Ismael Acosta García
Plataforma digital para el empleo
Sábado 12 de Mayo de 2018
A- A A+

Muchos gobiernos de distintas latitudes del orbe han dado un paso decisivo para implementar herramientas que ayuden en la solución de búsqueda de empleo sobre todo a jóvenes que desean incorporarse por primera vez en la planta productiva, en la prestación de servicios o en la administración pública. Esta medida también surge efectos positivos de manera inversa, se trata de que, las empresas, puedan ofertar sus vacantes con la seguridad de que en sólo un momento de acceder a las nuevas tecnologías de la comunicación puedan tener la información más veraz y oportuna del perfil de trabajador que requieran para su empresa. Me refiero a las plataformas digitales para la intermediación en materia de empleo.

Dos de los casos más exitosos en Latinoamérica son los implementados en el Gobierno provincial de Santa Fe, Argentina, 2013, durante el mandato presidencial de Cristina Kirchner (https://www.lacapital.com.ar/…/una-plataforma-digital-la-busqueda) y por el gobierno de José Mujica, de Uruguay, a través de su Dirección Nacional de Empleo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en 2009, (http://ladiaria.com.uy/…/plataforma-del-ministerio-de-trabajo).

Pero iniciemos por establecer una idea genérica de lo que es una plataforma digital de empleo partiendo de que «las nuevas tecnologías, y principalmente Internet, favorecen el acercamiento de los servicios al gran público. Son nuevas herramientas que nos permiten ser más eficaces en la consecución de los objetivos: la formación e inserción sociolaboral de los jóvenes y requirentes. Aunque la plataforma de empleo suponga una ayuda, sin embargo es muy importante, mantener la implicación, capacidad de planificación y constancia de las personas que acuden al Programa» (Miguel Reverditto, técnico de la Dirección Nacional de Empleo. Uruguay.)

Como es de suponer, se requiere que los interesados de toda edad se adapten a las nuevas formas de encontrar empleo, que exigen un excelente conocimiento de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs), pues la mayoría de la oferta disponible está en la red. Sin embargo, independientemente del medio y/o método de búsqueda, tanto la elaboración del currículo como la realización de la entrevista de trabajo, siguen siendo los pasos a seguir. Es por ello que, para realizar la búsqueda de empleo con éxito, además de tener una actitud positiva, se busca que los participantes dispongan de una herramienta interactiva para el empleo en la que encuentren todo lo necesario para la integración en el mercado laboral de una forma rápida, sencilla y que a la vez genere procesos de autonomía donde sean conscientes de los trámites necesarios, los recursos, los cursos y todo aquello que hay a su alcance para una búsqueda de empleo con garantías.

La aplicación informática resulta muy útil para reflexionar sobre el punto de partida, diseñar un plan de búsqueda, superar el proceso de selección y progresar profesionalmente.

Volviendo a la realidad mexicana resulta ser que sólo el Proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador ofrece atender de inmediato la necesidad de implementar el servicio de intermediación laboral con el fin de vincular a los oferentes y demandantes de empleo a través de una plataforma digital. Se pretende contar con la mayor red de empleo basada en la web.
Actualmente no existe un mecanismo de información suficiente que permita a los empleadores cubrir sus vacantes ni a las personas que buscan empleo conocer qué ofertas existen. Los solicitantes de empleo acuden a medios de alcance limitado a través de su círculo familiar, social o a las bolsas de trabajo convencionales como periódicos, empresas privadas o instituciones educativas.

Un estudio reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que las empresas en México tienen un 43% de dificultad para cubrir sus vacantes y, si bien este hecho está relacionado con la falta de capacitación, también tiene una relación directa con la ausencia de la intermediación.

Un estudio reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que las empresas en México tienen un 43% de dificultad para cubrir sus vacantes
Un estudio reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que las empresas en México tienen un 43% de dificultad para cubrir sus vacantes
(Foto: Cuartoscuro)



Existen una serie de programas orientados a la intermediación laboral que forman parte del Servicio Nacional de Empleo. Entre ellos se encuentra el Apartado de Vinculación Laboral que se integra por los servicios de bolsa de trabajo, centros de intermediación y ferias de empleo, entre otros. Sin embargo, estos programas tienen un alcance muy limitado tanto en lo que respecta a los empleos ofrecidos como en relación a las personas que utilizan estas herramientas para conseguir trabajo.

La alternativa obradorista se propone, a partir de la inclusión digital, rediseñar el portal de empleo actual, para crear una plataforma nacional que incluya una red informática de apoyo a los buscadores de empleo y a las empresas o entes económicos en la búsqueda de candidatos idóneos para cubrir vacantes o nuevos empleos.

Esta plataforma pretende crear, con la mayor sencillez posible, una página de internet donde los trabajadores puedan cargar formularios de perfiles (CV) y los empleadores, a su vez, cargar formularios de búsqueda, logrando que ambas partes puedan encontrar información que ayude a su vinculación exitosa. La plataforma incluiría: 1) Carga de CV con formularios específicos; 2) Publicación de vacantes en los sectores público y privado; 3) Orientación para armado de currículum vitae, (CV); 4) Publicación de información y análisis sobre salarios y tendencias de empleo; 5) Publicación y vinculación a programas de capacitación, certificación y políticas activas y pasivas de la Secretaría del Trabajo; y 6) Filtros para la utilización libre de la plataforma, garantizando que la privacidad sea determinada por los usuarios.

De manera paralela, la información obtenida de la página web permitirá ir orientando a la Secretaría del Trabajo respecto a los programas de capacitación y formación profesional, de tal manera que se adecuen a las necesidades del sector productivo que está requiriendo satisfacer sus requerimientos en tiempo real. Este servicio proporciona uno de los listados más completos de puestos de trabajo a nivel nacional: en todo momento hay alrededor de 1,700,000 empleos, y 650,000 CVs disponibles. A la vez, cada día se crean aproximadamente 50,000 vacantes y se publican 1,500 nuevos CVs. Las vacantes son para puestos ubicados en todas partes del país e incluyen tanto empleos que requieren un alto grado de certificación como puestos con bajo o ningún grado de calificación.

Canadá es otro ejemplo exitoso de servicio público de empleo en línea. El gobierno creó una página abierta y gratuita para aquellos que buscan empleo y para los empleadores que necesitan cubrir vacantes. El portal www.jobbank.gc.ca recibe 100,000 visitantes por día y más de 28 millones de sesiones de usuarios por año. Con estos números se convierte en la mayor red de empleo basada en la web de Canadá. En la red se publican entre 300,000 y 500,000 nuevos puestos cada año, en todo momento hay acceso a más de 30,000 vacantes y son publicados a diario hasta 2,000 nuevos puestos de trabajo. Las vacantes publicadas corresponden a trabajos tanto calificados como con poca o ninguna capacitación.

Como podemos apreciar, estimado lector, tenemos a la mano muchas formas de ir dando respuesta a las necesidades de empleo que demandan, sobre todo, los jóvenes mexicanos, que hasta con desesperación desean incorporarse a la planta productiva o de servicios del país. Morena es la respuesta. Es cuánto.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Las nimiedades de Medardo Serna

Morelia, un gabinete sin color moreno

Congreso extraordinario en Morena

Las Delegaciones federales de programas integrales de desarrollo, van.

Roberto Pantoja Arzola, coordinador de programas federales para Michoacán.

El tsunami del 2018

Política educativa. Una visión desde la izquierda

Plataforma digital para el empleo

Procuración de justicia en la propuesta de la izquierda.

Blanca Piña, candidata al Senado.

Carlos Slim, al ring del oprobio político

Los graves costos de la corrupción en México

Cristóbal Arias Solís, en plan maestro.

Propuesta educativa de la izquierda para 2018-2024

México, un Estado pretoriano

Las hienas se desatan

Corrupción y austeridad republicana en el proyecto de López Obrador

Los pactos de civilidad y la carabina de Ambrosio

Generosidad, señora María de la Luz, ante todo

Discurso aberrante y ramplón el del 18 de marzo

Relaciones Estado–Iglesia en México

Sus implicaciones en la relación Estado-Iglesia en México

Estado, Iglesia, empresariado

Talía Coria y Raúl Morón

Mario Vázquez Raña

Morena es la opción

Y, ¿qué tal una mujer?

Melchor Ocampo, reformador

Del ciudadano y los valores cívicos

El castillo del virrey Alfredo se derrumba

Adrián Huerta, ¿candidato priista?

¡Que revisen los cuarteles!

PRD, crónica de una muerte anunciada

Peña Nieto y Silvano Aureoles. Vidas paralelas

¡Bah!, la Iglesia católica

El priismo deleznable y el síndrome de Fox

Ya no hay palabras, sólo indignación e impotencia

“Los chuchos”, calamidad para el PRD

Pacto de civilidad, ¿por qué?, ¿para qué?

La sociedad civil en el contexto del México actual

Morena, una perspectiva sociológica desde la teoría general de los partidos políticos

Una conversación del 11 de septiembre

Silvano Aureoles, el principio del fin

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI Segunda parte

El compromiso del liberalismo militante en el siglo XXI

Cotidianidades