Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Mujeres en la política
Viernes 9 de Marzo de 2018
A- A A+

Ha pasado ya más de un siglo desde que un movimiento feminista comenzó a generar una transformación en México para ir estableciendo condiciones menos abismales entre hombres y mujeres en el terreno político.
Sin embargo, fue hasta 1916 cuando tres estados de la República establecieron por primera vez el derecho para que las mujeres pudieran votar y ser votadas: Chiapas, Tabasco y Yucatán, y es hasta 1938 en que logran ellas ganar la primera alcaldía en su historia, con Aurora Meza, en Chilpancingo, Guerrero.

Para 1947, a nivel nacional, se establece el derecho de las mujeres a votar y ser votadas, pero únicamente para procesos electorales municipales, no de diputaciones locales y menos federales. Y es hasta 1953, casi medio siglo después de iniciado aquel movimiento de 1907 a 1911, en que el entonces presidente Adolfo Ruiz Cortines establece la plenitud de este derecho para la mujer en México.

De llegar por la vía plurinominal, el priista Jesús Sierra demostrará en la próxima Legislatura michoacana lo que es ser un congresista de altura…
De llegar por la vía plurinominal, el priista Jesús Sierra demostrará en la próxima Legislatura michoacana lo que es ser un congresista de altura…
(Foto: Cambio de Michoacán)


En el Diario Oficial de la Federación se publicó: "Son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: habiendo cumplido 18 años, siendo casados, o 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir". Ser ciudadanas, le abría a las mujeres la posibilidad de manifestarse en las urnas para, ahora sí, cualquier elección.
Pero aún tuvieron que pasar varios años para que las mujeres comenzaran a conquistar espacios importantes en política. En 1965, María Lavalle se convierte en la primera mujer senadora, y para 1979, Griselda Álvarez logra en Colima la primera gubernatura para ellas.

En 1988, Rosario Ibarra es designada la primera mujer candidata a la Presidencia de la República, pero a la fecha esa elección ha sido ganada por hombres.
Para este 2018 solamente dos mujeres figuran entre los presidenciables: Margarita Zavala y la indígena María de Jesús Patricia Martínez, Marichuy, ambas por la vía independiente y sin que ninguna aparezca como favorita en las encuestas. Bueno, ni siquiera en un nivel de competir.

Ha sido, pues, largo el camino de las mujeres para abrirse paso en esa sinuosa brecha para conquistar cada vez más los espacios políticos que históricamente habían sido destinados al hombre. Ha habido avances pero aún queda un buen trecho por recorrer.

En el caso Michoacán, hoy en día solamente el cuatro por ciento de las 113 presidencias municipales son ocupadas por mujeres, y en el Congreso local nunca han logrado superar o igualar las diputaciones en manos de los hombres. Hoy tienen 17 de las 23 posiciones posibles.

El marco jurídico ya está puesto, y perfiles los hay, de sobra, para seguir escalando desde todos los colores e ideologías.
Los nombres de Silvia Estrada, Julieta López, Fabiola Alanís, por un lado; o los de Adriana Hernández Íñiguez, Xóchitl Ruiz, Daniela de los Santos, en otro flanco, o el de Macarena Chávez, Luisa María Calderón y varios tantos más, son una muestra de ello.

Nada es lo que parece



Y bueno, resulta interesante lo que aparece en redes sociales en la región de la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas.
Para empezar se delinea que desde un 65 y hasta un 400 por ciento fue lo que aumentaron durante el primer mes de 2018 los delitos de narcomenudeo, robo a domicilios y lesiones dolosas, según informó la organización civil Semáforo Delictivo.

En su reporte señalan que en el caso del tráfico de drogas, presentó cinco denuncias, las cuales, en comparación con 2017, 2016 y 2015, representaron un incremento del 400, 300 y 200 por ciento.
En cambio, en lo que corresponde a las agresiones y atracos, sus cifras ascendieron a 28 y diez, mientras que su porcentaje finalizó con un aumento del 65 y 67 por ciento.

Por otro lado, rubros como homicidios, robos cometidos a domicilios y vehiculares cerraron enero con dos, tres y 28 casos. Cifras que si se cotejan con los primeros 31 días del año pasado, representan una disminución del 80, 57 y 43 por ciento.

Asimismo, delitos de la talla de secuestro, extorsión, violación y feminicidio no presentaron incidencia alguna, indica por último Semáforo Delictivo.

Conjuro



De llegar por la vía plurinominal, el priista Jesús Sierra demostrará en la próxima Legislatura michoacana lo que es ser un congresista de altura…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano

Morena, por todas las canicas

El misterio moronista

Y, le faltó reelegirse

El tambalear de la zona económica

Rebelión en la Costa Sierra michoacana

PARES, mujeres congresistas

Encesta Michoacán y desafía a EU

El juego por el fiscal general

Morelia, el temor con Morón

Catapulta

TEEM, tiempo, tiempo…

La lucha de Cherán en letras

La prisa de los diputados locales

PRI, más que el PRD…

Morena, los ante precandidatos

AMLO, líneas gubernamentales

UMSNH, elecciones 2018

De trompetas y Trump-Etillas

Taretan

El debate anunciado

Morena, candidato de armas

Nurio, tambores de guerra

El perverso orgullo morenista

El polémico Morelos post mortem

PT, ¿jugando con fuego?

Candidatos, renuncias y sustituciones

La Nahuatzen se incendia

Mesa de Gobernabilidad, dos puntos, dos…

UMSNH, secuelas

ZEE de LC, otro mundo

Comunidad modelo

Los candidatos pendientes…

Meade, oxígeno puro

Tras los incendiarios…

Rumbo a las campañas locales

Plurinominales, tambores de guerra

Paridad de género, una relación tortuosa…

Candidatos, el juego de la Auditoría

El ladrón que dejó de ser perredista

PRD, escupir para arriba

Salud, escupir hacia arriba

Un intento de debate senatorial

Fausto, con todo

Fausto sabe que tendrá que enfrentar una permanente guerra sucia

Lo mío no es necedad de seguir en la política: Fausto Vallejo

“No quiero saber nada del PRI”: Fausto

Maribel, focos rojos intempestivos

CNTE, ni a Zapata

Juntos hubiesen hecho historia

Gobernabilidad, independientes sin lugar

Campañas pálidas

Judicial, el otro poder…

De coaliciones y candidaturas comunes

Vuelta a la hoja del “matón”

¿El Loco Mireles?

Galimatías del PRI en Morelia

Violencia, esa percepción

Viene la guerra sucia

Cemide, sin tregua

¿Y los golpes financieros al crimen?

SPUM, el otro nepotismo

El plantón del IEM

Relevos en el gabinete, sin problemas: Gobernador

Tiripetío, carne de cañón

AMLO, cobijo al viejo PRI

Opera CJNG en Michoacán a través de franquicias

Orden en huertas de aguacate; no contra la producción sí contra del caos: Silvano

Mujeres en la política

Vandalismo partidista

Sobre los diputados chapulines

UMSNH, alerta roja

La perversión de los ex autodefensas

De polos a polos

El cinismo de Pichardo

El dilema del alcalde moreliano

En defensa del alcalde

Alfonso Martínez, arriba

El llamado del aplacado Silvano

Meade en Michoacán

PRD, hasta las de la casa

PRI, golpe al estilo castillista

Quién en la política interior

Marko, actitudes porriles

Independientes, la exclusión

Torres Piña vs García Conejo

Fausto, contracorriente

STJE, el amago sindical

La Conspiración

CNTE, las cifras que dicen más que las marchas

Un Vallejo contra Felipe Calderón

Yankel, el primero

CNTE, la lucha en redes

El Mosh

Un acuerdo incompleto

De Ostula a Paracho

El ocaso de Manuel Guillén

CNTE, métodos obsoletos

Sin vergüenza ante la Copecol

PRI en Michoacán, la lucha interna

“Si no se la comen, se la llevan…”

CNTE, bonos de qué, por qué…

El regreso de Fausto

Michoacán 2017, en finanzas el atorón

PRI, la lucha por Morelia

De Cristóbal a Godoy, pasando por Morón

PRD, la disputa por el Senado

UMSNH y el humo blanco

Morelia independiente

Congreso, reponer proceso

Las claves de la Ley de Seguridad Interior

Seguridad, hablar por hablar…

SPUM, la nomenclatura ataca

UMSNH, auditoría forense

Cabildo de Morelia, bajo la lupa

El reto del IEM, una App funcional

AMLO en tierras michoacanas

Michoacán, nadie con Meade

INE, menos recursos

Relatoría silvanista de un viaje a China

El Balsas, el otro bastión del crimen

STJE, la intromisión del Legislativo

Y nada de aquel martes…

UMSNH, la partidización

Nahuatzen, jugar con fuego

El aspirante presidencial michoacano

Represión elevada al amarillismo