Samuel Ponce Morales
Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo
Lunes 16 de Abril de 2018

«Por eso quiero regresar, porque hay un descuido impresionante en muchos rubros, pero más en el rural, que está abandonado»

A- A A+

(primera de dos partes)
Arribó más que puntual a esta casa editorial, de buen talante, apacible, hasta bromeó más de una vez, pero en el momento de la entrevista, Fausto Vallejo Figueroa, candidato a presidente municipal de Morelia por el Partido Encuentro Social, volvió a tomar aires de seriedad, midiendo las preguntas, pero más sus respuestas.

–¿Hay necedad de seguir en la política?
“Esto no es una necedad, es una vocación en la cual podemos aportar, sobre todo en el servicio público; es muy natural que lo hagamos…”.

Fausto Vallejo Figueroa, quien nuevamente es candidato a la alcaldía de Morelia señala que no ha perdido contacto con la población.
Fausto Vallejo Figueroa, quien nuevamente es candidato a la alcaldía de Morelia señala que no ha perdido contacto con la población.
(Foto: Especial)

Y habló que inició en la política cuando tenía 17 años de edad, como dirigente de las juventudes priistas, y cuando 365 días después se convirtió en regidor en el Ayuntamiento de la capital michoacana.

Además, acota, “en particular amo a Morelia, la llevo tatuada”, y deletrea su conocimiento de las 165 comunidades rurales, pero reconoce que no así el total de las 925 colonias y sí las 200 manzanas del Centro Histórico.

Amo a Morelia, la llevo tatuada

Fausto Vallejo

Y es que, en el segundo punto, enfatiza: “No conocía Cuidad Peluche, aunque cuando hablo de ella la gente cree que es una broma; ahí, hacia una barranca, en el sur, se encuentran cerca de mil casas de cartón”.

Fausto Vallejo Figueroa, quien nuevamente es candidato a la alcaldía de Morelia, pero esta vez ya no por el PRI, señala que no ha perdido contacto con la población.

Sin más pregunta de por medio, el ex presidente de la capital michoacana indica que él no ha perdido contacto con diversos sectores de la población moreliana, de los cuales conoce sus problemas y aspiraciones.

“¿Necedad?, no, ¿por qué aspirar nuevamente?, porque puedo hacer más unidades deportivas, más guarderías para madres solteras no asalariadas, más estancias diurnas para adultos mayores…”.

Dice que con un equipo especialista se realiza una serie de importantes proyectos para el municipio de Morelia a presentar el próximo mes de octubre y sean tomados en cuenta en el presupuesto público de 2019.

–Usted dice que va presentar proyectos en octubre, ¿cuántos?
“Vamos a ver cuántos terminamos”

–Más allá de que gane o no gane, ¿cómo los va a presentar?
“Ahí van a estar, por supuesto, y los presentaremos y entregaremos a la ciudadanía”.

–En octubre, más allá de que gane o no…
“Ahí van a estar…”.

Fausto Vallejo termina diciendo sobre el tema inicial, “si conozco los problemas, si se cómo bajar los recursos federales, sé donde duermen las güilotas, ¿por qué no participar?”.
Fausto Vallejo termina diciendo sobre el tema inicial, “si conozco los problemas, si se cómo bajar los recursos federales, sé donde duermen las güilotas, ¿por qué no participar?”.
(Foto: Especial)



El talón de Aquiles



“Cualquiera dice: el problema más grande es la inseguridad, pero ¿qué se puede hacer?”, externa y de inmediato establece dos vertientes: dignificar los servicios a la gente y ver a los policías como seres humanos.

A la gente, argumenta, se le dignifica con empleo y dotación de los servicios básicos, entre ellos espacios de esparcimiento, y a los policías, mirarlos como jefes de familia y atender sus necesidades.

“Por eso quiero regresar, porque hay un descuido impresionante en muchos rubros, pero más en el rural, que está abandonado: no hay obra en las catorce tenencias y en las 165 comunidades”.

Lamenta que el 90 por ciento de los caminos que impulsó en su última gestión como alcalde, como los de Chiquimitío, Teremendo, Atécuaro y Jesús San Miguel del Monte, “ahora están despedazados”.

Y Fausto Vallejo hasta ya tiene delineados costos de algunas obras, por ejemplo, en el levantamiento de 420 kilómetros de caminos calcula una inversión de 150 millones de pesos.

También habla del costo de 250 millones de pesos para la ampliación y modernización del alumbrado público, que desde la pasada administración se trató de privatizarlo, y desde entonces ha sido descuidado.

“Hasta ahora se añade que en estos tiempos electorales hay siete millones de pesos para invertir en el alumbrado público, pero no van a servir para nada, repito, se requieren 250 millones”.

Entonces, termina diciendo sobre el tema inicial, “si conozco los problemas, si se cómo bajar los recursos federales, sé donde duermen las güilotas, ¿por qué no participar?”.

Fausto Vallejo Figueroa - La Entrevista

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena Michoacán ¿con M de Mujer?

Fuego amigo desde el Congreso

La reforma judicial

Arrepentimiento del PT

Los tres temas a seguir

El SPUM, la guerra interna

Víctor Báez, más allá de las aspiraciones

La vanidad del PT en Michoacán

Taxonomía Morenista

Michoacán, la otra cara

El atropellado lider...

Michoacán 2021

Nuevo acuerdo educativo

'Nos formamos combativos y la inercia persiste': Morena Michoacán

INE, sobre el escritorio

IEM, el juego

Los prematuros aspirantes

Alfonso Martínez

Toño García en anteprecampaña

Manotazo gubernamental

2020, la lupa

La carta de la ya ex aspirante a la CEDH

Buenavista, otra vez Buenavista...

Un cantautor hacia la gubernatura

Congreso, unos tipos de cuidado

Morena, la piedra en el zapato

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida