calma... ! que no panda el cúnico !

Choque de poderes

Retrotopía

A la democracia

No salió el oso polar

En paz

En paz

Mirar hacia el futuro

Es cuestión estética no cromosómica

Corrupción derivada

El juicio de la historia

Vuelvo a preguntar

Bebeto y Romario

De desconcentraciones y cosas parecidas

De reo a gobernante

Quinto partido a la vista

Hablemos del mundial

Pacto por la mujer

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Limpiaparabrisas

La Fontaine

Arte y libertad

Los tres alegres compadres

Azorín y la eubolia

El culto a la ley

México en la piel (cuento corto)

México en la piel

México en la piel

Lupe Valdez

Javier Marín, distinguido uruapense.

Soñemos

El desgaste del poder

Hasta luego

Movernos en un esquema

Dos doctores y un licenciado

Candidatos priistas de pura cepa

La UMSNH, centenaria y enferma

Frente religioso

Ciudad Gobierno

Equidad de género e impartición de justicia

El culpable: Díaz Ordaz

Llamémosles sin partido

Henning Mankell

¿Y la ley general de justicia cívica apá?

“Si”, de Rudyard Kipling

El top ten del Frente “Ciudadano” por México

#NoalFiscalPresidenciable

¿Presidencialismo o parlamentarismo?

Meade y Manlio

Maldita percepción

El póker de ases de Peña

La edad del presidente

El “socavón” michoacano

Yo quería escribir del clima…

AMLO y el cantinero

¿Por qué no hemos ganado una Copa del Mundo?

Una generación de “ruptura” que no llega

¿Eres progresista y liberal?

Silvano emulando a Peña

Voto obligatorio

Murat presidente

Tres apuntes de la elección del Estado de México

Michoacán y el Índice de Competitividad Estatal 2016

Migrantes diputados

Un Macron mexicano

Los delfines, entre humanidad y raja política

El discurso de la honestidad

Veytia y la corresponsabilidad de las ratificaciones

Se buscan mejores políticos

Engañando con la verdad

De Juárez a Colosio

Lenin Moreno, un ser excepcional

Prisión y temple

Reducción de salario por enfermedad: posverdad

Dos ilustres e ilustrados michoacanos

Turismo político

Divide y vencerás

En el centenario de nuestra Carta Magna

Movilidad

Inminente reducción del Congreso de la Unión

Los políticos, la fábula

Por una reducción del IEPS a gasolinas

Postverdad

Política ficción

Rebelión

Día Internacional contra la Corrupción

Fidel

Deudas públicas estatales

El sueño americano

Trump presidente

Descarríos de la izquierda y la derecha en México

Los polémicos Nobel

Nuevo sistema de justicia laboral

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Marcelo Ebrard, un hombre con estrella

Los ex priistas

Informes, ¿boato o rendición de cuentas?

¿Discriminar es pecado?

Los pluris

El deporte olímpico mexicano